Medios

El binomio Echenique-Soraya lucha contra Montoro por el presupuesto de RTVE en 2015

El Ministerio de Hacienda no quiere aumentar la partida para la corporación pública. La vicepresidenta confía ciegamente en el presidente del ente… Siguen pendientes los cambios legales en la financiación.

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, y el presidente de la Radiotelevisión Española (RTVE), Leopoldo González-Echenique, quieren que la corporación consiga una partida presupuestaria mayor en 2015. Pero este tándem tiene un duro competidor que no está por la labor de aumentar la ayuda pública. Se trata, cómo no, del Ministerio de Hacienda. El departamento que dirige Cristóbal Montoro se opone a un incremento de la cantidad para el ente, entre otras cosas porque recientemente ya ha acometido una operación de rescate que supuso una inyección de 130 millones de euros. Así lo exponen fuentes de RTVE que no esconden su preocupación por este asunto.

No es un secreto que 2014 está siendo un año terrible para RTVE. El futuro de la radiotelevisión pública ha estado en entredicho, al encontrarse la corporación en causa de disolución, con unas pérdidas acumuladas de 716 millones de euros en los últimos años. Hacienda salvó de la quema al ente con la citada cantidad que inyectó la Sepi semanas atrás. A cambio, Echenique se comprometió a apretarse aún más el cinturón para ahorrar. Algo que indefectiblemente supondrá nuevos recortes. Uno de los más llamativos es el cierre de Teledeporte, gracias a lo que se conseguirá un ahorro de 16 millones de euros. Pero no es tijeretazo el más relevante, ni mucho menos.

En el plan de eficiencia que deben acometer, los responsables de RTVE se comprometen a una política de reducción de costes en todos los ámbitos. Entre otras medidas, se optimizarán los edificios del ente, bajarán los pluses al personal , se recortarán las contrataciones temporales y se reducirá la estructura de directivos. Hasta el momento, Echenique ha ofrecido a Montoro un recorte de 50 millones de euros que ya incluye ahorros acordados en el pasado.

La batalla política

Así las cosas, el futuro de RTVE se antoja complicado y, por ende, Echenique lo tiene más que difícil para solventar la papeleta, con varios frentes abiertos. En este punto es donde se entremezclan la cuestión meramente presupuestaria y la batalla política, tan larvada como negada, que desde hace tiempo mantienen Soraya y Montoro. De alguna manera, Echenique refleja esa lucha y depende de ella. El presidente de RTVE es un hombre de la total confianza de Soraya. Ella quiere ayudarle a toda costa, porque un fracaso de Echenique sería también una derrota propia. Ambos quieren un incremento presupuestario tras varios años de descensos y congelación del mismo. Y en frente está Montoro, con su negativa a socorrer de nuevo al ente porque, según sus tesis, todavía pueden acometerse muchos más recortes en el medio público que evitarían aumentar el presupuesto.    

En las cuentas públicas de 2012, las primeras que diseñó, el Gobierno del PP recortó la friolera de 204 millones para el ente público, lo que suponía un 36,5% de la cantidad gastada en 2011. El año siguiente, en 2013, recortó otros 50 millones

Apoyados en la presunta recuperación de la economía, Echenique y Soraya apuestan por incrementar en 2015 la partida, aunque sea mínimamente. Sería la primera subida, pese a que sea tímida, en el dinero destinado a la corporación desde que el Partido Popular está en el Gobierno. Los números son claros. En 2014, la partida para RTVE en los presupuestos fue de 292,7 millones de euros, justo los mismos que en 2013. Es decir, el año pasado se decidió congelar la partida. Eso sí, tras dos ejercicios de fuerte recorte. En las cuentas públicas de 2012, las primeras que diseñó, el Gobierno del PP recortó la friolera de 204 millones para el ente público, lo que suponía un 36,5% de la cantidad gastada en 2011. El año siguiente, en los PGE de 2013, recortó otros 50 millones de euros (14%). 

Rumbo de RTVE y de Echenique... 

En definitiva, se trata de que el Ejecutivo decida si continúa el camino de la austeridad y aprieta más las tuercas o si, por el contrario, da una tregua mediante la inyección de más dinero. En unas pocas semanas se verá quién gana esta batalla política. Y, por consiguiente, el rumbo de RTVE, en general, y el de Echenique, en particular, quedará al descubierto. Los sindicatos apuestan por un aumento del presupuesto porque consideran que, de continuar la tónica de estos años, la radiotelevisión pública es simplemente inviable.

Las otras posibilidades para generar más ingresos en la corporación parecen descartadas, al menos por ahora, por el consejo de administración que encabeza Echenique

Fuentes sindicales recuerdan que continúa abierto el debate sobre la nueva financiación de RTVE. Esta es, a largo plazo, la única solución que se atisba para garantizar el futuro de la corporación. Y depende del Gobierno ponerlo en marcha, arguyen en los empleados. Mientras, las otras posibilidades para generar más ingresos en la corporación parecen descartadas, al menos por ahora, por el consejo de administración que encabeza Echenique. Los sindicatos y varios consejeros apuestan por la inmediata vuelta de la publicidad a RTVE como única solución plausible. Otro sector en la corporación, más en consonancia con las políticas del Ejecutivo, apuesta por la solución drástica de aplicar más recortes a la plantilla.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba