Mémesis

Mejor rezar en silencio por París que hacer el ridículo a gritos en Redes Sociales

Los atentados de París sacan lo mejor y lo peor nuestro en redes sociales

París
París @LesCartons

Noche de terror en París. Una jornada manchada de rojo que marcará odios, calendarios militares y libros de historia. El dolor, la empatía con las víctimas y la vergüenza de compartir especie con los asesinos ha protagonizado la mayoría de los pensamientos y opiniones públicas y privadas en la noche más triste del siglo en Francia.

Pero también las miserias, las opiniones oportunistas, la mala praxis periodística, la demagogia y la propaganda ideológica han sobrevivido a este caos informativo del 13N. Y todo queda igual de escrito para escarnio de sus autores. Da igual la categoría o condición de estos. Hay anónimos, periodistas, políticos, presentadores, humoristas, cuentas parodia o tuitstars con grandes aptitudes para convertirse en cuñados del año.

Las Redes Sociales permiten vivir en directo lo que hace 20 años pasaba por el tamiz de mil periodistas. Desde el primer disparo hasta que termina el terror podemos vomitar sentimientos, escupir insultos o ir narrando como reporteros de pacotilla nuestra Tercera Guerra Mundial. NO hace falta opinar de todo y menos con la sangre aún hirviendo.

El terror no cambia a las personas, simplemente las descubre. Cuando no sabemos conservar la calma ante una situación de pánico desnudamos nuestra verdadera personalidad y disparamos como pollos sin cabeza en todas direcciones. El miedo nos convierte en tremendos gilipollas que ponen a trabajar las neuronas en la primera sinapsis que pillan. Antes nos acurrucábamos en el sofá detrás de una radio o televisión, ahora tenemos una cuenta de twitter para vomitarlo.

En este comportamiento no hay ideología. Podemos ser extremadamente repugnantes desde la derecha, la izquierda o el solicitado centro. La realidad es que tanto la violencia como la estupidez son patrimonio de nuestra especie, no de un partido. Aprovechar una desgracia para meter tu coletilla ideológica es tremendamente oportunista e irresponsable. Aunque sea un derecho legítimo e imprescindible.

También los medios y algunas marcas han aportado su granito de arena en esta playa del mal gusto. Bien para intentar vender su marca, por pura estupidez, prioridades ridículas o por la mala elección de sus recursos a la hora de informar. Algunos han rectificado borrando el Tweet, otros entienden mal el orgullo.

Buscar justificaciones o argumentos políticos de actualidad a un atentado desde la primera bala es una falta de respeto a las víctimas y a la inteligencia... pero funciona. Los líderes del cuñadismo tienen centenares de palmeros que abrochan entre vítores sus vomitonas sin esperar mucha reflexiones profunda. Así es Twitter. El duelo es un ejercicio muy sano para el autocontrol que se inventó para algo. Aunque en este caso haya más de oportunismo para ganar visibilidad que inteligencia.

En esta categoría destacar un ejemplar en peligro de extinción por deriva genética y selección natural. Busco visibilidad con experimentos que disculpen algo mi estupidez.

Incluso forzar sutilmente un comentario o rescatar un recuerdo personal para mostrar empatía —aunque seas líder político de opinión— también es un error de bulto. "Yo, yo... y solo yo". Los protagonistas no somos nosotros sino las víctimas. Quizás es la fuerza de la costumbre o la resaca de un Community Manager un sábado por la mañana.

El problema no es patrimonio de la que llaman nuestra nueva política. Otros grandes líderes de opinión, llamados a presidir el futuro, también buscan el voto fácil con el oportunismo de una tragedia (la de enero y la de ahora). Lo peor, el Mundo está en sus manos, no en las nuestras.

Todo esta corriente de opinión banal que han levantado los atentados se desmonta con la misma brevedad y rapidez con la que ha nacido. Basta un poco de cordura para asentir, agachar la cabeza y lamentarse de tanta estulticia.

...aunque luego por mucha información que tengamos al alcance, por mucho esfuerzo que se haga en concienciar habrá gente que no volverá nunca de su planeta.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba