Medios

Los diez directivos que ultiman recortes en TV3 cobran 100.000 euros al año

Los empleados denuncian los salarios "escandalosos" de la dirección. El presidente de la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales, Brauli Duart, asegura que el ahorro es "absolutamente necesario" para no acabar "como otras televisiones". Continúa en el aire qué empresa gestionará la publicidad del ente público...

Los diez directivos de la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (CCMA) cobran 100.000 euros de media. Así lo reconoció el presidente del ente público, Brauli Duart, en sede parlamentaria y así lo denuncian los empleados de TV3 y Catalunya Radio, en el marco de la larga batalla que disputan contra la dirección a cuenta de los hipotéticos recortes. Además, los trabajadores de los medios públicos se muestran radicalmente en contra de la externalización de la gestión de la publicidad. En medios catalanes se da por hecho que dicha gestión, que supone un negocio de unos 60 millones de euros, irá a manos del Grupo Godó. 

Según las fuentes consultadas por este diario, está previsto que en breve se conozcan los sueldos que los directivos tuvieron en 2013. Pero los datos de 2012, publicados por la Generalitat un año atrás, indican que el sueldo más bajo de los directivos de la CCMA asciende a 96.594 euros. Perciben esta cantidad los cinco miembros del Consejo de Gobierno, elegidos por el Parlament a propuesta de los partidos políticos (dos de CiU, dos del PSC y uno del PP). Los sueldos más altos son para el director de TVC y el director de Catalunya Radio, con 164.965 y 106.557 euros respectivamente. El presidente de la Corporación recibe 129.679 euros al año. Y, además, los directores de la Estrategia de Marca y de Gestión de Recursos superan los 105.000 euros. 

En el Parlament

El pasado viernes el citado Duart compareció en el Parlament. Y durante la comparecencia reconoció que se mantienen estos salarios que suman 1,1 millones de euros, según recuerdan los periodistas del ente público. Estos califican de "escandalosas" estas retribuciones y reclaman su inmediata y drástica reducción, en el marco de la negociación de un nuevo convenio colectivo que se ha alargado hasta finales de mayo. Como ya informó este diario, ahora mismo la Generalitat ha congelado estos recortes y espera llegar a algún tipo de acuerdo antes de la fecha citada. La plantilla, por su parte, sigue presionando con sus protestas. La última se celebró precisamente el pasado viernes, casi a la misma hora que Duart hablaba en el Parlament. 

La plantilla de TV3 y Catalunya Radio quiere evidenciar "las maniobras de CiU, PP y PSC para pagar favores que deben al grupo Godó"

El motivo principal de dicha protesta es la externalización de la gestión de la publicidad en el ente público. A priori, este asunto ya ha sido ratificado en dos ocasiones por el Parlament (la última el pasado 13 de marzo) y, por ello, no está sobre la mesa de negociación que mantienen abierta los empleados y la dirección. Sin embargo, los periodistas de TV3 y Catalunya Radio aún reclaman que no se externalice dicho servicio. Y lo hacen, según un comunicado publicado estos días, porque pretenden evidenciar "las maniobras políticas de CiU, PP y PSC para pagar los favores que deben al grupo Godó". No es ningún secreto que el grupo mediático de Javier Godó mantiene excelentes relaciones con CiU. Y, como ya adelantó Vozpópuli, en el conglomerado esperan la ayuda, en forma de subvenciones, de la Generalitat

Todo este embrollo se escenificó, como se ha dicho, el pasado viernes. Mientras los empleados de la corporación protestaban a las puertas del Parlament, en su interior Duart respondía a los diferentes grupos parlamentarios catalanes sobre los asuntos más candentes. Y, entre otras cosas, el presidente del ente público remarcó una vez más que los recortes son "absolutamente imprescindibles" para la supervivencia de la CCMA, que, sin dichas medidas de ahorro, podría acabar "como otras televisiones", en clara referencia al cierre de la Radiotelevisión Valenciana. Y ratificó, una vez más, que la externalización de la publicidad es necesaria. 

Ahora mismo la Generalitat debe decidir si Godó o Zeta pasan a gestionar la publicidad de la Coporación pública

En concreto, Duart explicó que esta polémica medida no tiene el objetivo de "ceder el control total" de los anuncios, pues "el control diario y la ubicación de la publicidad" recaerían siempre en la Corporación, lo que "está en la línea de lo que se planteó en el 2011". Según detalló, el primer objetivo de la externalización es "asegurar un incremento de los recursos en publicidad". Grupos como ERC e ICV están en contra de esta iniciativa, en línea con el argumento que repiten los empleados: "La gestión de la publicidad no debe utilizarse para engrosar la cartera de clientes del grupo Godó, ni de ningún otro grupo de comunicación privado". Ahora mismo, se espera que la Generalitat decida de una vez qué grupo mediático se hace con los servicios de externalización de la publicidad. Este diario ya reveló que Godó y el grupo Zeta son los únicos aspirantes a quedarse con este negocio

La relevancia del asunto de la publicidad es tal que prendió la mecha de los problemas entre la dirección y la plantilla a finales de 2013. Desde entonces las tensiones han ido creciendo en el seno de la corporación, sobre todo después de que el citado Duart explicase su plan de bajar los sueldos a los empleados. La dirección llegó a anular el convenio colectivo. Y una de las protestas de la plantilla mutó en un encierro de los directivos en las oficinas durante 12 horas. Ahora, con el plazo hasta mayo como telón de fondo, las aguas parecen algo más calmadas. Pero las fuentes consultadas aseguran que la pelea va a continuar en los dos próximos meses. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba