Dejó de cotizar en la Bolsa de Londres el pasado miércoles

La cadena británica de videojuegos Game se declara en concurso de acreedores

La compañía, líder en Europa en el sector de los juegos para ordenador y consolas, calcula que las pérdidas anuales a finales de enero podrían alcanzar alrededor de 18 millones de libras (21,5 millones de euros).

La cadena británica de tiendas de videojuegos Game Group se ha declarado este lunes en suspensión de pagos, lo que supondrá el cierre inmediato de la mitad de sus 600 establecimientos en el Reino Unido e Irlanda y el despido de 2.104 empleados. La compañía, que tiene tiendas también en España, Francia, Portugal, República Checa, Escandinavia y Australia y un total de 10.000 trabajadores, ha sido víctima de unos "costes fijos muy altos" y "una expansión internacional muy ambiciosa", según los administradores PricewaterhouseCoopers (PwC).

Un total de 333 tiendas en el Reino Unido, en las que trabajan 2.814 empleados, permanecerán abiertas mientras la compañía encuentra un comprador, aunque todavía no se ha detallado cuáles serán los establecimientos afectados. "Nuestro prioridad es continuar con el negocio con normalidad mientras continúa la venta", explicó hoy uno de los administradores, Mike Jervis.

Game Group, que dejó de cotizar en la Bolsa de Londres el pasado miércoles, anunció sus planes de declararse en suspensión de pagos después de que los proveedores dejaran de suministrar material a las tiendas. Un consorcio de bancos, encabezados por Royal Bank of Scotland, podría ser uno de los tres posibles comparadores, junto a su rival estadounidense Gamestop y OpCapita, propietaria de la cadena de electrodomésticos Comet.

El anuncio de la suspensión de pagos coincide con la noticia de que las ventas de videojuegos superaron por primera vez las de películas en 2011, según las cifras presentadas el pasado jueves por la asociación británica de tiendas de entretenimiento (ERA, en sus siglas en inglés). Los datos revelan cómo el videojuego, ya sea en formato físico para consolas y ordenadores, aplicaciones para móviles y descargas digitales, se ha convertido en la primera industria del sector del entretenimiento en el Reino Unido, con unas ventas que alcanzaron los 1.930 millones de libras (2.310 millones de euros) en 2011.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba