Medios

Soraya coloca a Sánchez en RTVE, mete en cintura a las TV y hasta brinda con Cebrián

Ofensiva de la vicepresidenta del Gobierno en el sector de los medios de comunicación. Ha elegido junto a Rajoy al presidente de la corporación y ha frenado los problemas con los grupos mediáticos…

Como es habitual, Soraya compareció este viernes en el consejo de ministros.
Como es habitual, Soraya compareció este viernes en el consejo de ministros. EFE

Cuando algunos dudaban de su poder omnímodo en el sector de los medios, ella ha dado un golpe encima de la mesa. Soraya Sáenz de Santamaría ha pasado a la ofensiva. Y después del verano ha dejado claro a todos que sigue teniendo los mandos del Gobierno en este asunto siempre larvado y decisivo a un año de las elecciones generales. Primero metió en cintura a las grandes empresas de televisión, comandas por Vasile y Lara, merced a un plan para la Televisión Digital Terrestre (TDT) que abre la vía para que no se cierren ocho canales por los que se litiga en el Tribunal Supremo. Después participó activamente, junto al propio Mariano Rajoy, en la elección de José Antonio Sánchez como presidente de Radiotelevisión Española (RTVE). Y, por último, evidenció su más que buena relación con el presidente de Prisa, Juan Luis Cebrián, al asistir a la presentación en Barcelona de elpais.cat, nueva edición digital de El País en Cataluña. 

A finales de julio el Gobierno presentó su plan para la TDT y el 'dividendo digital'. Y a mediados de septiembre, con Soraya al frente de las operaciones, el consejo de ministros aprobó su hoja de ruta. Ha pasado inadvertido para la opinión pública un detalle que a la postre puede resultar clave para el sector audiovisual. Y es que la nueva normativa delineada por el Ejecutivo puede permitir, en una carambola buscada por sus hacedores, que el Tribunal Supremo no elimine otros ocho canales de la TDT. El Alto Tribunal estudia un recurso sobre esos canales planteado por Infraestructuras y Gestión 2002, la misma empresa que logró tumbar el irregular reparto de canales del Gobierno de Zapatero y, con ello, provocó el cierre de nueve canales.

En la crisis entre el Gobierno y las televisiones, Soraya se ha movido con habilidad y finalmente el gran 'quemado' es el ministro de Industria, José Manuel Soria

La esperanza de las grandes compañías que controlan el mercado es, según varias fuentes del sector, que los jueces tengan en cuenta la nueva normativa y no causen otro apagón de licencias. Si esta jugada sale a la perfección, la vicepresidenta estará aún mejor vista en los conglomerados mediáticos. Además, en la larga pelea entre el Ejecutivo y los grupos Mediaset y Atresmedia Soraya ha sabido moverse con habilidad, colocándose de frente o de perfil según le conviniera, de forma que finalmente el titular de Industria, José Manuel Soria, es el gran quemado del asunto, entre otras cosas por sus numerosos errores en la gestión de dicha crisis. Las televisiones, de hecho, lo señalan desde hace tiempo como el gran responsable de los problemas del último año y medio. 

Peón del PP en RTVE

El segundo movimiento en el que Soraya ha jugado un papel determinante es el nombramiento de José Antonio Sánchez como aspirante del PP a presidir RTVE. El hasta ahora director de Telemadrid tiene asegurada su elección gracias a los votos del partido gobernante. No han sido pocas las tensiones internas entre los populares para elegir a alguien, pero finalmente la vicepresidenta ha sido, junto a Rajoy, claro está, decisiva. Ello a pesar de que su anterior apuesta para el cargo, el abogado del Estado Leopoldo González-Echenique salió por la puerta de atrás al fracasar su gestión. En esta ocasión también ha pesado, todo hay que decirlo, la opinión de los mandamases de Génova 13, empeñados en nombrar a alguien más cercano al partido

La plantilla de la radiotelevisión pública está que trina con el nombramiento de Sánchez, pero Soraya defiende su "amplia trayectoria y experiencia en los medios"

Como ha ido narrando Vozpópuli, la plantilla de la radiotelevisión pública está que trina con la elección de Sánchez. Sobre todo porque los empleados, como los grupos de la oposición, recuerdan la trayectoria del veterano periodista y su evidente cercanía al PP. En esta polémica también Soraya ha cogido el toro por los cuernos y el pasado viernes respondió al respecto durante su tradicional comparecencia posterior al consejo de ministros. Aunque, eso sí, fue más que escueta en la respuesta, al ceñirse al argumento legal de que será el Congreso quien decidirá -es obvio que decidirá la mayoría del PP y que nadie se saltará la disciplina de partido- y al afirmar que posee una "amplia trayectoria y experiencia en los medios de comunicación"

Relación con los periódicos

En tercer lugar, la número dos del Gobierno sigue mejorando sus relaciones con los grandes grupos que editan periódicos. No es ningún secreto que Soraya, en particular, y el Gobierno, en general, ya no tienen tantas dificultades con el diario El Mundo tras la salida de Pedro J. de la dirección. También conocidas son las relaciones excelsas con los grupos Vocento y Planeta, que editan ABC y La Razón, respectivamente. Y, para cerrar el círculo, esta misma semana ha quedado cristalina la buena relación entre Soraya y el grupo Prisa, editor de El País

Más en concreto, a principios de semana se celebró en Barcelona la presentación a bombo y platillo de elpais.cat, la edición catalana de la web del rotativo de Prisa. Amén del apoyo al diario que supuso su mera presencia en el acto, la vicepresidenta dedicó palabras más que amables a esta idea, según informó Libertad Digital. Además, como puede verse en la imagen, Soraya llegó a brindar con cava con el presidente de Prisa, Juan Luis Cebrián, y con el director del diario, Antonio Caño. Un brindis que vale más que mil palabras. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba