Medios

Guiño del Gobierno a las TV privadas: prepara la salida del Supremo de su “juez enemigo”

El Gobierno ha propuesto como candidato al Tribunal de Justicia de la UE al magistrado Manuel Campos Sánchez-Bordona. Este juez del Tribunal Supremo se ha pronunciado con anterioridad en contra de los intereses de las televisiones privadas y estaba llamado a tener voz y voto en el proceso sobre el posible cierre de ocho nuevos canales de la TDT.

Mariano Rajoy y Paolo Vasile
Mariano Rajoy y Paolo Vasile EFE

Mariano Rajoy ha tendido una mano a las televisiones privadas. Lo ha hecho con disimulo, sin levantar mucho ruido y en un momento crucial, pues resta poco más de un mes para que se celebren las elecciones autonómicas y municipales. El Ejecutivo ha propuesto al magistrado del Tribunal Supremo Manuel Campos Sánchez-Bordona como candidato a ocupar un puesto de abogado general en el Tribunal de Justicia de la Unión Europea. Este juez forma parte de la sala de la instancia jurídica que tendrá que decidir próximamente sobre el cierre de ocho canales de la TDT y, con anterioridad, se ha posicionado en contra de los intereses de Atresmedia, Mediaset, Net TV y Veo TV.

Mucho se ha hablado durante los últimos meses sobre la relación que mantiene el Ejecutivo con las televisiones comerciales españolas. Oficialmente, ninguna de las partes ha reconocido la existencia de tensiones, pero en círculos privados han confesado en varias ocasiones que este vínculo se ha deteriorado por la clausura de nueve canales de la TDT el año pasado; y por el papel que han jugado Atresmedia y Mediaset en el ascenso de Podemos.

La Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo ordenó el pasado año el cierre de nueve canales de la TDT

Las televisiones privadas reclaman al Ejecutivo que proteja sus intereses y evite que una próxima decisión del Tribunal Supremo les obligue a enterrar más cadenas. Su pretensión –tal y como ha afirmado su patronal, UTECA- pasa porque elabore un Decreto-Ley que anule el efecto de cualquier sentencia contraria a sus intereses. Sin embargo, entre los abogados del Estado existen fundadas sospechas de que, si Moncloa actúa en favor de estas empresas, la Comisión Europea intervendrá en España para garantizar la libre competencia del sector, tal y como contó este periódico.

Otra de las formas por las que podría optar el Gobierno para calmar a las televisiones sería la de otorgarles más facilidades que a sus posibles competidores en el concurso de cinco nuevas licencias para la TDT que se convocará de forma inminente. Es decir, ponérsela cortita y al pie.

Sin embargo, Vozpópuli tiene constancia de que varias empresas del sector –entre ellas, aspirantes a conseguir esta licencia- impugnarían “de inmediato” ese procedimiento si favoreciera a las empresas de UTECA. Incluso han anunciado que lo denunciarían ante la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) por limitar la competencia; y, en último término, a la Comisión Europea, por incumplir la directiva de la UE sobre la gestión del espectro radioeléctrico. Por tanto, esta situación no solucionaría la "inseguridad jurídica" que, según las televisiones, afecta a la TDT.

Sánchez-Bordona y su voto particular

El movimiento realizado por el Ejecutivo, para con Manuel Campos Sánchez-Bordona, supone un guiño a las televisiones privadas que podría derivar en un importante favor, pues si su candidatura a abogado general del TJUE prosperase y abandonara el Tribunal Supremo, la Sala de lo Contencioso-Administrativo se quedaría sin un juez que ha expresado su opinión contraria al orden del que las Administraciones del PP y el PSOE han querido dotar a la TDT, prácticamente desde su implantación. 

Cabe recordar que, en 2009, cuando el Tribunal Supremo desestimó el recurso contra el Plan de Ordenación de la TDT que elaboró en 2005 el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, Sánchez-Bordona emitió un voto particular con el que se opuso al modo de adjudicar canales a los grupos de televisión que recogía esa norma. En esa ocasión, tuvo que dejar la ponencia de la sentencia para emitir su voto particular en contra del desestimiento de la demanda.

Sánchez-Bordona ha participado en la votación sobre varias sentencias que han perjudicado los intereses de las televisiones privadas

Desde entonces, ha participado en todas las sentencias que han dado la razón a los demandantes acerca de este asunto, y que han convertido a esta sala del Alto Tribunal en todo un perro de presa para las empresas que emiten en abierto.

Los canales de los que tuvieron que prescindir hace unos meses tenían una importancia secundaria para estas compañías. Pero una nueva decisión de estas características supondría un duro mazazo para ellas, puesto que les obligaría a dejar morir cadenas con un mucho mayor peso específico en su negocio; y perjudicaría de una mayor forma sus cuentas y sus datos de audiencia.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba