Medios

Terremoto en la prensa de Cataluña: TV3 y Grupo Zeta, al borde del colapso

Los medios de comunicación no pasan por su mejor momento en la comunidad autónoma gobernada por Artur Mas. La plantilla de la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales protesta con huelgas y arremete contra CiU por el recorte salarial del 30%. Esa misma cantidad del sueldo van a perder los empleados del conglomerado de Antonio Asensio. Por ello, también ultiman movilizaciones...  Hay tres mil periodistas afectados. 

Son dos casos distintos, pero parecen el mismo. El ente público catalán y uno de los principales grupos privados en la comunidad pasan por una situación casi idéntica: la dirección de la empresa decide bajar un 30% el salario a la plantilla. Los empleados, enfurecidos, se rebelan con movilizaciones. Y las protestas pueden llevar al colapso a ambos conglomerados de medios. Se trata de la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (CCMA), que agrupa a TV3 y Catalunya Radio, y del Grupo Zeta, que edita El Periódico de Catalunya, Sport, Interviú y Tiempo, entre otras publicaciones. Las perspectivas de una solución son difíciles en ambos casos porque el pasado fin de semana, casi al mismo tiempo, los representantes de las dos direcciones rompieron unilateralmente las negociaciones en marcha. En total, ven amenazado su futuro hasta 3.000 periodistas. Todo un terremoto mediático.

En la corporación pública el enfrentamiento es total entre la plantilla, compuesta por más de dos mil trabajadores, y la dirección que encabeza el presidende, Brauli Duart, cercano a CiU. Como adelantó Vozpópuli la pasada semana, los empleados, que ya repudiaron la gestión del alto cargo en un referéndum celebrado semanas atrás, ponen en su punto de mira al partido liderado por el president, Artur Mas. Así, por ejemplo, el Sindicato de Periodistas de Cataluña emitió este lunes un comunicado que, entre otras cosas, decía esto: "Es completamente inaudito que CiU, embarcada en el proceso soberanista, se dedique a socavar las bases del que considera una estructura de Estado y a desmotivar a sus trabajadores, ya bastante recortados desde hace tres años, cuando desde el Parlament anuncia que este 2014 no habrá más recortes de sueldos en el sector público"

Los sindicatos atacan a CiU porque es "inaudito" que "socave las bases del que considera una estructura de Estado"

Igualmente, Comisiones Obreras denuncia que la CCMA ha arrasado el convenio colectivo hasta ahora vigente y pretende aplicar a los empleados el artículo 41 del Estatuto de los Trabajadores, lo que supondría una reducción salarial del 30%. También el sindicato recuerda que la plantilla ya se ha reducido en 269 empleados en los dos últimos años. Y acusó a los directivos del ente público de "hacer dispendios millonarios en los platós de los nuevos telediarios y en la compra de derechos de la Fórmula 1". Más del 90% de la plantilla de TV3 y Catalunya Radio están siguiendo las huelgas de 12 horas seguidas que se han celebrado varios días en la última semana. Y aseguran que seguirán con este tipo de protestas hasta torcer la voluntad de Duart y el resto de directivos. La situación se ha enconado más, si cabe, después de que la dirección diera por rotas las conversaciones el pasado viernes, 31 de enero. 

Solo un día después, el pasado sábado, 1 de febrero, ocurrió algo muy similar en el Grupo Zeta. Hace varias semanas Vozpópuli informó sobre la guerra abierta entre la plantilla y la dirección a cuenta de los recortes que esta última pretende imponer. En concreto, el conglomerado de medios pretende rebajar los salarios en un 33% (consolidar un 8% ya reducido tiempo atrás y aumentarlo otro 25%) a 700 empleados. Contra pronóstico, unos días después los representantes de Antonio Asensio decidieron ceder y alargar las conversaciones, además de aceptar la presencia de un mediador. Ambas partes empezaron a negociar. Entre otras cosas, la empresa propuso que los empleados que así lo deseasen se apuntasen a un plan de bajas incentivadas. Así lo hicieron 37 empleados.

Los empleados de Zeta anuncian acciones legales y diversas movilizaciones contra la decisión de la empresa

Con sus más y sus menos, las negociaciones avanzaban. Sin embargo, el sábado por la tarde, como se ha dicho, la dirección de Zeta rompió unilateralmente y por sorpresa el diálogo con los representantes de su plantilla. Su propuesta definitiva supone unas reducciones salariales comprendidas entre el 21% y el 32%. Quienes se sumaron a las bajas incentivadas no podrán abandonar la compañía. Por ello, los trabajadores anuncian tanto acciones legales como más que probables movilizaciones contra la decisión de la empresa. O sea, la solución no parece cercana ni sencilla. 

Tanto en TV3 como en Zeta la situación es cercana al colapso, según fuentes de ambos conglomerados de medios. La preocupación es evidente en la Generalitat por el caso de la cadena pública, donde los empleados dan cada vez más muestras de su cercanía a los postulados de ERC. Y es que el partido independentista liderado por Oriol Junqueras siempre se ha negado a los recortes que está acometiendo CiU en la corporación. De momento, en Cataluña el panorama menos sombrío es para el Grupo Godó, editor de La Vanguardia, aunque en su seno tampoco faltan los problemas económicos, sobre todo por el hundimiento de ventas del citado rotativo


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba