Medios

Los diarios impresos perdieron 29 millones en 2012 y apuntan al cobro en internet

Los rotativos siguen en caída libre, según el 'Libro Blanco de la Prensa Diaria'. El pasado año se quedaron sin el 10% de sus lectores y sin el 15% de los ingresos por publicidad. La Asociación de Editores Españoles considera que el sector está "en un punto de partida" tras superar la crisis y el descenso de anunciantes. 

Más datos reveladores y preocupantes sobre los diarios impresos en España. El Libro Blanco de la Prensa Diaria, presentado este lunes en Madrid, deja bien claro que el sector no pasa por su mejor momento. En 2012, el conjunto de los rotativos perdió 29 millones de euros. Las empresas que editan periódicos se quedaron sin el 10% de sus lectores y también sin el 15% de sus ingresos de publicidad respecto al año anterior. Sin embargo, la Asociación de Editores Españoles (AEDE), autora de la publicación, considera que el sector está "en un punto de partida" tras haber superado los peores años de la crisis y, con ello, el desplome de la inversión de los anunciantes. Con más o menos gana, los editores apuntan claramente hacia el cobro en internet como solución a los problemas propios de un sector con un modelo de negocio en crisis

El Libro Blanco de la Prensa Diaria, que cada año presenta la AEDE, recoge datos del 96% de las cabeceras, por lo que es el intrumento más fiable para conocer cómo está el mercado. Y los datos de 2012 son demoledores. En su conjunto, los ingresos de explotación cayeron un 12%, como consecuencia de las mencionadas caídas de ventas (10%) y de anunciantes (15%). En total, las pérdidas son de 29 millones. Cifras que, calculadas después de impuestos, se elevan a 127 millones. En gran medida por 90 millones de efectos no recurrentes que se deben, esencialmente, a la pérdida del valor de marca de algunas cabeceras. 

La prensa generalista es la peor parada, con pérdidas operativas de 37 millones

El panorama es desolador para casi todos los sectores. La prensa generalista (El País, El Mundo, ABC, etc) es la que sale peor parada, con pérdidas operativas de 37 millones de euros. La prensa deportiva es la que consigue mejores resultados, con 15 millones de ganancias, aunque éstas se reducen un 44% respecto a 2011. Los diarios económicos mejoran un 10% respecto al año anterior, pero aún así en 2012 perdieron en conjunto siete millones de euros. 

Si los datos fueron malos en 2012, aún peor es el panorama en el primer semestre de 2013. En este tiempo, la difusión de los diarios españoles ha descendido un 12,4%. Además, en estos primeros seis meses del año la venta de ejemplares y las suscripciones individuales retrocedieron un 11,4%, mientras que la venta en bloque más las suscripciones colectivas cayeron un 16,5%.

El libro es un exhaustivo documento de 200 páginas donde quedan al descubierto todas las claves de las empresas que editan medios impresos. Incluye estudios de la agencia Carat, de Deloitte, Mediahotline y el IME. Contiene, por ejemplo, un estudio de Carat que concluye que "los periódicos transfieren sus atributos de credibilidad y rigos a los anuncios y marcas que publicitan". Conclusiones a las que se ha llegado con una curisoa metodología. Se trata de 723 entrevistas presenciales realizadas en centros comerciales de las seis mayores ciudades españolas, a partir de sendas campañas ficticias, una informativa y otra publicitaria, de un nuevo terminal móvil de marca inexistente. 

Optimismo, pese a todo

Sin embargo, en AEDE quieren ser optimistas. Así, el director general de AEDE, José Gabriel González Arias, se refirió a la paradoja entre el descenso de la difusión de los diarios en los tres últimos años frente al hecho de que la prensa se lee ahora más que nunca, con 18,31 millones de lectores de diarios impresos y digitales. "El público en general no ha dejado de leer diarios, sino de comprarlos, dato muy importante a la hora de vender publicidad, pues el poder de la prensa en convocatoria y audiencia ha aumentado". 

Por ello, consideró que el sector está "en un punto de partida". González defendió que conforme crece el hábito de lectura en internet, los lectores se van volviendo más proclives al pago por contenidos en la red. Según sus datos, el tramo de edad de entre 25 y 35 años es el más favorable a pagar por la información que consume online. Una de cada cuatro personas que utiliza tabletas digitales paga por los contenidos frente a solo doce de cada cien usuarios de ordenador. El director de AEDE consideró también que "el periódico clásico seguirá siendo muchos años más el centro del negocio editorial, sobre todo por su calidad". Las jornadas de AEDE continuarán este martes con un análisis del panorama actual del negocio de los medios impresos. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba