¿Qué diablos está pasando en el libro de mi hijo?

Un hilo en Twitter denuncia una 'escena siniestra' en el fondo de un libro de texto infantil y decenas de padres se apuntan al juego. La caza de referencias adultas en textos o material infantil es un clásico de las redes. Recientemente Netflix ha retirado un episodio de la Abeja Maya por la aparición de un actor secundario algo 'fálico'. No son los libros, no son las series, son los ojos obscenos de quienes las miran... ¿O no es así?

Cosas que pasan en los libros infantiles @chiefbrody1984

Ed Brody, un usuario de Twitter, colgó recientemente dos fotografías de un libro de texto del hijo de un amigo, de cuatro años de edad. En ambas ilustraciones puede observarse, en segundo plano, una escena de interpretación algo siniestra. Tres hombres mayores que están charlando desaparecen tras un seto ante la sorpresa de otra mujer... ¿Qué están haciendo?

-------------

El libro pertenece a la serie de "The Magic Key", una publicación infantil de —nada más y nada menos— la Universidad de Oxford. Escritos por Roderick Hunt e ilustrados por Alex Brychta cuentan las peripecias de tres personajes; Biff, Chip y Kipper Robinson desde 1985. Un material utilizado desde entonces para la educación de niños de cuatro a nueve años en el 80% de las escuelas británicas.

No es la primera vez que alguien viraliza una de las ilustraciones de esta serie con algún que otro 'sospechoso garabato' que hace dudar de la intencionalidad del autor.

-------------

La escena del supuesto 'dogging' o cancaneo que se ha viralizado esta vez ha dado pie a que otros padres se apunten a la denuncia humorística de contenido similares 'pescados' en otros tantos libros. Escenas infantiles con 'huevos de pascua' para adultos que hacen levantar sospechas o delatan la obscenidad solo de quien los descubre.

Desde la cara de este profesor que observa 'lascivamente' como se cambian sus alumnos...

El profe indiscreto @PhilSands8

A la típica escena sacada totalmente de contexto...

-------------

Según algunos fanáticos seguidores del ilustrador, Alex Brychta, los 'caramelos' del artista en las aventuras de  Biff, Chip y Kipper son un clásico intencionado. Detalles que solo pueden ser interpretados maliciosamente por un adulto y que sirven para captar su atención en la lectura conjunta con los hijos.

¿Por qué tiene esa mala cara la profesora? [Pista: letras de los cubos]

-------------

Referencias siempre imposibles de entender por los más pequeños. Atención a Hitler y su perro:

-------------

En realidad, la mayoría de las veces no son más que interpretaciones torticeras de lectores adultos con mucho tiempo libre. Otras —las menos— son golosinas que deja el autor para captar la atención de padres o adolescentes despistados.

-------------

La interpretación soez y chabacana solo es posible conociendo las connotaciones lascivas que los adultos aportan a los personajes infantiles. Totalmente inocuo para los niños. 

A Teddy no le preocupa la bañera, prefiere sentarse y mirar. culturainquieta.com

Aunque a veces sea imposible obviar la responsabilidad o intencionalidad del autor. ¡Mira tío, eso es un culo como una catedral!...

¿Beso o culo? culturainquieta.com

...en la mayoría de las ocasiones se trata de desafortunadas y muy gráficas coincidencias:

Comparación huesos del hombre y del caballo boredpanda.es

Necesito chicos para la isla del placer boredpanda.es

La Universidad de Oxford ha salido al quite rápidamente cuando el Tweet de Ed se ha viralizado, contestando al autor del descubrimiento con la clásica frialdad británica:

"Interesante descubrimiento pero faltan algunas páginas en este título. Podemos asegurarle que nada inconveniente pasa detrás del arbusto"

-------------

Etiquetas: libros infantiles, Agentes secretos, Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, Ministerio de Defensa