Medios

La venta de Digital Plus recrudece la guerra entre el Gobierno y las televisiones privadas

El anuncio de la operación justo después del apagón de la TDT irrita a Atresmedia y Mediaset. Los grupos mediáticos creen que el Ejecutivo del PP favorece a Telefónica y encamina el modelo de televisión en España hacia el pago por contenidos...

Los mandamases de las televisiones están enfadados con el Gobierno por el apagón de la Televisión Digital Terrestre (TDT). Y ahora esta guerra se recrudece por el anuncio del cambio de manos de Digital Plus. En Atresmedia y Mediaset consideran que la venta de la plataforma de pago de Prisa a Telefónica cuenta con el beneplácito del Ejecutivo, que así beneficia a la teleco, según fuentes de los grupos de comunicación. Y apuntan a que desde el Ministerio de Industria se está intentado fortalecer el modelo de la televisión de pago en España. Por ello, reclaman que la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) sea escrupulosa al vigilar la operación. 

"El Gobierno elimina canales de la TDT y allana el camino para que las telecos cobren a los ciudadanos por la televisión", se quejan amargamente fuentes de las televisiones privadas. "El lunes pasado se cierran canales de televisión en abierto, el martes nos enteramos de que Telefónica hace una oferta por Digital Plus, el miércoles Prisa acepta la oferta y el jueves el Gobierno, a través del secretario de Estado de Telecomunicaciones, aplaude la operación", amplían. Y es que el alto cargo mencionado, Víctor Calvo-Sotelo, dijo que esta venta sería "una muestra del dinamismo del sector" y defendió que el Ejecutivo no debe entrar en este tipo de cuestiones. Un mensaje que no ha gustado entre los directivos de las televisiones, ya enfurecidos con Calvo-Sotelo por su postura en el asunto de la TDT

El motivo de la guerra

La guerra entre telecos y televisiones es soterrada, pero existe. Ambos bandos quieren que el Gobierno favorezca sus intereses. El botín por el que pelean es, en el fondo, el espacio radioeléctrico. En las próximas semanas el Gobierno tiene que mover ficha obligatoriamente para encauzar el proceso del 'dividendo digital'. Ese es el verdadero quid de la cuestión. Bruselas obliga a la implantación de esta tecnología, que básicamente supone que los usuarios podrán disfrutar de la tecnología 4G. Para ello, es necesario que las teles cedan parte de sus frecuencias y así dejar espacio a las telecos para que éstas tengan cobertura; algo que resultará más sencillo por el apagón de los nueve canales que dejaron de emitir la semana pasada. De momento, no se sabe cuáles son los planes gubernamentales al respecto. 

Los directivos de las televisiones esperan que la CNMC vigile de forma estricta la adquisición de la plataforma de pago y se quejan de cómo este organismo puso trabas a sus fusiones

El nerviosismo es evidente en el sector audiovisual. Al primer apagón de la TDT se podría sumar otro en poco tiempo . Las televisiones reconocen que están en conversaciones con el Ejecutivo para blindar otros ocho canales de la TDT cuyo futuro está ahora mismo en el aire. Pero directivos de los grupos mediáticos temen que el Gobierno pretenda arrinconarles y favorecer a las telecos, bien por acción o bien por omisión. "Parece complicado, pero es muy sencillo: con la excusa de la sentencia de la TDT, primero, y con la del dividendo digital, después, nosotros vamos perdiendo espacio", explican las citadas fuentes. "Así, cada vez hay menos oferta de tele en abierto y quienes ofrezcan tele de pago, salen ganando", apostillan.

Además, desde las televisiones critican, en línea con la denuncia que presentó Orange ante la CNMC, que la multinacional de telefonía vaya a controlar el 80% de la oferta de tele de pago. Por todo ello, desde los grupos mediáticos arguyen que las autoridades reguladoras deberían estar tan atentas, al menos, como lo estuvieron al estudiar las fusiones entre Telecinco y Cuatro y entre Antena 3 y La Sexta. No puede olvidarse, por ejemplo, la larga batalla entre Mediaset y el regulador a cuenta de la alianza entre canales. 

Duro comunicado

En línea con lo dicho, la pasada semana, una vez que se ejecutó la sentencia sobre la TDT, la patronal de las televisiones, Uteca, lanzó un duro comunicado que volvía a culpar al Gobierno de lo sucedido. Y decía que "nuestra principal preocupación se traslada a los próximos pasos a dar por  la Administración". "Con la cancelación de emisiones de los canales afectados, ha quedado claro que la seguridad jurídica de la televisión en abierto está en grave riesgo", agregaban las televisiones. Y decían que "es necesario dotar de seguridad jurídica y de estabilidad al sector". Para los grupos mediáticos, la situación actual, incluida la próxima mudanza de frecuencia de los canales por el dividendo digital, "debe ser aprovechada para prever un escenario estable para los próximos años", según Andrés Armas, director general de Uteca.

Las televisiones no paran de exigir a Industria que haga públicos sus planes sobre la reordenación del espacio radioeléctrico que conlleva la llegada del 'dividendo digital'

En la patronal de las cadenas privadas consideran de vital importancia "dotar de seguridad jurídica a la oferta actual de 15 canales nacionales de TDT, así como asegurar el futuro de la alta definición". En línea con sus mensajes habituales, ven necesario garantizar "la pluralidad de la oferta y las posibles inversiones de los operadores". Por ello solicitan al Gobierno, y más en concreto al Ministerio de Industria, Energía y Turismo, que "haga públicos cuanto antes los proyectos de asignación del espectro radioeléctrico y que establezca los canales de comunicación adecuados para no volver a incurrir en una situación tan dolorosa" como la vivida con el apagón. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba