Medios

Derrota de Telemadrid en los tribunales a la espera de que el Supremo 'decida' su futuro

Un juzgado de lo Social de Madrid acaba de asestarle otro varapalo judicial a la cadena pública madrileña. La sentencia condena a la dirección y la obliga a mantener las condiciones laborales de sus empleados que la empresa había suprimido en julio de 2013. Esta decisión llega cuando el Alto Tribunal debe decidir sobre un ERE que puede suponer la desaparición del canal... 

Otro varapalo judicial a la dirección de Telemadrid. Un juzgado de la comunidad acaba de tumbar la decisión de eliminar el convenio colectivo de la plantilla. La empresa puso en marcha esta iniciativa en julio de 2013. Ahora, los tribunales obligan a que el convenio colectivo vuelva a regir las relaciones laborales entre la compañía y los empleados. Una derrota judicial de la cadena pública que se suma a la que le infligió el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) al declarar el ERE "no ajustado a derecho". Y que llega cuando falta poco tiempo para que el Tribunal Supremo decida precisamente sobre ese ERE. Decisión de la que depende el futuro de la corporación porque Ignacio González, presidente del Gobierno regional, ya ha dejado claro que cerrará Telemadrid si el Alto Tribunal anula los despidos. 

El juzgado de lo Social número 24 de Madrid acaba de dictar una sentencia, fechada el pasado 14 de enero, en la que condena a la cadena pública autonómica. En concreto, "se declara la nulidad e ineficacia inmediada de la decisión empresarial consistente en modificar al estructura de salario y de jornada y suprimir todas las condiciones económicas, sociales, como clasificación profesional, permisos retribuidos, antigüedad y otros que habían venido disfrutando los trabajadores afectados por el conflicto colectivo en la aplicación del X Convenio Colectivo y antes del 8 de julio de 2013". Por ello, el juzgado obliga a la empresa al "mantenimiento de las condiciones contractuales y la revocación de la medida impuesta, reponiendo a los trabajadores y trabajadoras afectadas a las condiciones que venían disfrutando antes del 8 de julio del 2013". 

Los sindicatos celebran la decisión como un triunfo y esperan que el Supremo siga en esta línea para demostrar que la cúpula de Telemadrid se mueve "en clave política"

En román paladino, ahora Radio Televisión de Madrid, que agrupa a Telemadrid y Onda Madrid, tiene que pagar a sus empleados una importante cantidad -muy difícil de calcular- porque lleva pagándoles desde julio unos sueldos que no se ajustaban al citado convenio colectivo. Los afectados celebran esta sentencia como un triunfo. Fuentes sindicales consultadas por Vozpópuli aseguran que el fallo del juzgado demuestra que "las decisiones de la cúpula de Telemadrid son en clave política, no en clave de una gestión eficaz de un medio de comunicación público". Y esperan que el Supremo también evidencie que fue una "decisión en clave política" la ejecución del expediente de regulación de empleo que costó el puesto a 861 empleados de la corporación

¿Decisión en marzo?

Las mismas fuentes daban por hecho que el Supremo decidiría sobre el ERE a finales de enero. Incluso, en la propia redacción de Telemadrid se ha especulado estos días con que la decisión se conocería este miércoles o este jueves, días 22 y 23. Sin embargo, desde el Alto Tribunal se filtró este martes que la deliberación sobre el ERE de la cadena autonómica tendrá lugar el próximo 26 de marzo. Un plazo que sorprende a las partes. Asimismo, la cadena Ser apuntó que la Fiscalía ha pedido en el Supremo que se confirme la ilegalidad del expediente. Siempre según la emisora de Prisa, el fiscal del caso, Juan José Martín Casallo, ha presentado un recurso de 24 folios en el que solicita al Alto Tribunal que confirme lo decidido por el TSJM. 

Esa resolución que pide el fiscal supondría que el ente público tendría que elegir entre readmitir a los despedidos o aumentar sus indemnizaciones hasta el máximo que marca la ley. De alguna manera, sería una decisión salomónica porque los empleados cobrarían más y el Ejecutivo regional no cerraría la cadena. Como ya ha ido informando este diario, el Supremo tiene básicamente tres posibilidades: ratificar la legalidad del ERE y tumbar lo decidido por el TSJM (es lo que pide la empresa), mantener la sentencia del tribunal autonómico salvo alguna correcciones (es lo que ha pedido el fiscal) o anular el ERE en su totalidad y obligar a la readmisión de los despedidos (es lo que piden los trabajadores y lo que González no asumirá). 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba