Medios

Las TVs arremeten contra Soria en una carta por su intención de eliminar nueve canales de TDT

La patronal Uteca, que agrupa a Mediaset, Atresmedia, Vocento y Unidad Editorial, señala al ministro de Industria como responsable de "reducir la pluralidad informativa" y de "poner en riesgo" numerosos puestos de trabajo del sector audiovisual. Piden otra vez al ministro que se siente a negociar para llegar a una solución. El Supremo ordenó en diciembre que cesen las emisiones de esas frecuencias... 

Guerra total entre el Ministerio de Industria y las televisiones privadas. Este jueves la patronal Uteca, que agrupa a Mediaset, Atresmedia, Vocento y Unidad Editorial, ha hecho pública una carta abierta al ministro de Industria, José Manuel Soria, al que señala como responsable del conflicto sobre los canales de la Televisión Digital Terrestre (TDT). Entre otras cosas, las televisiones aseguran que la decisión de Industria de pedirles el cierre de los canales supone "reducir la pluralidad informativa" y "poner en riesgo" numerosos puestos de trabajo del sector audiovisual. En su misiva, firmada por José Manuel Lara y Alejandro Echevarría, los grupos mediáticos piden otra vez al ministro que se siente a negociar para llegar a una solución. El Tribunal Supremo ordenó en diciembre que cesen las emisiones de esas frecuencias. 

Los dos primeros párrafso de la misiva, enviada a los medios, son demoledores: "Queremos hacerle llegar esta carta con el fin de hacer pública y oficial nuestra más absoluta perplejidad y disconformidad con la resolución que desde la Secretaria de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información (SETSI) se remitió a nuestros asociados la semana pasada, y en la que se requiere a los cuatro operadores nacionales de televisión el cese de emisiones de nueve de los veinticuatro canales que actualmente emiten a través de la TDT, antes del 6 de mayo". "El cese de emisiones de nueve canales de televisión al que se nos está forzando supone una situación sin precedentes en cualquier democracia, un ataque a los derechos de los ciudadanos, que van a ver reducida su capacidad de elección y una significativa merma de los canales que ofreció la transición de la televisión analógica a la digital, mayoritariamente gratuita". 

"Un importante número de puestos de trabajo, directos e indirectos, se pondrán en riesgo con esta decisión"

Los grupos mediáticos tildan de "preocupante reducción de la pluralidad informativa y de ocio" la decisión de Industria. Una decisión que, a su juicio, "implicará un impacto económico en toda la industria audiovisual española". En su opinión, se verán afectados "productoras, creadores, artistas, proveedores tecnológicos y otros muchos actores implicados en la cadena de valor del audiovisual se verán afectados". Incluso, las empresas van más allá: "Un importante número de puestos de trabajo, directos e indirectos, se pondrán en riesgo con esta decisión". "A ello se suman los millones de euros invertidos para poner en marcha estos canales, y que, con su cierre forzoso, simplemente se perderán".

Problema para la 'marca España'

Las televisiones privadas aseguran, incluso, que los planes de Industria suponen un varapalo para la 'marca España' porque "la inseguridad jurídica y la incertidumbre regulatoria que se desprenden de esta decisión están provocando la paralización de futuras inversiones, y que empresas tanto nacionales como internacionales se cuestionen la idoneidad de instalarse en nuestro país y de invertir en nuestro sector audiovisual". Y, sin lugar a dudas, señalan a Soria como culpable. "El requerimiento que han recibido los cuatro operadores nacionales de televisión es el resultado de una incomprensible y alarmante inacción por parte de su Ministerio y un intento de dar carpetazo final a una situación que durante 18 meses Uteca se ha esforzado por solucionar de forma cordial y beneficiosa para todas las partes".

Las televisiones privadas afirman que "se está a tiempo de evitar las desastrosas consecuencias de esta resolución"

Atresmedia, Mediaset, Vocento y Unidad Editorial muestran una vez más su disposición a sentarse a negociar con Soria una solución a este embrollo. "Creemos que aún se está a tiempo de evitar las desastrosas consecuencias de esta resolución, y como siempre, le manifestamos nuestra permanente disposición de reunirnos con usted y sus colaboradores con ese fin". Y, para finalizar, abren la posibilidad, como han hecho en los últimos meses, de llevar a los tribunales este asunto. "Estamos decididos a emprender todas las acciones legales necesarias para la defensa de nuestros derechos y los de los telespectadores, a quienes se quiere condenar a ver drásticamente reducida la oferta de información y entretenimiento, de la que actualmente disponen". 

Ultimátum del Supremo tras 18 meses

La pelea entre las televisiones e Industria se ha agravado en los últimos días. A finales de la pasada semana el Tribunal Supremo emitió un requerimiento que suponía un nuevo varapalo al Gobierno. Los jueces ponían en evidencia a Soria por su tardanza en cumplir la sentencia que obliga al cese de emisiones de nueve canales mencionados. Insistían en pedir al departamento de Soriaque indicase "el órgano concreto responsable del cumplimiento íntegro y efectivo". Recordaban al Ejecutivo que tiene hasta el próximo 6 de mayo (apenas cuarenta días de plazo) para cumplir el fallo. Además, remarcaban a los gobernantes que su demora para aplicar la decisión judicial no estaba justificada. Y aseguraban que no existe complejidad alguna: los canales deben dejar de emitir. Y punto. Ante este movimiento de los magistrados, Industria instó a los grupos mediáticos a que sus canales dejen de emitir. 

Si Industria cumple la sentencia del Supremo, Atresmedia perderá tres canales, Mediaset dos, Vocento dos y Unidad Editorial dos

Ya van 18 meses de polémica irresoluta. A finales de 2012 el Supremo sentenció que una serie de canales de la TDT fueron adjudicados irregularmente (sin el pertinente concurso público) por el Gobierno de Zapatero. En marzo de 2013 el Ejecutivo del PP anunció por sorpresa que haría cumplir esa sentencia. Los grupos mediáticos, furiosos, recurrieron. En diciembre, los mismos jueces dictaron una auto para dejar claro que son nueve los canales que deben cesar sus emisiones (tres de Atresmedia, dos de Mediaset España, dos de Vocento/Net TV y dos de Unidad Editorial). Entretanto, el Ejecutivo lleva meses deshojando la margarita, los grupos mediáticos presionan para no quedarse sin sus licencias y otros actores reclaman que se saquen a concurso para entrar en el mercado.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba