Medios

Sánchez se inventa un nuevo sistema de patrocinios para TVE, pero no solucionará su déficit

El presidente de la corporación ha exigido que estas fórmulas publicitarias puedan aplicarse más allá de los programas deportivos y culturales. También que puedan emitirse hasta cinco minutos por cada hora de programación. Pero los ingresos que se obtendrían sólo permitirían paliar una parte del déficit de la corporación.

El presidente de RTVE, José Antonio Sánchez
El presidente de RTVE, José Antonio Sánchez EFE

Radiotelevisión Española (RTVE) se encuentra sumida en una grave crisis que tiene difícil solución. Su audiencia se encuentra en mínimos históricos y su preocupante déficit sólo se corregiría con una drástica reducción de su partida de gastos o con un notable incremento de la aportación estatal que recibe, lo cual es una opción que el Gobierno no contempla. En estas condiciones, sus gestores tratan de encontrar fórmulas para reducir sus números rojos, pero ninguna resulta plenamente efectiva. La última que ha propuesto su presidente, José Antonio Sánchez, pasa por flexibilizar el sistema de patrocinios de sus programas para aumentar la recaudación en este concepto. Pero esta medida no solucionaría las urgencias de Televisión Española ni en el mejor de los escenarios.

La nueva regulación de los patrocinios que ha planteado Sánchez hace unas horas pasa por aplicarlos más allá de los espacios deportivos y culturales. También por fijar un máximo de cinco minutos por hora para la emisión de estas fórmulas publicitarias, así como por reducir la burocracia que rodea su contratación.

TVE tan sólo obtuvo 9 millones de euros en concepto de patrocinios durante 2014

El máximo responsable de TVE considera "ridículo" que la televisión pública española sólo pudiera obtener 9 millones de euros en patrocinios en 2014, algo que atribuye a las mil y una trabas que la ley establece para su contratación. Sin embargo, la solución que ha sugerido no incrementaría ostensiblemente la facturación y, por lo tanto, no serviría para paliar el déficit de TVE, que en los últimos años ha sido siempre superior a los 100 millones de euros, detallan fuentes de la corporación.

La baja audiencia: un factor que dificultaría el éxito de esta fórmula

Una de las causas que explican el escaso efecto que tendría esta medida es la baja audiencia que registran desde hace unos meses los canales de TVE. La 1 ni siquiera alcanzó el 10 % de la cuota de pantalla en abril y, en verano, sin sus productos estrella en liza, todo parece indicar que batirá sus registros históricos negativos.

“Cuanta menos audiencia tienes, más barata se vende la publicidad; y con el 5, el 6 y el 7 por ciento de share que registran varios de sus programas, resulta difícil pensar que tres o cuatro patrocinios cubran si quiera lo que cuesta su producción”, explican fuentes relacionadas con el sector publicitario.

Durante el mes de abril, La 1 ni siquiera llegó al 10 % de la cuota de pantalla

Desde una de las cadenas privadas, reconocen que, con la emisión de cinco minutos de patrocinios por hora, TVE conseguiría aumentar su partida de ingresos "en unos pocos millones de euros". Ahora bien, este incremento en su facturación tendría una contrapartida: la bajada de audiencia a la que se exponen estas empresas por realizar cortes en mitad de sus programas, algo que es “poco menos que una ley universal de la televisión”.

La vuelta de la publicidad también es “casi imposible”

Una de las posibles soluciones que se podrían adoptar para reducir el déficit de TVE -y que fue reclamada hace unos meses por un sector del PP- es la de retornar al sistema de financiación del ente público previo a 2010 y recuperar la publicidad. Pero esta medida ha sido descartada por Moncloa pues, con la audiencia actual de La 1, La 2 y los canales temáticos, se agravarían los números rojos de la corporación.

Sirva como ejemplo el que Mediaset, con un 31,4 % de share, obtuvo en el primer trimestre de 2015 más de 215 millones de euros a través de la publicidad. Entre todos los canales de TVE acapararon el 16,7 %, es decir, la mitad. Desde el sector publicitario recuerdan que los ingresos por cada punto de audiencia que obtenía TVE hasta 2010 eran menores que los de sus competidores, pues vendía sus anuncios “bastante más baratos, hasta el punto de rozar el dumping. Por lo tanto, el volver a adoptar este modelo le dejaría unos ingresos que serían “bastante menores” que la suma de sus dos principales fuentes de financiación: la aportación anual del Estado y el impuesto que le pagan las empresas de telecomunicaciones sobre sus beneficios.

El gasto de personal de TVE supuso en 2014 un desembolso de 370 millones de euros

La solución más efectiva para reducir el déficit de TVE pasaría por reducir su gasto y, más concretamente, su partida destinada a personal, que ascendió a 370 millones de euros en 2014. Pero eso generaría una reacción de los potentes sindicatos de la empresa a la que en Moncloa no están dispuestos a enfrentarse en este 2015 electoral.

La alternativa es incrementar la audiencia en varios puntos, algo que sólo se conseguiría con una fuerte inversión que no permiten las cuentas de la empresa. Por eso, sus responsables han optado por soluciones menores, como desgravarse el IVA de los contratos que TVE tiene vigentes con empresas privadas -muy pocos- o ampliar el sistema de patrocinios del ente público. Pero son sólo medidas menores que no pondrán fin a los acuciantes números rojos de la televisión pública española.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba