Medios

Crisis en Unidad Editorial: Galiano admite que el grupo necesita más recortes para sobrevivir

El grupo editor de 'El Mundo', 'Marca' y 'Expansión' explica a sus empleados por qué va a reducirles los salarios un 10%. En un comunicado firmado por la dirección del conglomerado, se remarca que la plantilla cobra ahora un 30% más que el resto del sector... La rebaja es necesaria para "garantizar el ebitda de 2014". 

Corren malos tiempos para Unidad Editorial. Pocos días antes de que se conozcan sus cuentas de 2013, que al parecer no serán las más deseables, la compañía presidida por Antonio Fernández-Galiano prepara nuevos recortes a la plantilla para mantener su supervivencia. En un comunicado enviado a los empleados, la dirección del grupo editor de El Mundo, Marca y Expansión explica a sus empleados por qué pretende reducirles un 10% su salario. Dicha rebaja salarial es "indispensable", según el propio grupo, para "garantizar el ebitda del ejercicio de 2014". Y es que, remarca la compañía, sus trabajadores cobran hoy día entre un 25% un 30% más que el resto del sector de prensa escrita

De todo el documento, al que ha accedido Vozpópuli, destaca un párrafo contundente y revelador: "La viabilidad de la empresa depende ahora de su capacidad de adaptar el coste salarial individual a lo que el mercado exige, para volver a ser rentable a medio y largo plazo, vinculando con flexibilidad parte de la misma a la consecución de resultados de negocio. Constatamos que los salarios del sector Prensa se sitúan entre un 25% y un 30% por debajo de los de Unidad Editorial". "Por otra parte -continúa la dirección del grupo en su escrito-, este año 2014 necesita una respuesta a corto plazo para garantizar el EBITDA del ejercicio, por lo que es indispensable anticipar las medidas que ayer planteamos".

Explicación de la propuesta

Este documento está elaborado, según fuentes del grupo, para informar a los trabajadores después de que los representantes de la compañía informasen a los delegados de la plantilla sus intenciones de acometer un recorte del 10%. De hecho, el texto, fechado el 25 de febrero, se inicia así: "La propuesta que la Dirección de Unidad Editorial presentó ayer a la representación legal de los trabajadores implica un profundo cambio organizativo y estructural, con el objeto de lograr la viabilidad y sostenibilidad de nuestro nuevo modelo de negocio en un mercado mucho más exigente y muy distinto a lo que ha sido en el pasado".

La compañía argumenta ante sus empleados que no puede seguir pagando los sueldos actuales porque los ingresos por ventas y publicidad no son suficientes

Según la dirección que representa Fernández-Galiano, "el futuro de la compañía necesita una transformación en todos sus componentes de negocio: producto, tecnología, clientes, mercado, y por supuesto organización, tanto en su coste como en la manera de ordenar su actividad laboral, y con especial foco en los nuevos perfiles profesionales". El documento deja entrever una situación dramática del grupo, que apenas puede seguir pagando los sueldos actuales, según su propia argumentación. "Partimos de una realidad que ha cambiado: el volumen de los ingresos y de los precios que nuestros clientes, lectores y anunciantes están dispuestos a pagar por los productos y servicios de Unidad Editorial no permiten financiar los costes salariales unitarios presentes y futuros".

"Con internet, ni de lejos"

El grupo editor de El Mundo, Marca y Expansión achaca sus gravísimos problemas a varios motivos. Entre ellos, destaca que "el mercado publicitario español en el sector prensa se ha desplomado desde 2008, con una caída del 66%". "La difusión del conjunto de nuestras publicaciones se ha reducido en un 33% en el mismo período de tiempo, sin que internet esté compensando, ni de lejos, esta pérdida". Pese a este panorama, en Unidad Editorial tienen hueco para el optimismo. Y afirman que "existen grandes opciones y que hay mercado, pero solo para aquellos que logren adaptarse con eficacia a sus nuevas reglas".

La dirección del conglomerado de medios recuerda que "hemos acometido ajustes económicos muy duros" y plantea como única solución renegociar el convenio colectivo

Por todo ello, "desde la Dirección entendemos que la negociación de este nuevo convenio colectivo de grupo representa una gran oportunidad para adaptarnos como organización y obtener los niveles de rentabilidad necesarios". "Los últimos dos años hemos acometido ajustes económicos muy duros, con especial foco en el perímetro o dimensión del grupo. Pensamos que, hoy por hoy, sería más complejo mantener la calidad de nuestra oferta con un número de profesionales muy inferior al actual, más allá de ajustes puntuales".

Esos "ajustes económicos muy duros" que reconoce la dirección no han sido pocos ni pequeños. El pasado septiembre la plantilla del conglomerado mediático aprobó el penúltimo recorte salarial. En el lustro de la crisis, hasta 800 empleados han tenido que dejar Unidad Editorial. En concreto, antes del primer expediente de regulación de empleo (ERE), en la antigua Unedisa trabajaban 2.200 personas y ahora quedan 1.356. Es decir, 844 trabajadores menos (un 38,3%) en cinco años.

El grupo no descarta tener que vender, cerrar o eliminar alguna de sus actuales unidades de negocio

Este documento enviado a los empleados también recoge un resumen de la propuesta de la empresa a su plantilla. Lo más relevante es la rebaja salarial que se plantea. Pero no es el único dato que llama la atención. Entre otras cosas, el grupo no descarta tener que vender, cerrar o hacer desaparecer alguna de sus unidades de negocio. Textualmente, la compañía resume así sus intenciones: 

  • Nuevo modelo de clasificación profesional por grupos, único para todo Unidad Editorial
  • Reducción del 10% del coste salarial unitario, incluyendo todos los conceptos, aplicable al conjunto de la plantilla:

-Compensándose económicamente el porcentaje reducido aplicando fórmulas parecidas a las indemnizaciones por extinción.-Sustituyéndose por una retribución variable ligada a la consecución de objetivo sobre ingresos/EBITDA, en un porcentaje superior al reducido del salario fijo.

  • Establecimiento de tablas/escalas salariales inferiores entre un 25%-30% a las actuales, aplicables a futuras incorporaciones, con el objetivo de lograr una adaptación gradual de nuestro coste unitario, evitando una mayor afectación negativa a la plantilla actual.
  • Estabilidad en el empleo, comprometiéndose la empresa a mantener los niveles de empleo actuales, salvo situaciones de desaparición, venta o cierre de alguna unidad de negocio, que se tratarían tal como se ha venido haciendo en el pasado.

Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba