Medios

El presidente de TVE ocultó a su Consejo que iba a “regalar” una parte de su espacio en la TDT

TVE ha renunciado a una parte del espectro que le corresponde en la TDT para que el Ministerio de Industria pueda introducir ahí un nuevo canal. Pero la decisión se ha tomado sin consultar con el Consejo de Administración, lo que, según una parte de este órgano, supone una “grave” vulneración de la ley.

El presidente de RTVE, José Antonio Sánchez
El presidente de RTVE, José Antonio Sánchez EFE

El presidente de Radiotelevisión Española (RTVE), José Antonio Sánchez, no comunicó a su Consejo de Administración que la corporación iba a ceder al Ministerio de Industria una parte de su espacio en la Televisión Digital Terrestre (TDT) para que ahí pueda emitir una televisión privada a partir del próximo octubre. Esta decisión ha creado una fuerte polémica en este órgano de decisión, tanto porque se ha tomado a sus espaldas, “a pesar de que condiciona el futuro de TVE”, como porque una parte de sus miembros duda que Sánchez tenga asignada la competencia para llevarla a cabo.

Fuentes del Consejo de Administración han asegurado a Vozpópuli que la ley que regula el funcionamiento de Televisión Española (Ley 17/2006) no faculta a su presidente tomar esta determinación de forma unilateral, por lo que han adelantado que estudian impugnarla ante el Ministerio de Industria, así como ante la justicia ordinaria. Esto complicaría los planes del equipo de José Manuel Soria pues, en el probable caso de que prosperaran estas alegaciones, se vería obligado a anular la orden publicada en el Boletín Oficial del Estado (BOE) el pasado 18 de abril, detallan fuentes jurídicas del sector.

A través de esa orden, José Antonio Sánchez renunciaba a una porción del espacio que TVE tiene adjudicado en la TDT -una sexta parte de un múltiplex-. Lo hizo a petición de Industria, que quiere otorgar ese fragmento del espectro radioeléctrico a una televisión privada. En concreto, a una de las que obtendrá una de las seis licencias que se repartirán el próximo octubre.

TVE defiende a su presidente

Oficialmente, Televisión Española afirma que su presidente cuenta con "total libertad" para realizar esta acción. Sin embargo, una parte de su Consejo de Administración niega la mayor y define esta actuación como ilegal. "Lo que la ley dice sobre la figura del presidente de Televisión Española es que está capacitado para ejercer el poder ejecutivo en la corporación. Eso sí, siempre que sus decisiones se basen en lo que decida el Consejo de Administración. Por tanto, Sánchez puede proponer a este órgano que se adopten este tipo de decisiones, pero no tiene la potestad para tomarlas por su cuenta, salvo en contadas excepciones. Y no es el caso", aseguran fuentes de este órgano.

TVE se ahorrará 3,3 millones de euros al año por renunciar a este espacio

El pasado septiembre, el Plan Técnico Nacional de la TDT quitó a Televisión Española una parte del espacio del que disponía en la televisión en abierto para facilitar la futura entrada de una empresa privada en este hueco, así como para ahorrar al ente público el coste de su mantenimiento. Con esta nueva renuncia, que remitió Sánchez por carta al Ministerio de Industria, perderá más espacio, pero ahorrará una cantidad anual de 3,3 millones de euros, en concepto de transporte de señal.

Desde la corporación, aseguran que esta decisión no conllevará el cierre de canales, ni una pérdida en la calidad de sus emisiones. Ahora bien, limitará, muy mucho, la capacidad de la televisión pública española para afrontar nuevos proyectos, precisan otras fuentes del Consejo.

Un tema que se debatirá el próximo jueves

José Antonio Sánchez informará este jueves a los consejeros de la corporación sobre el abandono de espacio en la TDT -que ya se ha hecho efectivo-. Lo hará en una reunión en la que se abordará otro tema polémico, como es la votación del programa político de Ernesto Sáenz de Buruaga.

El formato fue rechazado en una primera votación tras la inexplicable abstención de tres consejeros del PP. Sin embargo, el presidente de TVE no desistió en su idea de sacarlo adelante, de ahí que haya decidido volver a presentarlo ante el Consejo de Administración.

Eso sí, se aprobará con el nombre Así de claro (el anterior era España opina) y con algunas modificaciones en su estructura, que finalmente será muy similar a la de La Sexta Noche. Es decir, combinará tertulia con entrevistas y reportajes de actualidad. El contrato que el equipo de Sánchez ha elaborado contempla la realización de 27 programas, con un periodo de prueba de cuatro ediciones en las que deberá alcanzar una cuota de audiencia mínima del 10%. "Será menor que en la mayoría de estos proyectos. Pero claro, después del fracaso del programa de José Luis Moreno con La alfombra roja, la dirección de la casa no se quiere arriesgar a hacer otra vez el ridículo", concluyen fuentes de este órgano.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba