Medios

El agujero de RTVE se agranda: prevé perder un mínimo de 30 M a pesar de que Montoro le perdonará el IVA

TVE ha cerrado los últimos ejercicios con más de 100 millones de euros de déficit. Las previsiones más optimistas estiman que perderá 30 millones en 2015, a pesar de que Montoro podría librarle de pagar 80 en concepto de IVA.

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro
El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro EFE

Radiotelevisión Española cerrará el año en números rojos. Como era previsible y como se ha convertido en tristemente normal. Ni las tibias medidas de ajuste tomadas por su equipo directivo, ni el auxilio prestado por Cristóbal Montoro, que le ha perdonado una parte del IVA, serán suficientes para evitar que la corporación pierda dinero en 2015. Las previsiones más optimistas estiman que su déficit alcanzará los 30 millones de euros, aunque lo más probable es que esta cantidad se incremente de forma muy considerable en los últimos meses del año, lo que agravaría la crisis de una televisión que presenta claros síntomas de decadencia y le obligaría a afrontar una nueva reducción de su capital social.

Para explicar el déficit perpetuo de Televisión Española hay que tener en cuenta principalmente tres factores. El primero, que la aportación que el Estado realiza a este medio de comunicación se ha reducido el 45 % desde el inicio de la legislatura. El segundo, que la ley por la que se rige esta empresa pública impide a sus gestores buscar fuentes de financiación más allá de la que recibe vía Presupuestos Generales, vía patrocinios o vía empresas de telecomunicaciones y televisiones privadas. Y el tercero es que sus costes fijos son muy elevados. Especialmente el de personal, que asciende a más de 370 millones de euros anuales. Más que la suma de Atresmedia y Mediaset.

Televisión Española perdió el año pasado 135 millones de euros. Su gasto en personal ascendió a 370 millones

Las pérdidas que registró TVE en 2014 fueron de 135 millones de euros. Pudieron ser mucho menores, pero el Ministerio de Hacienda se negó a última hora a conceder a la corporación un crédito extraordinario de 130 millones para cuadrar su balance. El equipo directivo presidido por José Antonio Sánchez prevé que este año esa cantidad se reduzca a unos 30 millones, según le trasladó hace unos días a su Consejo de Administración. Ahora bien, este cálculo resulta "excesivamente optimista", puesto que excluye los gastos extraordinarios de producción que se registrarán durante los próximos meses y, sobre todo, da por supuesto que Montoro perdonará todo el IVA soportado por la corporación, algo que ni mucho menos está claro.

La polémica sobre el IVA de RTVE

Televisión Española pagó en 2014 un total de 91,5 millones de euros en concepto de IVA. El Ministerio de Hacienda trasladó hace unas semanas a Sánchez que TVE se libraría de abonar una buena parte de esa cantidad a partir de este ejercicio, en virtud e la reforma fiscal aprobada hace unos meses en el Parlamento. Fuentes oficiales de la corporación estipulan que eso supondrá desembolsar casi 80 millones menos que el año anterior, pero otros informantes del Consejo de Administración de la casa aseguran que esa cifra difícilmente llegará a los 20 millones de euros.

Su argumento se basa en que esta quita de IVA sólo podrá aplicarse a las transacciones comerciales que desarrolle la corporación, tales como la compraventa de productos televisivos o la contratación de patrocinios para espacios culturales y deportivos. En TVE dan por seguro que podrán desgravarse este impuesto de la práctica totalidad de sus actividades -aunque no han presentado ninguna prueba de su acuerdo con Hacienda-. De ahí que su previsión de pérdidas sea más suave.

Más allá de estas diferencias sobre el pago de este impuesto, lo que José Antonio Sánchez ha dejado claro en sus intervenciones en el Congreso de los Diputados es que el modelo de financiación de RTVE, ideado por el Gobierno de Rodríguez Zapatero, no funciona.

Una de las soluciones que se han barajado desde Moncloa para compensar estas pérdidas es la de modificar la ley por la que se rige TVE para que sus gestores tengan más libertad para contratar patrocinios para sus programas. Actualmente, sólo se puede recurrir a esta fórmula en los espacios culturales o deportivos, por lo que, extendiéndola al resto de la parrilla, se recaudaría más en este concepto. "No muchos millones, pero los suficientes para ayudar a cuadrar las cuentas", afirman fuentes de la corporación.

Sánchez ha pedido al Ejecutivo que dote de más recursos a la televisión pública, pues con su presupuesto de 948 millones de euros resulta prácticamente imposible no incurrir en pérdidas. En su última comparecencia en la comisión mixta de control de RTVE recordó que la BBC dispone de unos recursos anuales de 4.000 millones, mientras que la RAI italiana, de 3.000; y la FOX y la ZDF alemanas, de 12.000. En su opinión, esto explica en buena parte su déficit y sus dificultades para competir con unas televisiones privadas que en este 2014 se han distanciado aún más de la pública, en cuanto a audiencia.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba