CANAL Nou cierra, Telemadrid espera al Supremo, TV3 externaliza, Canal Sur y RTVE bajan sueldos

El modelo fallido de las TV públicas: deudas crecientes y gastos insoportables

Los canales autonómicos han gastado en 2013 hasta 927 millones de euros y deben unos 500. Casi ninguno es rentable y abundan los números rojos. Las reducciones salariales y los despidos son constantes. El caso valenciano es el más drástico, pero lo mismo puede ocurrir en Madrid. TV3 es la más ruinosa. La excepción es Canal Extremadura: crece en audiencia y tiene déficit cero. 

No es ningún secreto que las televisiones públicas en España padecen una crisis sin precedentes. Entre todas las autonómicas, gastan 927 millones de euros en 2013 y prácticamente ninguna es rentable. Su deuda acumulada asciende a unos 500 millones. Canal Nou ya no emite. Telemadrid depende de una decisión del Tribunal Supremo. Y ahora los problemas se acentúan en Canal Sur y TV3. La dirección de la cadena andaluza intenta reducir el salario de sus trabajadores. Y los sindicatos se niegan. Por tanto, la batalla está asegurada. En el caso catalán, estos días se viven jornadas de protesta y la plantilla repudia a su presidente. El caso de la cadena pública estatal, Radiotelevisión Española, es distinto porque el Estado la rescató años atrás, pero también ha tenido que bajar el sueldo a sus empleados.

El cierre de la Radiotelevisión Valenciana (RTVV), conocida como Canal Nou y rebautizada poco antes de su final como Nou, ha encendido todas las alarmas entre los empleados del resto de cadenas públicas. La imagen de la Policía entrando a las dependencias del canal para cortar su emisión resulta poderosa e inolvidable. Y, lo que es más importante, supone un precedente que puede repetirse en el futuro en otras regiones del país.

Telemadrid es el canal público que ahora mismo tiene más papeletas para seguir el camino parecido al de Canal Nou. Como ha contado este diario, ahora mismo el Tribunal Supremo debe decidir si avala o tumba el expediente de regulación de empleo (ERE) que costó el puesto a 830 trabajadores. El presidente del Gobierno regional, Ignacio González, ya ha amenazado en dos ocasiones con que, si el Alto Tribunal no valida el ERE, cerrará el canal autonómico. Es decir, el mismo escenario que RTVV. Sin ir más lejos, este viernes la antecesora en el cargo de González, Esperanza Aguirre, aseguró en una entrevista a Rac 1 que sería “patético” que los jueces tumbasen el ERE. “Si los jueces declaran nulo el ERE, como no hay presupuesto aprobado ni puede haberlo, no hay otra solución que el cierre", dijo.

Problemas en Canal Sur

Las espadas también están en lo alto en la Radio Televisión de Andalucía (RTVA), genéricamente conocida como Canal Sur. La dirección del ente propone una reducción salarial del 5%. Los empleados con contrato indefinido tendrían que bajarse el sueldo un 1,5% de aquí a final de año y un 3,5% más en 2014; los que tiene contrato temporal en televisión y quienes trabajan en la radio pública andaluza se reducirían un 1,5% en 2013 y un 5,83% en 2014. Todos ellos deberían bajarse el 5% en 2015. El sindicato con más representación, Comisiones Obreras, se niega en rotundo a aceptar esta propuesta. Y amenaza que luchará para impedirlo. Así pues, la batalla se prevé larga. En todo caso, el PP denuncia que el ente público acabará el año con unas pérdidas de 60 millones de euros

El Gobierno de Zapatero asumió los 7.000 millones que debía RTVE

Precisamente larga ha sido la negociación, que por momentos parecía una guerra, entre la dirección y los sindicatos de Radiotelevisión Española. Hasta dos votaciones de toda la plantilla han sido necesarias para desbloquear una situación que amenazaba a los empleados de RTVE con unas altas pérdidas de su salario. Finalmente, esta semana ha habido armisticio y los trabajadores se reducen un 5% el salario y, como contrapartida, se blindan durante dos años para que no haya despidos. No obstante, en este caso los problemas son mucho menores que en las autonómicas porque el Estado rescató a RTVE. En 2006, el Gobierno de Zapatero asumió la deuda de 7.000 millones de la cadena estatal.

TV3 o la desmesura

Los problemas no han llegado tan lejos, por el momento, en TV3. Sin embargo, el enfrentamiento es total entre empleados y dirección. Estos días se han celebrado las primeras protestas por la externalización del departamento de publicidad de la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (CCMA). Protestas que llegan después de que la plantilla haya repudiado públicamente al presidente de CCMA, Brauli Duart, colocado por CiU en el puesto. En un plebiscito sobre su continuidad en el puesto, la friolera del 96’46% de la plantilla apostó por la marcha del puesto de Duart. En TV3 llueve sobre mojado porque, además, este mismo año la dirección llevó a cabo un ERE que costó el puesto a más de 300 trabajadores.

La Generalitat salvó la cadena catalana al hacerse cargo de una deuda de mil millones

El caso catalán tiene que ver con el alto volumen de la plantilla y el gasto de la CCMA. De hecho, como informó este diario, la televisión pública de Cataluña gasta más de lo que gastan las cadenas de Andalucía y Madrid juntas. Para 2014, la Generalitat prevé un gasto de 210 millones de euros en TV3, por los 113 de Canal Sur y los 80 de Telemadrid. Algo lógico si se tiene en cuenta que solo la televisión catalana cuenta con la friolera de 2.400 empleados, lo que supone una cantidad mayor a la suma de los trabajadores de Canal Sur y la vasca EiTB.

En total, en 2013 las comunidades han gastado en sus cadenas públicas 927,6 millones. Para conocer sus deudas, habrá que esperar a que termine 2013 y ver cómo cierra el ejercicio cada una de ellas. La cuestión no tiene buena pinta por la profunda crisis publicitaria que afecta al sector. Cuando se inició la crisis, las televisiones públicas autonómicas debían unos 3.000 millones de euros. Pero, claro, una gran parte de esa deuda correspondía a la televisión valenciana (1.200 millones), ahora cerrada, y a la catalana (1.000 millones). Ambas deudas multimillonarias fueron asumidas por el Ejecutivo valenciano, en 2012, y por el catalán, en 2008. Fuentes del sector cifran esta cantidad, sin contar a RTVV y TV3, en unos 500 millones. Ahora, la que peor números arrastra es Telemadrid, que debe más de 250.

Dos casos distintos

Los problemas son comunes a casi todas las televisiones públicas en Esaña. Pero, eso sí, hay dos casos que llaman la atención. Por un lado, en Murcia, donde la cadena 7 Región de Murcia se apagó en el verano de 2012, el presidente de la región, Ramón Luis Valcárcel, anunció recientemente que la cadena volverá en los próximos meses. Volverá, pero con gestión privada para no generar más problemas económicos en las arcas públicas. El Ejecutivo regional confirmó este viernes que pronto saldrá a concurso la gestión de la cadena.

La otra excepción es Canal de Extremadura. Frente a los déficits del resto de cadenas autonómicas, la extremeña funciona a la perfección. Entre octubre de 2012 y octubre de 2013 ha duplicado su audiencia. Y lleva ocho años con déficit cero. Gana audiencia y no pierde dinero. ¿Cuál es su secreto? Fuentes del propio canal explican a Vozpópuli que se impone el “estilo Callejeros, con mucha información de calle, puerta a puerta, acercándose a la gente”. Que las demás tomen nota. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba