Medios

Sorpresa en el sector de la televisión: ¿por qué llegan ahora las sanciones a Sálvame?

El polémico programa del corazón no había sido sancionado por sus contenidos en sus cinco años de vida. Ahora, la CNMC le ha dado dos serias advertencias. Una parte del sector audiovisual asegura que la medida es una llamada de atención del Gobierno a Paolo Vasile por el protagonismo que ha concedido a personajes críticos con su gestión.

La Comisión Nacional de los Mercados y Competencia (CNMC) ha puesto en serios aprietos a Telecinco con la advertencia que le ha trasladado para que modifique la calificación por edad de su programa Sálvame, si no quiere recibir una dura sanción económica. Este aviso ha venido acompañado de la apertura de un expediente sancionador a Mediaset por emitir publicidad encubierta en ese mismo espacio. El que estas dos admoniciones se hayan producido con pocas horas de diferencia ha levantado suspicacias en una parte del sector audiovisual, que las considera como una llamada de atención del Gobierno a Telecinco.

Fuentes conocedoras de este grupo de medios de comunicación insinúan que las advertencias de la CNMC a Telecinco tienen una doble función: por un lado, demostrar a la sociedad que el organismo regulador del mercado de la competencia ejerce correctamente su función de controlar los contenidos televisivos durante el horario de máxima protección del público infantil. Por otro, trasladarle a Mediaset el malestar del Gobierno por el generoso tiempo que se ha dedicado a Podemos en programas como Las mañanas de Cuatro. También a personajes "incómodos" para el partido afincado en la madrileña calle Génova, como el 'Pequeño Nicolás'.

Una parte del sector, atribuye las sanciones a Sálvame a una maniobra política

El razonamiento que esgrimen los defensores de esta teoría es que atacar a Sálvame supone tocar el punto débil de Telecinco. ¿Por qué? Según fuentes del sector consultadas por Vozpópuli, porque resulta mucho más económico emitir este programa (de la productora La Fábrica de la tele) que adquirir un serial o un concurso con un premio suculento. Esto es especialmente relevante si se tiene en cuenta que Sálvame Diario cubre más de cuatro horas de la parrilla televisiva, de lunes a viernes. Por otra parte, sus contenidos y colaboradores son transversales a otros programas –el más obvio, Sálvame Deluxe-, lo que resuelve a los responsables de Mediaset más de un quebradero de cabeza para elaborar su programación, afirman.

Sanciones "plenamente justificadas"

Los contrarios a esta teoría, dentro de este sector, argumentan que la CNMC es un organismo independiente, por lo que descartan que detrás de estas amonestaciones se encuentre la mano del Ejecutivo de Mariano Rajoy. Estos informantes afirman que lo realmente sorprendente es que Sálvame no haya recibido más llamadas de atención anteriormente, si se tiene en cuenta la naturaleza de los contenidos que emite y su permanencia en antena, que ya supera los cinco años.

La CNMC considera que algunos de los programas de Sálvame debieran haber sido calificados para una edad mayor que la actual –no se recomienda a menores de 7 años- por presentar de forma explícita “graves conflictos emocionales”, así como actitudes “intolerantes, racistas, sexistas y violentas”. También le acusa de incluir escenas de angustia y un “lenguaje soez, expresado de manera ofensiva y/o violenta”. En la resolución, Competencia le expone algunos ejemplos de estas situaciones, entre los que se encuentra, el momento protagonizado por Belén Esteban en el programa del pasado 8 de enero, en el que pronunció frases como la siguiente: ”A mí ya todo me da igual, pero ésta no se ríe de mí y menos de mi madre. Porque ahora lo vuelvo a repetir aunque lo saque Ana Rosa: te saco los ojos, me los como, los vomito y los pisoteo, ¿vale?”.

La CNMC ha otorgado a Telecinco un plazo de 10 días para incrementar la calificación por edad de este programa, si no quiere enfrentarse a una sanción grave. Según la Ley Audiovisual, la cuantía de este tipo de infracciones oscila entre los 100.001 y los 500.000 euros.

Mediaset ha defendido la "regularidad jurídica" de este programa

La otra llamada de atención que Competencia le ha hecho a Sálvame se conoció pocas horas después de la primera y tiene que ver con la publicidad encubierta de un producto farmacéutico que se realizó durante un “microespacio de salud”. La sanción a la que se enfrentaría Mediaset, en caso de prosperar este expediente, también sería de carácter grave.

Ante estos dos avisos, la única valoración oficial de Mediaset ha sido la de emitir un comunicado en el que defiende la “regularidad jurídica” de este programa, pero en el que también la emprende contra su principal rival, Antena 3, el cual emite durante el horario de protección reforzada (de 17.00 a 20.00 horas) contenidos violentos, a su juicio. "Una mujer retenida en contra de su voluntad, zarandeada mientras permanece atada con grilletes, es sólo uno de los ejemplos de lo que se puede ver por las tardes en un serial de una cadena de la competencia, con el agravante de que, aunque ficcionadas, son imágenes reales", detalla en la nota.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba