Medios

Las presiones de Rizzoli obligan a Unidad Editorial a imponer una bajada salarial

Encallan las negociaciones entre la dirección y los empleados. Los directivos ponen como fecha tope para un acuerdo el próximo lunes, 30 de junio. La unificación de los convenios colectivos se aplaza mientras la plantilla de 'El Mundo' da por hecho que habrá fusión tras el verano... 

Los propietarios de Rizzoli Corriere della Sera (RCS) Mediagroup, matriz de Unidad Editorial, siguen presionando. Quieren y necesitan que la editora de El Mundo, Marca y Expansión mejore sus números. La única forma es reducir costes. Por ello, la dirección del conglomerado mediático español va a imponer recortes a la plantilla. Las negociaciones entre los directivos y los empleados para acordar una nueva bajada salarial han encallado. La compañía presidida por Antonio Fernández-Galiano ha puesto como fecha tope para llegar a un acuerdo el próximo lunes, 30 de junio. Ese día se reunirán por última vez las partes para decidir el futuro del grupo. Y, como siempre en este proceso, los directivos italianos tendrán la última palabra. 

En el génesis de las citadas negociaciones están las cifras negativas que cosechó RSC en 2013. Tras conocerse esos números, los dueños italianos de Unidad Editorial apretaron las tuercas a sus subordinados españoles. Y reclamaron recortes cuanto antes. Unos recortes que se aplicarían en el curso de las conversaciones pendientes para unificar en uno todos los convenios colectivos de los diferentes medios del grupo. Con la bajada de sueldos, la antigua Unedisa tenía previsto ahorrar unos 6 millones de euros al año. Los representantes de la plantilla, sabedores de la mala situación económica que vive la empresa, estaban dispuestos a aceptar la reducción salarial, siempre y cuando no se produjeran despidos.

Cambios

Todo parecía encaminado a llegar a un acuerdo hasta que en las últimas semanas los representantes de la empresa han cambiado de actitud. Primero se desmarcaron al cambiar el fondo de la negociación, puesto que ofrecieron centrarse en una reducción salarial y aparcar la mencionada fusión de los convenios colectivos. Un hecho que abonó la tesis de que, en realidad, Galiano y compañía solo quieren abaratar los costes salariales de todo el grupo pero con la más que probable intención de trocearlo en un futuro. Sea como sea, en las últimas reuniones no se ha llegado a pacto alguno y ahora los directivos, sin duda agobiados por las presiones que llegan desde Italia, aceleran el proceso.

El pasado lunes se celebró el último encuentro entre la dirección y la plantilla; ambas partes presentaron ofertas pero luego la compañía bloqueó la negociación

El último encuentro entre los directivos y la comisión negociadora que representa a la plantilla se celebró el pasado lunes, 23 de junio. Fuentes conocedoras de la reunión explican que en primer lugar la compañía presentó una oferta final para alcanzar un pacto. En concreto, por primera vez Unidad Editorial aceptaba que, tal y como reclama la plantilla, la bajada salarial fuera proporcional, en función de los sueldos. En concreto, los directivos asumían que quienes cobren menos de 22.000 euros no sufran recorte alguno. A renglón seguido, los comités de empresa presentaron una contraoferta con una serie de matices respecto a la propuesta empresarial.

Bloqueo y prisas

Tras un receso, los representantes de la compañía aseguraron que las posturas entre las partes estaban muy alejadas, bloquearon la negociación y pusieron como fecha tope el 30 de junio. Ese día, según ellos, tiene que aprobarse la rebaja salarial sea como sea. La idea es que el próximo lunes se acuerde una reducción de sueldos de aplicación inmediata. Y para el futuro quedaría pendiente otra negociación destinada a acordar la unificación de los convenios colectivos. Quedan tres días y no está claro qué va a ocurrir finalmente.  

Entretanto, fuentes sindicales aseguran no entender la actitud de los directivos. Tanto la decisión de que no se unifiquen ya los convenios, semanas atrás, como este ultimátum, ahora, les han pillado por sorpresa. Todo apunta a que la presión desde Italia está detrás de estos movimientos. De hecho, en todas las conversaciones han estado presentes dos o tres directivos, según el día, procedentes del país transalpino. Es lógico porque ellos, como propietarios de casi el 100% del grupo, tienen la última palabra. 

Los ingresos de 'El Mundo' por publicidad y ventas siguen en caída libre y se extiende la sensación de que habrá una alianza con otro periódico de centroderecha

Como ya adelantó este diario, lo que está sucediendo con estas negociaciones alienta los rumores sobre una posible fusión del diario El Mundo con ABC o La Razón. De hecho, la propia plantilla del rotativo da por hecho que habrá alguna alianza con otro periódico después del verano. Las cuentas no salen. Los ingresos por publicidad y por ventas siguen en caída libre. Y, como comentan entre bambalinas tanto los directivos como los redactores, no hay espacio para tantos rotativos del centroderecha. Meses atrás la opción que más se escuchaba en el sector era la probable fusión con el periócido de Planeta, pero en las últimas semanas repunta el rumor, porque de momento solo puede calificarse de rumor, de una alianza con el diario monárquico. Tiempo al tiempo.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba