Medios

Unedisa promoverá bajas incentivadas para ejecutar los despidos que exige RCS

La nueva reducción de plantilla, que afectará a 160 trabajadores y debe llevarse a cabo durante los tres próximos años, se suma a los expedientes de regulación de empleo que desde 2008 han supuesto la salida de más de 500 profesionales de la matriz de ‘El Mundo’.

Antonio Fernández Galiano, presidente ejecutivo de Unidad Editorial.
Antonio Fernández Galiano, presidente ejecutivo de Unidad Editorial. UE

Unidad Editorial realizará la nueva reducción de plantilla requerida por su matriz italiana Rizzoli-Corriere dela Sera Mediagroup de la manera menos traumática posible. Fuentes de alta dirección del grupo editorial español aseguran a Vozpópuli que se descarta la presentación de un expediente de regulación de empleo (ERE) y que la intención es promover bajas voluntarias incentivadas hasta 2015, unas 50 salidas cada año a lo largo de los próximos tres ejercicios. Unidad Editorial no cerrará ninguna cabecera, aunque sí podría llegar a prescindir de alguna de las que se tiene una concesión en tanto en cuanto se rescindiera algún acuerdo con sus matrices.

Las mismas fuentes, en este sentido, reconocen que las operaciones corporativas impulsadas en los últimos meses están paralizadas y que sobre la mesa no hay ninguna operación para desprenderse de activos. Esta afirmación coincide con las palabras que el CEO de RCS, Pietro Scott Jovane, realizó a los representantes sindicales del CAE (Comité de Empresa Europeo) con la que se reunió hace unos días en Milán. Les dijo de manera tajante que "no hemos intentado vender Unidad Editorial o alguna de sus cabeceras, ni tenemos previsto hacerlo".

Los miembros españoles del comité de empresa europeo de RCS --del que forman parte el Sindicato de Periodistas de Madrid-Federación de Sindicatos de Periodistas (SPM-FeSP) y CCOO-- envió este martes a todas las plantillas de las empresas de Grupo Unidad Editorial un comunicado en el que explica los pormenores del encuentro con los máximos responsables de la compañía. En él se detalla que “ante la insistencia” por parte de los representantes de los trabajadores españoles sobre el hecho de que en España ya se han realizado este año "por adelantado" los despidos, el máximo responsable de Recursos Humanos de Unidad Editorial descartó un ERE. Confirmó que las aproximadamente 150 bajas anunciadas ahora para España se producirán a lo largo de estos tres años del plan principalmente con la salida inminente de unos 10 directivos, la finalización del número de despidos pactados en el último ERE en Unidad Editorial (y aún no completado en algunos medios), ajustes puntuales en algunas delegaciones de ‘El Mundo’, con salidas voluntarias, la no renovación de cuantas bajas se produzcan de manera natural (rotación) y con la posibilidad de negociar prejubilaciones.

Pietro Scott: "He decidido recortar mi sueldo un 10% desde ahora mismo. Es un gesto, un ejemplo que confío en que sigan todos mis compañeros directivos como ya les he pedido"

Por otro lado, el sueldo de los ejecutivos también se verá afectado. El presidente de RCS, Provasoli Angelo, el director general Pietro Scott y sus colaboradores más cercanos sufrirán una reducción salarial del 10%, según se explicó a los representantes de los trabajadores. Durante la presentación del plan apleó a la necesidad de "responsabilidad y de sacrificios" que la empresa pretende llevar adelante "de manera urgente", y anunció que "he decidido recortar mi sueldo un 10% desde ahora mismo. Es un gesto, un ejemplo que confío en que sigan todos mis compañeros directivos como ya les he pedido".

Recapitalización del holding

RCS, ante el requerimiento del regulador del mercado italiano, informó este martes sobre la reunión de los responsables de la compañía con el comité de empresa europeo del grupo, un encuentro que calificó como “primera mesa de información y debate sobre el Plan de Desarrollo 2013-2015” que debe fijar los objetivos económicos y empresariales del consorcio internacional de medios.

El plan, cuyo objetivo es lograr “una mayor eficiencia”, prevé la venta o el cierre de algunas revistas y importantes reducciones de personal en Italia y España, una plantilla que actualmente se cuantifica en cerca de 800 personas. La compañía estudia en la en que partidas puede ahorrar, teniendo en cuenta todos los activos considerados no estratégicos, incluyendo propiedades inmobiliarias. Estas medidas son necesarias “para restablecer la rentabilidad y la solidez financiera del grupo en el contexto de un mercado que sufre el deterioro de la inversión publicitaria”, afirma el comunicado remitido a la Consob.

La parte financiera para apoyar el Plan de Desarrollo 2013-2015 está siendo analizada y RCS estima que será presentado al mercado con motivo de la presentación de los resultados financieros correspondientes a 2012. En base a los datos trasladados a los sindicatos, el programa de RCS propone inversiones de 185 millones de euros durante estos tres años entre Italia y España, y un ahorro de hasta 80 millones de euros, también durante este periodo y entre los dos países. La nota del CAE da cuenta que el plan necesita un soporte económico —ampliación de capital que todavía se desconoce tanto en su cuantía como en el aspecto determinante de si los socios actuales u otros nuevos están dispuestos a llevarla a cabo— y financiero —una fase "urgente e imprescindible" para renegociar la deuda de RCS con los bancos—.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba