Medios

Las televisiones temen que la minúscula TV de pago lastre su inversión en el fútbol español

La LFP pretende obtener entre 800 y 1.000 millones cada año por la venta de los derechos del fútbol, pero en el sector existen serias dudas sobre la rentabilidad de este modelo en un país con una televisión de pago con muchos millones de clientes menos que Francia o Reino Unido.

El número de abonados a la televisión de pago en España es dos tercios menor que en el Reino Unido
El número de abonados a la televisión de pago en España es dos tercios menor que en el Reino Unido EFE

El fútbol español vive pendiente de que el Gobierno apruebe el Real Decreto que regulará el reparto de los derechos televisivos de los clubes a partir de la temporada 2016-2017. Hasta ahora, los operadores negociaban los contratos con cada equipo pero, a partir de esa campaña, se venderán todos los permisos de emisión en un paquete –o conjunto de paquetes- por el que la Liga de Fútbol Profesional (LFP) prevé obtener entre 800 y 1.000 millones de euros por año. Este nuevo modelo genera serias dudas en el sector audiovisual, principalmente por la escasa penetración de la televisión de pago en España, lo que dificultará con creces que los operadores rentabilicen la inversión que realicen en su compra.

A finales del tercer trimestre de 2014, España contaba con 4,7 millones de abonados a las plataformas de televisión de pago, según la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC). El dato es casi un millón de personas más alto que en la misma fecha del año anterior, gracias al desarrollo de Movistar TV. Sin embargo, es bastante inferior al que registran Francia (superior a los 8 millones de clientes) y el Reino Unido (más de 15 millones). Si se tiene en cuenta que el modelo de reparto del fútbol que se quiere impulsar en España está inspirado en el de la Premier League, cabe preguntarse si el operador que adquiera los derechos de la LFP será capaz de extraer beneficios de una inversión que realizará en un mercado que es dos tercios menor que el británico.

Sky ha adquirido los derechos de la Premier League desde 2016 hasta 2019 por 5.700 millones de euros

Los números que maneja la LFP son bastante inferiores a los de la Premier, en la que el grupo Sky ha adquirido recientemente los derechos desde 2016 hasta 2019 por unos 5.700 millones de euros. Pero la cultura de la televisión privada y del pago por contenidos es mucho mayor en las islas británicas que en España. También es mucho más sencillo rentabilizar los derechos internacionales, puesto que la liga llega a más países y cuenta con un mayor número de clubes que interesan más allá de sus fronteras, explican fuentes del sector. “En España, más allá del Real Madrid y el Barcelona, y últimamente un poco el Atlético de Madrid, resulta muy complicado rentabilizar la inversión, tanto dentro como fuera”, añaden.

El problema de la piratería

Los operadores que oficial o extraoficialmente han reconocido su interés por acudir a la subasta de estos derechos deportivos han dejado claro que uno de los problemas más importantes a los que se enfrentará el ganador de la puja será la piratería, "muy extendida" en España y la cual les provoca pérdidas "millonarias" cada año. "Este asunto no está tan extendido en otros países de Europa, donde existe una mayor cultura por el pago de contenidos culturales y deportivos. Pero en España es un verdadero problema que no está lo suficientemente penado por la ley", reconocen.

Otra de las preocupaciones que ha rondado tradicionalmente por la cabeza de los compradores de los derechos del fútbol es el dinero que pierden por el partido en abierto que se retransmite en cada jornada de liga. El dueño de Mediapro, Jaume Roures, estimó hace unos meses, durante su intervención en un programa de radio, que las empresas dejan de ingresar cada temporada entre 120 y 150 millones de euros por este encuentro, así como por la emisión por parte de terceros de los resúmenes y de los goles.

La LFP quiere cobrar por la emisión de los resúmenes y de los goles una cantidad anual que podría rondar los 40 millones de euros

Por eso, se estima que se eliminará la obligatoriedad de ofrecer un encuentro gratis cada semana; y se promoverá el cobro a las televisiones no concesionarias de los derechos de una cantidad anual por la emisión de las mejores jugadas de cada partido. Sobre este último punto, se calcula que la LFP fijará un precio cercano a los 40 millones de euros por temporada.

Un decreto que se espera como agua de mayo

Para que este proyecto salga adelante, es necesario que el Gobierno apruebe el Real Decreto por el que se regularizará la venta centralizada de los derechos del fútbol. Desde la LFP, se han lanzado varios avisos al Ejecutivo para que publique esta norma cuanto antes; e incluso su presidente, Javier Tebas, ha avisado de que el retraso de su llegada ha causado pérdidas de muchos millones a los clubes. Pero su aparición se ha demorado varias semanas por causas que se desconocen, aunque algunas informaciones hayan atribuido este retraso a la presión que están ejerciendo los grandes clubes para quedarse con una porción mayor de la tarta televisiva.

¿Quién pujará por estos derechos? Fuentes del sector audiovisual han precisado que en España están interesadas Telefónica y Mediapro. Pero también se espera una potente ofensiva de Al Jazeera, que ya ha conseguido los derechos de otras ligas europeas y que ha demostrado implícitamente su interés por hacerse con la española, o bien en solitario, o bien con la ayuda de otro socio.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba