Medios

El 'efecto Podemos' radicaliza a los sindicatos de TVE y genera más tensión en su plantilla

Los sindicatos han endurecido su discurso ante el temor de que Somos, la ramificación de Podemos, irrumpa con fuerza y les debilite. Eso ha multiplicado sus críticas hacia la manipulación informativa o hacia los nombramientos "a dedo". Mientras, crece el malestar en la redacción por las directrices de la dirección de Informativos...

Pablo Iglesias, líder de Podemos
Pablo Iglesias, líder de Podemos EFE

Los apoyos a Podemos entre los trabajadores de Televisión Española han crecido exponencialmente durante los últimos meses. Su sindicato, Somos, no cuenta con representación en la casa, ni parece que la tendrá a corto plazo, pero su sombra ha comenzado a pender sobre los que sí la tienen. Por eso, los más vinculados a la izquierda han radicalizado su discurso y han multiplicado sus denuncias por asuntos como la manipulación informativa y el nombramiento "a dedo" de directivos que simpatizan con la línea ideológica del Gobierno.

Fuentes conocedoras de la realidad de Torrespaña han asegurado a Vozpópuli que los ánimos se encuentran "caldeados" desde que el pasado diciembre el director de informativos de TVE, José Antonio Álvarez Gundín, decidiera cambiar a una parte de la cúpula del Telediario. Las sospechas sobre la orientación favorable al PP de algunos de los nuevos jefes indignaron a una parte de su plantilla, que fijó su mirada especialmente en Cecilia Gómez Salcedo, la responsable de la sección de Economía que en su día fue pillada 'in fraganti' denunciando ante el PP a los miembros del Consejo de Informativos a los que consideraba "socialistas". Hace unas horas, ha trascendido que, pocos días después de su nombramiento, encontró sobre la mesa de su despacho una soga anudada que ha sido interpretada como una amenaza.

La directora de Economía del Telediario, encontró una soga tendida sobre su mesa

De momento, se desconoce quién fue el responsable de esta acción, pero los sindicatos han aprovechado su salida a la luz pública para lanzarse dardos envenenados. Desde el Sindicato Independiente (SI) -de perfil más conservador y al que está afiliada Gómez Salcedo- no señalan directamente a ningún rival, pero aseguran que este hecho es una consecuencia directa de su beligerancia. "El sectarismo y la política cuando se juntan dan lugar a la intransigencia, y de ahí a la violencia hay un paso", afirman en un comunicado. ¿Y cuál es la causa de esta actitud combativa? Según reconocen a Vozpópuli, su miedo a perder fuerza con el avance de Podemos.

Tensión entre sindicatos

Desde el otro lado de la trinchera, los sindicatos progresistas sospechan sobre la salida a la luz de la amenaza a Gómez Salcedo tan sólo unas horas antes de que se cierre el plazo para presentar y validar las listas para la elección del Consejo de Informativos. "Si eso ha ocurrido, que busquen al culpable y, si lo encuentran, que interpongan una denuncia. Pero no deja de ser extraño que trascienda justo ahora. Quizá lo que querían es conseguir unos apoyos que no tienen en TVE", apuntan.

El Comité Intercentros de RTVE está compuesto actualmente por miembros de UGT, CC.OO., USO y SI. Los tres primeros han criticado reiteradamente los "intentos" del PP de controlar la línea editorial de la radio y la televisión públicas, mientras que el último ha sido bastante más comedido y se ha manifestado en contra de denuncias como la que se realizó tras el 9-N catalán, en la que el Consejo de Informativos de la cadena observó parcialidad informativa que afectó a los partidos favorables a la independencia.

UGT, CC.OO. y USO han criticado reiteradamente los intentos del PP de manipular el Telediario

Fuentes de la redacción han aseverado que el clima de tensión que reina en TVE también se ve alimentado por los simpatizantes de grupos que no cuentan con una afiliación especialmente significativa, como CGT. "A ellos, les interesa más difundir sus mensajes contrarios al PP entre la redacción que transmitirlos en los órganos oficiales. Es una estrategia cuanto menos cuestionable", apuntan estos informadores, quienes sostienen que entre estos activistas también se encuentran los simpatizantes de Podemos, como se puede deducir al observar la cada vez mayor presencia de carteles del partido en los pasillos de Torrespaña.

¿Temen los sindicatos más escorados a la izquierda la irrupción de Podemos? Oficialmente, transmiten lo contrario y aseguran que su futuro únicamente dependerá de la opinión que les transmitan los trabajadores "democráticamente" en las próximas elecciones sindicales. Sin embargo, los apoyos que extraoficialmente se ha granjeado la formación de Pablo Iglesias entre un porcentaje de sus afiliados les preocupa, según ha podido saber este medio. De ahí que les inquiete perder una parte del peso que han tenido durante las últimas décadas en una empresa bastante politizada.

¿Más manipulación?

Entretanto, en la redacción de TVE crece el malestar por los casos de presunta manipulación al servicio del Gobierno del Partido Popular. Fuentes de la cadena pública narran a Vozpópuli ejemplos que están ocurriendo en los últimos tiempos. Uno de ellos tuvo lugar la pasada semana, cuando el extesorero del PP Luis Bárcenas salió de la cárcel tras pagar una fianza de 200.000 euros. No solo es que, como es sabido, se cortase la emisión en directo durante el Telediario 2. Además, según estas fuentes, los responsables de Informativos estaban empeñados en darle prevalencia a los datos del paro, positivos para el Ejecutivo, antes que al asunto de Bárcenas

Los empleados señalan a Gundín y Gilgado como brazos ejecutores de José Antonio Sánchez, a quien no le perdonan su labor en la época de Aznar, con Urdaci como director de Informativos

Ese ejemplo y otros que narran los empleados de TVE están provocando un hondo malestar en el seno de la plantilla. Cada vez existe un mayor enfrentamiento entre muchos redactores y los editores afines al director de Informativos, José Antonio Álvarez Gundín, y a su número dos, José Gilgado, que llegó a TVE de la mano del defenestrado Julio Somoano y ahora ha quedado trabajando junto al nuevo mandamás de los noticiarios. Además de los movimientos de los sindicatos, cada vez con un mensaje más duro, como se ha explicado, aumenta la labor del Consejo de Informativos, muy crítico con los manejos de la dirección.

Y en los últimos días se suman a los sindicatos y al consejo muchos empleados que no aguantan más determinadas directrices y/o presiones que dicen sufrir. Todos ellos señalan a Gundín, Gilgado y a varios editores como los brazos ejecutores de los deseos de José Antonio Sánchez, presidente de RTVE recién llegado al cargo. Al principal directivo de la radiotelevisión pública no le perdonan, entre otras cosas, su labor en un cargo similar en la última etapa del Gobierno de Aznar, tiempo en el que Alfredo Urdaci dirigía los Telediarios. En definitiva, otro momento de la atávica manipulación informativa en TVE


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba