Medios

RTVE al borde del colapso: la plantilla se echa a la calle y Echenique medita irse

Los problemas graves se multiplican en la corporación. Las nefastas cifras económicas ponen en entredicho la gestión del presidente. Pese a todo, el ente se vuelca con un enorme despliegue para cubrir la final de 'Champions' entre Madrid y Atleti... 

La situación en Radiotelevisión Española (RTVE) roza el colapso. Hoy los representantes de la plantilla aprobarán una serie de movilizaciones que se iniciarán mañana. Protestas que van, sobre todo, contra el Gobierno del PP, al que los empleados culpan de los recortes y de la mala gestión económica, con 113 millones de pérdidas en 2013. El principal señalado, tanto por los trabajadores como por parte del propio Ejecutivo, es el presidente del ente, Leopoldo González-Echenique. Su salida podría ser inminente, según varias fuentes. Mientras, pese a todos estos problemas, este martes la cadena pública presentó su enorme despliegue para cubrir la final de Champions que disputarán en Lisboa el Madrid y el Atleti. Más de cien empleados, entre ellos una veintena de directivos, acuden al evento.

El Comité Intercentros, órgano de representación de los 6.400 empleados de RTVE, ya ha decidido empezar con las manifestaciones desde este jueves. Hoy mismo, durante una reunión de este órgano, se decidirán los últimos pormenores de las protestas. Pero ya es seguro que se tratará de paros de unos 15 minutos en todos los centros de trabajo de la corporación. Además, los representantes sindicales van a iniciar una ronda de contactos con los miembros de los diferentes grupos parlamentarios. Y no se descartan nuevas medidas de presión a corto plazo, según narran a Vozpópuli fuentes conocedoras del embrollo generado en el ente. 

La plantilla culpa al Gobierno del PP de la mala situación económica porque en 2012 recortó 240 millones de euros del Presupuesto y en 2013 recortó otros 50 millones

Básicamente, los trabajadores pretenden reivindicar con estos paros que ellos no son los culpables de la maltrecha situación económica de la corporación. Y es que ahora mismo los números de la radiotelevisión pública rozan la quiebra técnica, dada la desmesurada reducción de su valor patrimonial. Una situación insostenible para directivos y empleados. Estos últimos culpan al Gobierno de haber generado estos problemas. Recuerdan que en 2012 el Ejecutivo del PP recortó 240 millones de euros del Presupuesto y en 2013 recortó otros 50 millones. Y también responsabilizan a los gobernantes de haber reducido sobremanera los ingresos de RTVE, en gran medida por no haber modificado la ley de financiación del ente.  

¿Y tras las europeas?

Fuentes sindicales de RTVE explican que cunde el temor a que después de las elecciones europeas el Gobierno decida nuevos recortes en la corporación. El escenario más previsible, según explican, es que tras los comicios el Ejecutivo tenga que insuflar entre 200 y 300 millones de euros para salvar de la quema al ente. Y, una vez salvada RTVE, habría que recortar para garantizar su futuro. "El Gobierno crea un problema con sus decisiones y luego hace una especie de rescate del que nos culpará a nosotros y que deberemos pagar nosotros", explican dichas fuentes. "No vamos a aceptar ni un solo recorte, ni de salarios, ni de volumen, ni de canales, ni nada, porque nuestro esfuerzo ya está hecho", arguyen. 

En las últimas semanas crecen dentro y fuera de RTVE las voces que censuran la gestión de la actual dirección de la corporación

Así las cosas, el presidente de RTVE puede tener los días contados. Según han publicado varios medios en las últimas horas, Echenique y los suyos meditan abandonar sus cargos. Lo cierto es que tanto interna como externamente en las últimas semanas crecen las voces que censuran la gestión de la actual dirección de la corporación. Como ya reveló este diario, el máximo dirigente de RTVE ha resistido diferentes embates que reflejan las luchas intestinas entre el Ejecutivo y el PP. La sombra de las malas cifras económicas, ya mencionadas, puede ser demasiado larga para Echenique. Otras fuentes de la corporación consultadas por este diario insisten en que el presidente quiere seguir en el cargo y recuerdan que "llevan echándole más de un año". "Hace poco decían que se iría antes de las europeas y ahora dicen que será después", remarcan. 

En todo caso, la situación no es nada fácil para la dirección de RTVE. Más, si cabe, tras otros dos asuntos candentes. Uno, revelado en este diario, acerca de la ocultación en los Telediarios del comentario machista de Miguel Arias Cañete. El segundo problema tiene que ver con la cobertura de la final de Champions el próximo fin de semana. Este martes la corporación organizó una presentación del despliegue. Y quedó claro que más de cien trabajadores se desplazan a Lisboa para cubrir el evento. Diversos medios, incluido Vozpópuli, han publicado que en la expedición habrá la friolera de veinte directivos de la corporación. 

Muchos en RTVE no entienden semejante dispositivo para la final de la 'Champions' cuando los directivos hablan de austeridad y cuando las cuentas rozan la quiebra técnica

La corporación ha respondido a la polémica sobre los directivos. En la presentación mencionada, el director de TVE, Ignacio Corrales, se limitó a afirmar que en la comitiva que se desplaza a Lisboa "hay de todo", recogió EP. "Hemos preparado un despliegue de profesionales para cubrir un evento histórico e irán bastantes personas, no tenemos mucho más que decir; RTVE dispone de una serie de entradas que responden a compromisos institucionales, de representación y de trabajadores de la empresa", matizó. Lo más llamativo del despliegue, en todo caso, es que es la UEFA quien se ocupa de la señal del partido y, por ello, muchos en RTVE no entienden semejante dispositivo cuando la dirección apela a la austeridad y cuando las cuentas rozan, como se ha dicho, la quiebra técnica.  


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba