Medios

El cierre de seriesyonkis.com revoluciona internet… pero ya tiene imitador

La ley de propiedad intelectual ahoga a las páginas web que albergan enlaces a contenidos pirata. Criminalizados y amenazados desde 2008, los portales 'tumban' sus enlaces a series y películas.

Imagen del portal 'imitador' de seriesyonkis.com
Imagen del portal 'imitador' de seriesyonkis.com

El cierre de Megaupload fue un acontecimiento que todavía está grabado a fuego en las retinas de los internautas, algo difícil de olvidar por aquellos que pasan horas y horas consumiendo series y películas online. La noticia volvía a saltar el pasado lunes, esta vez protagonizada por las páginas web españolas, seriesyonkis.com, peliculasyonkis.com y videosyonkis.com.

El momento trágico llegó cuando muchos se percataron de que la web de enlaces ‘pirata’ había dejado de funcionar desde el viernes anterior. Sin avisar a sus usuarios, sin comentario alguno por parte de la dirección de la empresa y enlazando a páginas de publicidad. Así se encuentran los portales de descarga y visualización de contenido online atemorizados por el anteproyecto de ley de propiedad intelectual aprobado por el Gobierno que prevé multas de hasta 300.000 euros y seis años de prisión.

Precisamente fue el presidente de la Asociación de Internautas, Víctor Domingo quien denunció la situación en una entrevista en la radio Onda Cro: "Está claro que el Gobierno quiere criminalizar el enlace". Desde su asociación defienden que ambas páginas han tirado la toalla en su lucha contra las leyes antipiratería.

Lo que dice la ley

Domingo hacía referencia a la reforma que llevará a cabo el Ejecutivo de Rajoy que incluye, en el ámbito de aplicación, subsidiariamente y cuando se cumplan determinadas condiciones, “a los prestadores de servicios que tengan como principal actividad facilitar de manera específica y masiva la localización de contenidos ofrecidos ilícitamente de manera  notoria, en particular en los casos en los que ofrecen listados ordenados y clasificados de enlaces a tales contenidos ofrecidos ilícitamente de manera notoria, desarrollando a tal efecto una labor activa, específica y no neutral de mantenimiento y actualización de las correspondientes herramientas de localización, pues dicha actividad constituye una explotación conforme al concepto general de derecho exclusivo de explotación establecido en la normativa de propiedad intelectual”.

Esta narración coincide con la labor que desarrollaban seriesyonkis.com y peliculasyonkis.com, al igual que el resto de portales de enlaces. Su funcionamiento siempre ha sido el de agregador de enlaces: uno selecciona la serie o película que quiere ver y accede a un menú en el que se encuentran las diferentes opciones de visualización: online o por medio de una descarga, siempre en páginas web ajenas a los portales. Es decir, para poder ‘burlar’ el ámbito de aplicación de la nueva ley deberían cambiar el modelo de negocio propiedad de la empresa 'Burn Media SL', vendida hace más de dos años a Alexis Hoepfner.

Lo anterior, sin embargo, no afecta a prestadores que desarrollen actividades de mera intermediación técnica, como puede ser, entre otras, una actividad neutral de motor de búsqueda de contenidos o cuya actividad no consista principalmente en facilitar de manera específica la localización de contenidos protegidos ofrecidos ilícitamente de manera notoria o que meramente enlacen ocasionalmente a tales contenidos de terceros.

Los que se aprovechan de la situación

De la misma forma que Telegram se colapsó el día que Whatsapp dejó de funcionar hace unas semanas, las demás páginas webs que ofrecen series y películas online se han visto beneficiadas y desbordadas por el apagón de seriesyonkis. Es el caso de series.ly, que, tras el apagón de su competidora, publicaba el siguiente comentario: “¡Vaya! nunca habíamos visto tantísima cola para entrar en Series.ly. Así que, sólo por unas horas, hemos abierto La Lista Express de Series.ly (10.000 plazas) para que puedas entrar de manera instantánea”. La mecánica de acceso a esta página, cuyo dominio es originario de Libia, tal y como exponen en su web, es siempre por invitación.

Y hablando los que tienen los dominios en otros países para burlar la legalidad, aparece en escena seriesyonkis.sx. Mismo nombre, diferente dominio para una página idéntica a la imitada pero que difiere en la inexistencia de publicidad, salvo cuando se pincha en los enlaces. El dominio .sx pertenece a la isla caribeña de San Martín, según confirma la agencia Efe. Sin embargo, desde Burn Media SL, empresa propietaria de seriesyonkis.com, se desentienden de esta iniciativa.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba