Medios

Pedro J. desvela que Rizzoli le pide 100.000 euros y se mofa de García-Abadillo

El fundador y exdirector de 'El Mundo' anuncia que la matriz italiana de Unidad Editorial le lleva a los tribunales. Arremete contra el actual director y señala, con nombres y apellidos, a quienes le influyen: Rajoy, Soraya, Cospedal y Martínez Castro.

Sin caretas ni disimulos. Las hostilidades ya son públicas y notorias. Y es que el último episodio en la guerra abierta entre el actual director de El Mundo, Casimiro García-Abadillo, y el fundador y exdirector del rotativo, Pedro J. Ramírez no se ha hecho esperar. El periodista ha respondido en su carta dominical al actual director criticando sus conexiones con el poder, su forma de tratarle y exponiendo que RCS le ha requerido, a través de un despacho de abogados, el pago de 100.000 euros como penalización por haber refutado la versión oficial de su despido.

“No sabes, querido Casimiro” comienza la carta del periodista, achacando al actual director del rotativo cómo él fue quien le promocionó en todos sus puestos en el diario y cómo éste ha preferido lanzar las críticas a través del periódico y no ha querido hacerlo a la cara. El director ha hecho referencia además a los vínculos de poder de García-Abadillo con Cospedal, Rajoy, Martínez-Castro o Soraya Saénz de Santamaria: “Es cierto que en mis últimos meses como director me sorprendió la presencia física en tu círculo íntimo de la omnipotente Sáenz de Santamaría”.

“Es cierto que en mis últimos meses como director me sorprendió la presencia física en tu círculo íntimo de la omnipotente Sáenz de Santamaría”

El periodista alude a que el propietario del periódico, el grupo RCS, “me ha requerido a través del despacho Uría y Menéndez, el pago de 100.000 euros como penalización por haber refutado” su salida del rotativo a causa de las presiones del Gobierno, por las que además ha echado en cara a Abadillo que cambiara su versión sobre los hechos. De hecho, quizás el actual director del diario tenga que acabar declarando sobre este asunto, como sugiere su antecesor. 

El exdirector además responde a su compañero sobre sus declaraciones, en las que afirmaba que el periódico era más controlable por las relaciones con el poder de Pedro J., a lo que este ha defendido su actuación frente al poder desde el rotativo: “¿Quién de tus interlocutores habituales te engañaba sobre mis «relaciones con el poder» que, según sugieres, hacían a El Mundo más «controlable»? ¿Acaso Ayuso te contaba que yo entraba subrepticiamente en la Zarzuela? ¿Era Martínez-Castro la que te decía que Rajoy me recibía en albornoz a la hora del sudoku?”

“Añades, Casimiro, que he dicho cosas que no te han gustado. Parece obvio que te refieres a los tuits en los que respondí al editorial del miércoles 22” donde afirmaba que el periodista cedió a su cargo y no fue cesado, por lo que ha sacado a colación el dinero que la matriz italiana de Unidad Editorial le solicita.

Por último, el periodista ha contestado a las declaraciones del director, que menospreció a su antiguo jefe explicando que “Pedro montará un portal” para hacer referencia a sus posibles proyectos, que “no tengo ningún proyecto belenístico”, aunque le invitaría si lo tuviera, y respecto a que a García-Abadillo no le gustaría verse asociado a El Mundo como el periódico de Casimiro, Pedro J. ha sido tajante: “Yo que tú tampoco me preocuparía demasiado. Francamente, ese peligro no lo veo”.

Cronología de la guerra

Esta guerra sin cuartel no puede tener un final feliz. Solo hay que ver todo lo que ha ido ocurriendo. Hace unos días, se celebraba en el hotel Palace el cumpleaños del rotativo. Asistía al evento el establishment al completo, justo los mismos políticos y empresarios que un año atrás habían abandonado a Pedro J. en un acto similar. Dos días después Ramírez explotaba en twitter tras leer en un editorial que su salida del diario era "una cesión del testigo" que nacíó "fruto de un acuerdo empresarial", cuando en realidad se trató de una destitución fulminante, como es de sobra conocido.

La respuesta del actual director del periódico llegó a través de la citada entrevista. "Pedro montará un portal. Será un gran competidor y nos obligará a ser mejores. (¿Pero le molesta lo que Pedro J. dice últimamente?) Personalmente, no. Él es como un pez al que sacas de la pecera y lo pones en la mesa. Se muere. Ya no tiene el agua para vivir. Él estaría más feliz teniendo un medio propio y dirigiéndolo y no en esta posición tan incómoda que le hace decir cosas que no me gustan".

Referencias directas, como puede verse, que fueron interpretadas por el entorno de Pedro J. como una vendetta del actual director. Y este domingo, finalmente, el fundador de El Mundo ha escrito en su tribuna la carta comentada. Continuará.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba