Mémesis El gesto machista de Julio Iglesias que retrata su carrera

Resulta que se ha viralizado en Twitter un vídeo de Julio Iglesias. El actor y cómico Dani Martínez ha publicado un extracto de un concierto de 2011 donde el celebérrimo besaba en los morros a una fan desconocida que subía entregada a bailar con él en el escenario. Por supuesto convenientemente elegida y filtrada por el maestro de ceremonias.

El público y todas las groupies jalean el ósculo mientras la víctima se sonroja sin poder moverse y con su cabeza atrapada entre los brazos de artista. Solo es un segundo, un pequeño instante donde puede apreciarse su cara de pánico. Pronto desaparece.

Es el regate de un ‘genio mundial’ con bula para todo. Un talento indiscutible con un ramalazo machista que nadie se ha atrevido nunca a denunciar lo suficiente pero que define muy bien su figura y su carrera. Y sin tener que acudir a testimonios de terceros.

La escena continúa con Dios revoloteando sobre su presa y haciendo todo tipo de comentarios y gracias sexistas mientras el público ríe sus chulerías. Ella baila cegada por el mito sin perder la compostura. Un poco más tarde vuelve a atrapar con fuerza a su presa para besarla y para pedirle su teléfono. Ridículo.

Un momento del 'espectáculo'.

La chica parece estar ya en el paraíso, no está molesta, o no lo parece, es la clave de las groupies para que todo esto parezca normal y funcione. Tu héroe consigue hacerte feliz desde una posición de privilegio, sometimiento y mala educación… y te compensa. ¿Por qué va a estar mal si nadie sufre? Todos a aplaudir, ¡machote!

La mayoría abrumadora de los comentarios al gesto en Redes Sociales van por esa línea: ”..fiera, máquina y crack!...A esta aún le están temblando las piernas “, “No es listo ni na el pichafloja ese”, “¡Qué cachondo!”...pruebas que demuestran una situación asumida como ejemplar por una sociedad descaradamente atrofiada.

Pero este gesto no es lo peor. Es la actitud que viste al personaje. No es la primera vez, es un ademán que el artista ha interiorizado y repetido en entrevistas, conciertos, programas de televisión y varietés durante toda su carrera y con mucho éxito. Es su carta de presentación. Soy el macho y dejo claro que todas las mujeres tienen que revolotear y asentir bajo mi zona de confort. Además de artista de éxito soy hombre y por eso tengo privilegios por encima de la educación y del respeto. Su hijo también ha aprendido el método.

Los besos forzados de Julio en la boca son más clásicos que sus hits. Fuente

Es bien sabido que Julio elige siempre a sus entrevistadoras para intentar jugar desde su posición de privilegio y así coquetear con su víctima.  Es parte del juego de su consentido personaje. Si quieres la entrevista deja que te humille.  Amante, caradura, mujeriego y pasional… 300 millones de discos vendidos. Docenas de mujeres humilladas. Funciona.

Besos robados lo llaman.

Nadie más allá de sus parejas le ha puesto un ‘pero’ nunca. Todo lo contrario, es la gracia de su personaje. Pertenece a esa estirpe indultada de Bertines, Arturos Fernandez y Julitos. Macho ibéricos mundialmente respetados y reidos hagan lo que hagan. Soy un machista y lo sabes!

No es su problema, es el de todos. Todo es parte de la complacencia de una sociedad sexista para con sus mitos. Permitir a los hombres en la cúspide ejercer y potenciar su dominio por el simple hecho de ser hombres, ricos y famosos... el talento es siempre la disculpa.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba