Mémesis

Irán ayer y hoy. Mucho más que unas fotos virales

Equipo de baloncesto Iraní femenino antes y después de la revolución de 1979
Equipo de baloncesto Iraní femenino antes y después de la revolución de 1979 Parstimes.com & Erfan Khoshkhoo

Circula en las redes sociales un par de fotos olímpicas que parecen no estar en el orden correcto. La fotos del equipo femenino de voleibol de Irán en 1974 y en las presentes olimpiadas con sus respectivos uniformes diseñados por las autoridades vigentes (siempre hombres, por cierto).

El meme es bastante antiguo e impreciso. La primera foto trata de los juegos asiáticos de 1974 y la segunda es de una competición de 2013 y no de los juegos de Río (Irán no ha participado en la disciplina). Pero la sucesión deja meridianamente clara la involución en logros sociales de la mujer en lo que todavía es para muchos Persia. Las sospechas son fundadas.

En la web oficial de la federación iraní de voleibol, por ejemplo, hay decenas de fotos oficiales de vóley masculino pero ni una del femenino, ni siquiera en vóley playa. La mujer es un accesorio.

¿Cómo ha llegado Irán a esto?

Playa de Anzali antes de la revolución y después. Fuente, 2

No es un meme feminista, es la puta realidad de un país sometido por completo a una religión por culpa del jomeinismo llegado al poder tras la gestión nefasta del Sha y siete décadas de monarquía constitucional absolutista. La religión aglutinó el populismo desencantado con el régimen desastroso de Mohammad Reza Pahlavi. Un clásico de la historia condenado a repetirse una y mil veces.

Parlamentarias iraníes antes de la revolución y después. Fuente

Todo va relativamente fluido hasta mediados de los 70. EE.UU y Gran Bretaña llevan tiempo invirtiendo en el país como grandes aliados del Sha, que cambia libertad cultural y modernización por control político y represión de toda la disidencia. Se produce una rápida industrialización del país. Grandes infraestructuras y avenidas en Teherán, centros comerciales con marcas occidentales. Los ricos son cada vez más ricos… es la llamada “Revolución blanca”.

Auxiliares de vuelo Iraníes en 1960 y hoy. Fuente, 2

Se adoptan las formas occidentales en educación y en la moda. Se prohíbe el velo obligatorio y las mujeres visten y viven como en Europa. Pueden votar, se pueden divorciar y gozan de educación secundaria gratuita y ayudas para la Universidad. Hasta tienen puestos de responsabilidad en las grandes empresas y pueden —o no— abrazarse libremente al Islam.

Se podía elegir. Hoy no.

Portada de una revista para mujeres antes y después de 1979. Fuente.

Pero este falso equilibrio termina por romperse. Además de la modernización también se importan los pecados de occidente. El detonante de la crisis social no es la sublevación religiosa de los musulmanes chiítas ni un golpe de Estado sino una crisis económica galopante a mediados de la década que afecta a todo el país.

La gente se mueve antes cuando le tocan el bolsillo, no el crucifijo o el velo.

Equipo nacional de natación en 1974 y la nadadora iraní Elham Asghari. Fuente, 2

La inflación se dispara por la gestión y el dispendio, la corrupción crece, los beneficios del petróleo se distribuyen irregularmente y no llegan a las clases más bajas, se impone una frustración y rechazo cultural por adoptar un modelo importado demasiado rápido, el Sha acaba con el multipartidismo político y utiliza al SAVAK como su ‘policía del pensamiento' para imponer su dictadura.

La calle se levanta.

Las manifestaciones contra el Sha se iniciaron en octubre de 1977 convirtiéndose en una campaña de resistencia de careta civil con el islam detrás agazapado buscando su momento.

El Shah fue visto por muchos como un títere de Estados Unidos cuya imposición cultural suponía un ultraje a su historia y eso lo aprovechó el islam verdadero como vector incendiario para hacerse su hueco en todos los estamentos sociales. A partir de ese momento toda la cultura occidental era rechazada. Hasta hoy.

Y llegó el Viernes Negro. El 8 de septiembre de 1978 (17 de Shahrivar en el calendario persa) el ejército disolvió una manifestación pacífica con tanques y helicópteros artillados en la capital. Una masacre. El pueblo se reveló aún más y dejó su libertad en las manos de ese islam verdadero. El Shah huyó y el Imam Jomeini llegó del exilio para proclamar poco más tarde la República Islámica de Irán.

Hoy en Irán no existe la libertad de expresión, la libertad de reunión, la libertad de culto, el derecho a la información, el derecho a la debida defensa en juicio, la igualdad de derechos de la mujer y los gais. Existe la tortura, la pena capital, las detenciones arbitrarias, y los juicios sumarísimos. Basta ver el informe de Amnistía Internacional para hacerse a la idea.

Pero también hay disidencia. Las mujeres se cortan el pelo para salir a la calle sin hiyab e intentar esquivar las duras políticas de moralidad imitando el aspecto de los hombres, que son los que diseñan estas normas imposibles. Ellas ahora no pueden elegir hacer otra cosa.

Las mujeres se visten también de hombres para ir a los partidos de fútbol sin ser ultrajadas por la dictadura moral.

گیر کرده ام بین برق اشکهای عبدالله ویسی یا این نگاه مصمم خیره به لنز گوشی . بین آن ناباوری ازقهرمانی یا این باورقدرتمند ... Posted by Pejman Rahbar on sábado, 14 de mayo de 2016

Las mujeres también comparten sus fotos sin velo en las Redes Sociales para intentar reivindicar su libertad de no llevarlo. La página ‘Mi sigilosa Libertad’ cuenta con un millón de seguidores en Facebook y centenares de ejemplos.

Algunos hombres también se han sumado a su lucha poniéndose el hiyab como protesta.

Ojalá esta historia se pudiera contar al revés.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba