Medios

El futuro de Telemadrid depende de una sentencia inminente del Supremo

En el sector audiovisual se da por hecho que el Alto Tribunal tumbará el ERE que costó el puesto a 861 empleados. Ignacio González asegura que si los jueces dan la razón a los trabajadores despedidos, cerrará la corporación pública. Este año, el Ejecutivo regional tiene previsto gastar 80 millones de euros en la televisión autonómica. 

Es inminente. El Tribunal Supremo se pronunciará en breve sobre el expediente de regulación de empleo (ERE) de Telemadrid que costó el puesto a 861 empleados. Fuentes del sector dan por hecho que los jueces del Alto Tribunal anularán este despido masivo de periodistas. De hecho, el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) ya dio la razón, aunque solo en parte, a los sindicatos meses atrás. A la espera de conocer el fallo, no puede olvidarse que el presidente del Ejecutivo regional, Ignacio González, ya ha anunciado que si la Justicia tumba el ERE, cerrará el canal autonómico, en línea con lo que hizo la Generalitat valenciana con RTVV. 

Se esperaba que el Supremo se pronunciase sobre este asunto antes de que acabase 2013. Pero los plazos se han alargado más de lo previsto y las fuentes consultadas aseguran que es cuestión de semanas o días que el Alto Tribunal emita su fallo. Se trata de una sentencia decisiva porque podría suponer, de rebote, el cierre de Radio Televisión de Madrid, que agrupa a Telemadrid y Onda Madrid. Cuando Ignacio González amenazó en un par de ocasiones con eliminar el ente público, los implicados pensaban que se trataba de una amenaza destinada a presionar a los jueces. Pero, tras lo ocurrido con la Radiotelevisión Valenciana, cerrada por el Ejecutivo regional del PP tras una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de la comunidad, la amenaza parece más real. 

El proceso

Acaba de cumplirse un año del ERE. De hecho, los exempleados celebraron el pasado domingo una manifestación en el centro de Madrid contra aquellos despidos. En total perdieron su empleo 861 trabajadores de Telemadrid y Onda Madrid. Pero tres meses después, tras la denuncia de los afectados, el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) sentenció que el ERE no era "ajustado a derecho" y obligó al ente público a elegir: o readmitía a los despedidos o aumentaba sus indemnizaciones. La intención de los exempleados, representados por los sindicatos CCOO, UGT y CGT, es que el Supremo vaya más allá y anule el expediente en su totalidad. Y, en estos momentos, la opinión más extendida entre los implicados y en el sector audiovisual es que efectivamente los empleados se saldrán con la suya. 

Existen tres opciones para el Tribunal Supremo, aunque las fuentes consultadas apuntan a la anulación del ERE

Una vez que las partes presentaron sus recursos a la sentencia del TSJM, el Alto Tribunal pasó a tener la última palabra. Hay tres posibilidades: ratifica la legalidad del ERE y tumba lo decidido por el tribunal autonómico, mantiene la sentencia del TSJM con algunos matices o, como desean los sindicalistas y se barrunta González, anula el ERE en su totalidad y obliga a la readmisión de los despedidos. Teniendo en cuenta la advertencia del jefe del Ejecutio regional, con esta sentencia no sólo está en juego el futuro de los 861 despedidos, sino también el del resto de empleados que hoy continúan en el ente público autonómico. 

En sus Presupuestos para 2014, el Ejecutivo de la Comunidad de Madrid tiene previsto gastar 80 millones de euros en la corporación pública. El coste que espera destinar a indemnizaciones es solo de 120.000 euros, frente a los 26 millones que dedicó a este concepto en 2013. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba