Medios

A Artur Mas le critican desde su propio Gobierno el partidismo de la televisión pública TV3

La cadena ha recibido en las últimas horas la inesperada crítica por partidismo profesional de parte del secretario de Vivienda de la Generalitat, Carles Sala. Hasta ahora las críticas solo provenían de la oposición.

A Artur Mas se le empieza a poner en duda desde su propio Gobierno el férreo control que impone a la televisión pública TV3 que pagan con sus impuestos todos los catalanes, incluidos los que no son independentistas. TV3 ha recibido en las últimas horas la inesperada crítica por partidismo profesional de parte de un alto cargo del propio Gobierno catalán, de CiU, que preside Artur Mas. Hasta ahora las críticas provenían de los partidos de la oposición en el Parlament: PSC, PP y Ciutadans y de asociaciones como Societat Civil Catalana y del propio comité de empresa de la cadena pública autonómica.

Pero el tratamiento informativo global a favor de la tendencia secesionista ha desesperado al secretario de Vivienda de la Generalitat, Carles Sala, militante de Unió Democràtica (UDC) que ha mostrado su opinión respecto del partidismo de TV3 en un tuit en el que ha lamentado lo siguiente: “Hay falta de rigor y tanta falta de contraste en las informaciones de TV3 que me hace mucha pena. Lo doy por perdido. Mediocridad”, ha afirmado en su cuenta de Twitter.

A pesar de que Carles Sala no ha concretado qué causó su denuncia, en las redes sociales ya le han llovido críticas por parte de sectores independentistas

A pesar de que Carles Sala no ha concretado qué información ha provocado su denuncia pública contra TV3, en las redes sociales ya le han llovido críticas por parte de sectores independentistas tanto de Unió como de Convergència Democràtica de Catalunya (CDC), el partido de Artur Mas que ahora ha virado hacia el independentismo. Carles Sala, militante de Unió y nacido en Tarragona, forma parte del comité de gobierno de Unió que preside el democristiano Ramon Espadaler. Ha sido diputado en el Parlament entre los años 2006 y 2010.

Desde el día que Artur Mas ganó su mayoría relativa en las elecciones autonómicas anticipadas de 2012, en las que perdió 12 diputados e intensificó su deriva soberanista entregándose a la voluntad de los independentistas de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) en lugar de buscar mayorías con el PP o el PSC, han arreciado las críticas en Cataluña al partidismo político de la televisión pública TV3 a favor de los argumentos independentistas. En los últimos dos años, no sólo los informativos tienen  un marcado perfil a favor del soberanismo y de la “caricatura” del resto de España y del Gobierno central, sino los programas de opinión y deportivos también se han sumado para favorecer esta tendencia que representa a una parte de los catalanes. Cabe recordar que la televisión pública

TV-3 y Catalunya Ràdio tienen presupuestado 297,5 millones de euros para el 2015. De este montante, 232,5 millones los aportaría la Generalitat y 65 millones vendrían de los ingresos publicitarios previstos, según el anteproyecto de presupuestos dela Corporació Catalana de Mitjans Audiovisuals (CCMA) para 2015, que debe aprobar Parlament si Mas consigue el apoyo de ERC o si sigue adelante con mayoría relativa.

Banalización del nazismo por parte de TV3

Por otra parte, el PP catalán ha impulsado en el Parlamento Europeo un documento para que los eurodiputados expresen su rechazo a que el programa de sátira política 'Polònia' -que emite la cadena pública TV3- "banalizase el nazismo" en un 'gag' en el que "comparaba" al presidente del Gobierno central, Mariano Rajoy, con Hitler.

El PP catalán ha impulsado en la Eurocámara un documento contra el programa de sática política 'Polònia' por "banalizar el nazismo" en un 'gag'

El vicesecretario de Acción Política del partido, Enric Millo, ha explicado que ya han obtenido el apoyo de eurodiputados de otros Estados europeos y de grupos que van más allá de los populares europeos "que quieren condenar esta banalización del nazismo que se produce en Catalunya".

El dirigente popular ha añadido que entre los que ya han suscrito el texto de rechazo hay eurodiputados alemanes que tienen una sensibilidad muy alta con este tipo de hechos porque "una emisión como esta en Alemania podría considerarse un delito", por lo que ha considerado importante que exista esta condena. El texto que promueven los populares explica que en el programa se emitió un gag en el que se imitaba una escena de la película 'El hundimiento' -sobre la caída de Hitler- en el que los actores que representaban al presidente del Gobierno central y miembros de su Ejecutivo hacían el papel de Hitler y algunos de sus colaboradores, según ha declarado a Europa Press.

Los populares esgrimen que, pese a que el gag era en clave de humor, tenía "la clara intención de ridiculizar a los miembros del Gobierno democrático del Estado, comparándolos con los principales lideres del III Reich", lo que, a su juicio, supone una banalización del nazismo y una manipulación política inaceptable. Tras criticar que esta emisión provenga de un medio público, el texto que han hecho circular entre los eurodiputados manifiesta su repulsa a una forma de proceder que consideran "contraria al espíritu de concordia que preside el Parlamento Europeo y la UE".


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba