Mercado abierto

Despegamos

Despegar es el verbo de moda. Aena lo hace hoy en bolsa en la mayor OPV española desde 1997. Ana Pastor, la ministra, dice que el gestor español de aeropuertos está valorado en 19.400 millones de euros. Verdad a medias porque el valor de mercado a precio de colocación es de 8.700 millones, y el resto es deuda. Aena llega a bolsa en el precio máximo de la banda orientativa, 58 euros, quizás para que nadie puede decir que se malvende lo español, me sugiere Javier Flores desde Asinver. Pero ya he comentado que despegar es el verbo de moda, y ya ha despegado la campaña electoral, y todo cuenta (o todo resta).

El despegue del 18% del dólar en los últimos siete meses hace sufrir a las empresas estadounidenses: la última en reconocerlo ha sido Coca Cola

Por cierto que en estas elecciones todavía depositaremos manualmente la papeleta en la urna, pero cualquier día un día un robot volador votará por nosotros. En Singapur ya hay drones camareros; planean desde la cocina con el rollito de primavera de turno y gracias a sensores infrarrojos que les impiden colisionar, entregan el pedido sano y salvo al cliente. El problema es el coste: entre 8.000 y los 40.000 euros por camarero-dron, demasiados billetes para un despegue. Hablando de billetes, el despegue del 18% del dólar en los últimos siete meses hace sufrir a las empresas estadounidenses: la última en reconocerlo ha sido Coca Cola, quien cifra en un 10% el impacto negativo en el beneficio trimestral de la apreciación del billete verde. Amazon habla de un impacto de 895 millones de dólares en la facturación, Apple lo cifra en el 4% de los ingresos, mientras la farmacéutica Pfizer o el fabricante de productos para el hogar Procter & Gamble (que vende el 60% de sus productos fuera de Estados Unidos) dan horquillas de impacto en balance para 2015 de 2.800 y 1.400 millones respectivamente.

No se preocupen. No todo es negro. El despegue de la producción de energía vía fracking en EE.UU. es una de las causas de la bajada del precio petróleo y va a permitir que muchas empresas reduzcan sus costes energéticos y que el ciudadano de a pie tenga más dinero para consumir. Ese despegue del consumo y bajada del precio de la energía apoya en un porcentaje muy importante el crecimiento de la economía estadounidense: solo en enero, firmas automovilísticas como Chrysler registraron el mejor mes de ventas desde 2007 por estos dos factores, y a estas horas la Federación Nacional de Minoristas se frota las manos ante la celebración del día de San Valentín el próximo sábado. Se espera que con la excusa de esta fecha, los estadounidenses gasten un 6% más que el año pasado, 18.900 millones de dólares, y sólo en joyas el gasto subirá un 21,1% hasta 4.800 millones de dólares, la cantidad más alta desde 2010. ¿Esto es o no es que el amor está despegando con fuerza? Debe ser que en España no estamos tan enamorados que el despegue de la economía no arroja porcentajes tan llamativos con una excepción: el sector del turismo, que ha registrado visitas récord de 64,99 millones de extranjeros en 2014, un 7,1% más. Turistas que en su mayoría han puesto su primer pie en nuestro país a través de un aeropuerto, a veces rentable y a veces no, de los que gestiona Aena. Y hoy Aena despega en bolsa. ¿Cómo será el vuelo?


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba