Medios

Galiano no descarta la fusión con Vocento, pero sus jefes ya no tienen prisa por culminarla

Rizzoli quería una solución para Unidad Editorial antes de final de 2014, pero los “buenos” datos publicitarios de su filial española en el tercer trimestre han hecho que se reduzca su prisa y se congelen, por el momento, las negociaciones para su fusión con Vocento.

Antonio Fernández-Galiano dirige Unidad Editorial
Antonio Fernández-Galiano dirige Unidad Editorial Archivo

Antonio Fernández-Galiano niega que Unidad Editorial y Vocento se planteen fusionarse, pero no descarta que negocien en un futuro cercano, ni que estas dos empresas alcancen un acuerdo para formar un nuevo y más potente conglomerado mediático. Así lo ha dado a entender el consejero delegado de Unedisa en declaraciones a Vozpópuli, dentro de un periodo de tiempo en el que Rizzoli, empresa italiana propietaria de este grupo, ha detectado un motivo para la esperanza en los resultados publicitarios conseguidos en el tercer trimestre por su deficitaria filial española.

Las pretensiones de los italianos eran las de buscar una solución para Unidad Editorial antes de final de 2014, ante la falta de signos de recuperación que presentaba su empresa en España. Por eso, plantearon acciones como la de deshacerse de alguna de sus cabeceras o la de negociar con Vocento para tratar de lograr un acuerdo para fusionarse.

Según ha podido saber Vozpópuli, las conversaciones no fructificaron por los importantes desacuerdos existentes entre ambos grupos sobre la estructura de la compañía resultante. Ninguna de las facciones quería sentir que perdía peso, frente a la otra, y fue imposible definir la cúspide de la nueva organización. En estos meses, hubo lugar para el optimismo, si bien, en este momento, las posturas parecen bastante alejadas, al haber cambiado las perspectivas de futuro de Rizzoli sobre Unedisa.

Los dos grupos han negociado durante meses, pero no han podido resolver sus importantes desacuerdos

Por eso, sorprende que Fernández-Galiano no deseche esa posibilidad, aunque en la conversación mantenida con este medio ha negado en rotundo la existencia, ahora mismo, de una negociación.

En Rizzoli dicen estar esperanzados

Hace unos días, altos directivos del conglomerado de medios italiano confesaron, durante una reunión, que los resultados alcanzados por Unidad Editorial en el tercer trimestre del año invitan al optimismo. Fuentes presentes en el encuentro aseveran que el consejero delegado del grupo, Pietro Scott Jovane insistió en que, en esta situación, no piensan en impulsar un acuerdo con Vocento, si bien no descartó del todo la posibilidad de venderlo si llegara una oferta irrechazable de otra empresa.

El ejecutivo destacó a los asistentes que Unidad Editorial es un pilar muy importante de Rizzoli actualmente, cuando -reconoció- los resultados que han obtenido en algunos países europeos, y en la propia Italia, han sido peores de lo que auguraban. Ante esta nueva situación, la que para muchos era considerada como la “oveja negra” de la compañía, ha ganado peso dentro del grupo, si bien Pietro Scott Jovane ha visto necesario mejorar aún más sus resultados económicos.

Unedisa deberá vender activos por valor de 100 millones de euros antes de septiembre de 2015

El responsable de las finanzas del grupo, Riccardo Taranto, también valoró en el encuentro el incremento de la factura publicitaria logrado por Unedisa durante el tercer trimestre, pero consideró fundamental para mantener la viabilidad de este grupo el vender activos por valor de 100 millones de euros antes de septiembre de 2015. En ese momento, vencerá una parte de la deuda a corto plazo de la compañía, cuyo pago ya ha sido aplazado por los bancos (se tendría que haber pagado antes del final de 2014). ¿Cómo estima Rizzoli que se podría obtener ese dinero? Entre otras cosas, deshaciéndose de sus dos licencias en la TDT. Desde luego, postores no van a faltar.

Pese a haber hecho públicos estos planes, ni el propio Fernández-Galiano se atreve a descartar que se retomen las negociaciones con Vocento para alcanzar una posible fusión. En la filial española, tampoco verían imposible que Rizzoli decidiera vender Unedisa si recibiera una oferta por su haber y por su debe. En el caso de que decidan acercarse a Vocento, saben que deberán tener en cuenta varios factores si quieren que fructifiquen las conversaciones, entre ellos, la dura posición que adoptan las familias que conforman este grupo a la hora de negociar (dentro y fuera de su seno), su lógico afán por no quedar relegados a un segundo plano tras la operación y, sobre todo, el argumento de que, en los últimos años, han sabido recortar gastos y ajustarse a los nuevos tiempos de una forma más eficiente que Unidad Editorial, lastrada por su enorme deuda y un gasto que, en varios frentes, se considera elevado.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba