Medios

El negro panorama de Unedisa: sus números rojos empeoran y cae su difusión

La editora de ‘El Mundo’, ‘Marca’ y ‘Expansión’ cerró 2015 con un resultado operativo de -9,2 millones de euros. Sus ingresos cayeron en 28,1 millones y descendió la difusión de todos sus periódicos. Un año más, la compañía española lastró las cuentas de su matriz italiana, RCS MediaGroup, que negocia desde hace semanas con los bancos para tratar de refinanciar su preocupante deuda de 487 millones de euros.

El director del diario 'El Mundo', David Jiménez
El director del diario 'El Mundo', David Jiménez EFE

Unidad Editorial sigue sin ofrecer señales de recuperación de la crisis económica en la que se sumió a finales de la década pasada como consecuencia del declive del negocio de la prensa escrita y de las poco rentables operaciones empresariales que efectuaron sus dueños, como la compra del Grupo Recoletos. La editora de El MundoMarca y Expansión cerró 2015 con un resultado operativo de -9,2 millones de euros que fue peor que el del ejercicio anterior y que estuvo condicionado por la pérdida de fuerza de sus periódicos, cuya caída de ventas provocó un descenso de los ingresos de más de 20,3 millones. Un año más, la compañía española lastró las cuentas de su filial italiana, RCS MediaGroup, que durante los últimos meses ha tenido que afrontar un drástico proceso de desinversión para tratar de aliviar sus urgencias financieras.

Las principales variables financieras de la empresa presidida por Antonio Fernández Galiano aparecen en negativo en su último informe anual de cuentas. Sus ingresos descendieron desde los 358,1 hasta los 330 millones de euros, mientras que su EBITDA empeoró desde los -0,5 millones hasta los -9,2 millones de euros. Asimismo, su resultado operativo antes de intereses e impuestos (EBIT) fue de 85,7 millones de euros, tal y como se desgrana en el documento hecho público por Rizzoli.

Fuentes de la compañía han atribuido estas pérdidas a la inversión de más de 20 millones de euros que se ha realizado para avanzar en la "transformación digital del negocio", así como al deterioro del fondo de comercio de la compañía en más de 50 millones de euros. Este último hecho se deriva del elevado precio que se pagó en 2007 por el Grupo Recoletos (Expansión y Marca), de 1.100 millones. Desde 2011, el valor de estos activos se ha deteriorado en alrededor de 850 millones de euros, lo que ha lastrado las cuentas del grupo y ha condicionado el futuro de su matriz, sumida en una grave crisis financiera.

Los ingresos por venta de ejemplares de Unidad Editorial disminuyeron en 20 millones de euros en 2015

A este respecto, cabe destacar que RCS MediaGroup cerró el anterior ejercicio con un resultado de explotación positivo de 16,4 millones de euros (11,5 millones menor que en 2014). Los medios de comunicación más rentables fueron los italianos (Corriere della Sera y La Gazzeta dello Sport), que consiguieron unos beneficios de 52,1 millones de euros, dentro del consabido contexto de crisis del sector de la prensa escrita.

Su nueva consejera delegada, Laura Cioli, aseguró hace unos días, en declaraciones a los periodistas italianos, que el principal objetivo de la compañía a corto plazo es el de convencer a la banca acreedora (Banca IMI, Intesa Sanpaolo, Centrobanca, BNP Paribas y Unicredit, entre otras) para que acepte flexibilizar las condiciones del pago de su deuda, que asciende a 487 millones de euros. Esto evitaría que Cioli tuviera que ejecutar la ampliación de 200 millones de euros a la que le autorizó su Consejo de Administración hace unas semanas. Una medida que en ese caso sería necesaria, pero que provocaría fricciones entre los socios con toda probabilidad.

El tijeretazo que se espera en España

Sea cual sea la solución que se alcance con los bancos, lo que no tiene vuelta atrás es el plan trienal puesto en marcha en 2016 por RCS Mediagroup, que contempla una reducción de 40 millones de euros del gasto en plantilla, de los que 15 le corresponden a España. Es decir, su intención es ahorrarse el 20% de esta partida presupuestaria. El plan, además, incluye un recorte de 45 millones de euros en "costes externos" entre España e Italia, 35 de ellos en 2016.

El objetivo de esta estrategia es que, en 2018, la compañía cierre con un beneficio neto de 60 millones de euros. Eso sí, los recortes no se efectuarán de forma escalonada, sino que el grueso de los mismos se materializará en los próximos meses para que a finales de 2016 se consiga alcanzar un equilibrio presupuestario, según explican a Vozpópuli fuentes internas.

Hace una semana, la compañía italiana hizo público su nuevo organigrama, en el que Italia asumirá el control de los departamentos de finanzas y de recursos humanos de Unidad Editorial, y en el que figura una nueva división, anunciada el pasado verano, que está conformada por sus negocios deportivos y que aúna a Marca, La Gazzetta dello Sport y a las empresas de eventos RCS Sports y Last Lap.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba