Medios

Las TV privadas se ponen en pie de guerra ante la posible vuelta de la publicidad a TVE

Los principales grupos televisivos del país critican que el Gobierno haya concedido un trato de favor a RTVE con determinadas decisiones, lo que altera el sistema de competencia. Consideran que sería un "sinsentido" la vuelta de la publicidad al ente público.

El posible retorno de la publicidad a Televisión Española ha provocado que las cadenas privadas pongan el grito en el cielo. Esta semana, el Grupo Popular en el Congreso de los Diputados ha presentado una iniciativa en la que pide un cambio en la ley de financiación de la corporación pública que deja abierta la vuelta de este sistema a TVE. La idea ha sido duramente criticada por estas empresas televisivas, quienes han lamentado el agravio comparativo que sufren con respecto al ente público.

Desde UTECA, organismo que agrupa a Mediaset, Atresmedia, Net TV y VEO, consideran que esta iniciativa es un “sinsentido” que surge de la más completa desinformación. Estos argumentos se enraízan en un hecho fehaciente, como es que el gasto en publicidad de las empresas ha disminuido progresivamente desde que en TVE no se emiten anuncios, lo que impediría que la corporación recaudara tanto como pueden pensar los impulsores de esta iniciativa parlamentaria.

Otro de los hechos que llevan a pensar a este lobby empresarial que ese experimento para TVE no saldría bien es su audiencia, que actualmente se encuentra a uno de los niveles más bajos de su historia (9,9 % de share, en lo que va de mes). En estas condiciones, firmaría menos contratos y por un montante bastante menor que hace unos años.

Un cambio en la Ley de Financiación que no convence

Ante esta coyuntura, podría darse una situación que agravaría aún más la crisis económica que vive la corporación de radio y televisión pública. ¿Cuál? Que se determinara la vuelta de la publicidad a su parrilla a cambio de que las cadenas privadas y las empresas de telecomunicaciones dejen de aportar una parte de sus ingresos para financiar el ente público, como ahora. Si el experimento saliera mal y la recaudación por la emisión de anuncios fuera menor de lo previsto, TVE quedaría entre la espada y la pared.

En UTECA, temen que el Gobierno decida aplicar un modelo mixto, en el que las televisiones privadas sigan pagando su “diezmo”, sin que eso sea óbice para que en La 1, La 2 o Teledeporte se emitan spots publicitarios, bien como antes o bien sólo durante unas determinadas horas del día.

Lo que está claro es que, para que la publicidad retorne a TVE, habría que modificar la Ley de Financiación, algo que inquieta en el seno del ente público por las consecuencias que pudiera tener. Desde la plantilla, se considera peligroso potenciar este tipo de fórmulas de financiación externas, a la par que el Estado reduce paulatinamente la partida presupuestaria que dedica a esta corporación, pues si un año se obtuvieran pocos ingresos por los anuncios, el resultado sería fatal. Eso sí, entre los trabajadores existen muchas voces que suspirarían, de alivio, si la publicidad volviera a la casa.

Lo que no es ningún secreto es que desde el Ejecutivo se observa con cierta preocupación el balance de situación de TVE, dado que sus números no son buenos y tienden a enrojecer con demasiada finalidad. Los representantes de los trabajadores -con bastante fuerza dentro de la plantilla- no están contentos con el Gobierno del PP y le reprochan que los constantes reproches en su aportación al ente público hayan ahogado sus cuentas.

Como medidas para incrementar los ingresos, proponen que todas las empresas de telecomunicaciones paguen un porcentaje de sus entradas de dinero a TVE, se dediquen o no al negocio audiovisual. También apuestan porque el Estado exima del pago de IVA a la radio y la televisión públicas, que se incrementen los patrocinios, en lo posible, y que se elimine el tope de 330 millones de euros que RTVE está autorizada actualmente a ingresar a través de la tasa sobre reserva de dominio público radioeléctrico.

Es obvio que algunas de estas medidas chocarían de lleno con los intereses de las televisiones privadas, que ya consideran un agravio la exención de IVA a los canales autonómicos de titularidad pública. Estas empresas piden un mercado que les permita competir en igualdad con TVE; y afirman que se lo merecen pues, desde que surgieran hace 25 años, han jugado un importante papel para la difusión de la cultura en España.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba