Medios

El Gobierno recompensa con jugosos ascensos a sus sindicalistas “amigos” en Televisión Española

Varios representantes del sindicato más cercano al Partido Popular han sido promocionados en las últimas semanas, entre acusaciones de trato de favor de una parte de la plantilla. Las facciones rivales culpan a sus líderes de haber cruzado la “puerta giratoria” y critican los nombramientos "a dedo" promovidos por la nueva dirección de la casa.

Varios representantes del Sindicato Independiente han ascendido en las últimas semanas en TVE
Varios representantes del Sindicato Independiente han ascendido en las últimas semanas en TVE EFE

El Partido Popular ha contado siempre con más fobias que filias en la plantilla de RTVE, de ahí que las reivindicaciones de los trabajadores de la corporación hayan sido más notorias cuando ha ocupado el gobierno que la oposición. No obstante, la derecha política también atesora un buen número de partidarios en la casa. Una parte de ellos se agrupa en el Sindicato Independiente (SI), con un peso significativo en el Comité Intercentros y con un discurso bastante más complaciente con la dirección de la corporación que el del resto de las agrupaciones sindicales. Esta verticalidad les ha servido a varios de sus representantes para recibir jugosos ascensos en las últimas semanas que han sido vistos desde varios frentes como una recompensa por su “docilidad”.

La tensión se puede cortar con un cuchillo actualmente en Torrespaña a consecuencia del malestar que han generado entre sus trabajadores las últimas decisiones tomadas por la dirección de RTVE. A los ascensos que han recibido varios miembros del Sindicato Independiente se une la contratación por parte de su director de informativos, José Antonio Álvarez Gundín, de más de una decena de periodistas con un pasado vinculado a medios conservadores, como Intereconomía o Telemadrid. Esta decisión ha sido vista por una buena parte de la plantilla como un intento de formar una "redacción paralela" para controlar la línea editorial del Telediario, de modo que no incomode al Gobierno de Mariano Rajoy.

El Sindicato Independiente ha negado las acusaciones de manipulación informativa recibidas por la dirección de TVE

De las recompensas que ha recibido el Sindicato Independiente recientemente, ha sido especialmente criticada la que compete directamente a su secretario general, Juan Manuel Hidalgo, que a partir de ahora ejercerá de productor ejecutivo en los estudios de San Cugat del Vallés. El periodista ha incidido, en declaraciones a Vozpópuli, en que esta promoción se debe a su experiencia en el desempeño de cargos de responsabilidad, así como a su amistad personal con el máximo responsable del centro territorial catalán, Eladio Jareño (exjefe de prensa del PP catalán), que reconoce que incluso le ofreció un puesto más alto en el organigrama. Sin embargo, varias fuentes de la plantilla -sindicadas e independientes- han afirmado a este periódico que el nombramiento viene motivado por la "sospechosamente buena compenetración" que ha existido últimamente entre esta organización y la dirección de RTVE.

El sindicato de Gómez Salcedo, la delatora del 'Comando Rubalcaba'

Algunos de estos informadores -y el propio Hidalgo- recuerdan que entre los afiliados de este sindicato se encuentra Cecilia Gómez Salcedo, jefa de Economía del Telediario y antigua subdirectora de Informativos que fue cesada de su puesto en abril de 2013, después de que ser pillada 'in fraganti' realizando una lista con los miembros del Consejo de Informativos simpatizantes del PSOE. El documento iba dirigido a una dirigente del PP en TVE (Rosario López Miralles), pero, por error, lo envió al correo del propio Consejo, lo que provocó su destitución.

Hace unas semanas, tras su regreso a la cúpula de los informativos, Gómez Salcedo encontró una soga encima de la mesa de su despacho. La situación permaneció varios días en secreto hasta que la denunció el propio Sindicato Independiente a través de un comunicado en el que consideró la acción como una "amenaza de muerte" y como un síntoma del "sectarismo" que han impuesto el resto de los sindicatos en Torrespaña. "El continuo querer convertir la redacción de Torrespaña en un campo de batalla, en un espacio irrespirable y un coto de venganzas cainitas, da lugar a esto: a que un descerebrado, un sinvergüenza, un hijo de puta, se sienta orgulloso y valiente desde el anonimato, amenazando de muerte a una persona. Ya está bien, todo tiene un límite", exponía este documento.

La tensión se ha incrementado en Torrespaña en los últimos días y se acusa a los sindicatos progresistas de elevar su tono

Las fuentes de TVE a las que ha recurrido este medio no dudan de la veracidad de este hecho, dado el "clima de confrontación que existe en Torrespaña", el cual atribuyen, entre otras cosas, a la "radicalización" que observan en los sindicatos progresistas. Pero estos informadores ven una relación directa entre la cercanía a la cúpula de RTVE de este sindicato y los ascensos en el organigrama de la casa de varios de sus miembros.

Citan como otro ejemplo de "promoción por la vía rápida" el de María Guiteras, una "productora liberada" por el SI que ha sido nombrada jefa de Producción en San Cugat del Vallés. También recuerdan que Juan Manuel Prevost, componente de la Comisión Ejecutiva estatal del Sindicato Independiente, pasó en enero de ocupar un puesto de intendencia en Baleares a la jefatura de Medios de RTVE en La Rioja.

Repetir la política de Telemadrid

Estos movimientos han provocado que entre los sindicatos más contestatarios (UGT y CCOO) cobre fuerza la opinión de que el presidente de TVE, José Antonio Sánchez, quiere repetir en el ente público la política que siguió en Telemadrid, en la que "fijó una línea editorial muy favorable al Partido Popular, sin tener en cuenta que eso perjudicaba sus datos de audiencia, como finalmente se demostró", destacan. Por eso, eligió como director de informativos al exjefe de opinión de La Razón, Álvarez Gundín, y por eso ha promovido el ascenso a altos cargos de un perfil ideológico conservador.

Esta opinión choca con la del Sindicato Independiente, que no considera que desde el Telediario se favorezca especialmente al Partido Popular y que observa en estas protestas un intento de los sindicatos tradicionales por hacerse notar y evitar la pérdida de afiliados que intuyen que tendrán como consecuencia de la ascensión de Podemos. Más allá de estas diferencias, lo que parece claro es que, como ocurrió en el caso de todos los anteriores gobiernos, el Gobierno -directa o indirectamente- ha situado a varios periodistas que orbitan alrededor de la derecha política en puestos de responsabilidad de TVE.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba