Medios

Pedro J. queda libre para fundar su nuevo medio tras un acuerdo con Unidad Editorial

Los abogados de ambas partes alcanzan un acuerdo 'in extremis'. El fundador de 'El Mundo', tras afirmar que aceptaba renunciar a su sueldo a cambio de volver a escribir en otro medio, ya puede hacerlo.

La guerra entre Pedro J. Ramírez y Unidad Editorial ha llegado a su nivel de tensión más alto pero puede alcanzar su fin. Este viernes el fundador de El Mundo y los representantes de la compañía editorial del rotativo se iban a ver las caras en los tribunales. La cita era en los juzgados de Plaza de Castilla, en una vista oral sobre las medidas cautelares que ha pedido el periodista para desvincularse definitivamente de la empresa y tener la posibilidad de volver a escribir en otro medio. En los últimos días, los letrados de ambas partes, Javier Gómez de Liaño por parte de Ramírez y el bufete Uría y Menéndez por parte de la empresa, han negociado un acuerdo extrajudicial. Pero las conversaciones se rompieron el jueves. Parecía que habría juicio, en el que el presidente de la antigua Unedisa, Antonio Fernández-Galiano, y el director del periódico, Casimiro García-Abadillo, declararían como testigos. Sin embargo, pasadas las dos de la madrugada ha habido acuerdo, según ha podido saber este diario. 

El propio diario acaba de confirmar la noticia, aunque sin detalles. "Unidad Editorial, empresa editora de 'El Mundo', y Pedro J. Ramírez han alcanzado a las 2.21 horas de la madrugada del viernes un acuerdo amistoso para resolver las diferencias surgidas sobre la finalización de su relación laboral", reza el comunicado.

Y prosigue: "Como consecuencia del acuerdo alcanzado, se adelanta al 31 de diciembre de 2014 el vencimiento de la obligación de no competencia postcontractual que vincula al exdirector de 'El Mundo' con Unidad Editorial. Por su parte, Pedro J. Ramírez renuncia a recibir las compensaciones que quedaban pendientes hasta su jubilación desde la editora".

Los representantes de Unidad Editorial negaban cualquier tipo de censura a los artículos del riojano

Fuentes de la propia Unidad Editorial explican a Vozpópuli que este viernes se conocerán los detalles del pacto. Pero parece claro que Pedro J. ya podrá fundar su propio medio. Hace una semana, cuando ambas partes conocieron que el juzgado número 33 de Plaza de Castilla había convocado la vista oral, los letrados de la empresa se pusieron en contacto con los de Ramírez para iniciar una negociación. Durante unos días los representantes legales de ambas partes han conversado sobre diferentes alternativas. Pedro J., según estas fuentes, estaba dispuesto a renunciar a su sueldo -le quedan por cobrar unos dos millones de euros hasta febrero de 2016- a cambio de quedar liberado del pacto de no competencia y, así, volver a escribir en otro medio o crear su propia cabecera. Sin embargo, los abogados de Unidad Editorial decidieron romper las conversaciones este jueves. No obstante, la negociación se ha desbloqueado a última hora y ha habido una solución in extremis. 

Evitan el juicio

Así, ambas partes evitan una vista oral que hubiera sido, amén de una situación inaudita, el penúltimo capítulo en la pelea que desde hace semanas mantienen Pedro J. y Unidad Editorial, empresa propiedad de Rizzoli Corriere della Sera Mediagroup (RCS). El anterior suceso en esta historia tuvo lugar este lunes, cuando trascendió una carta de rectificación de Ramírez que éste envió a El Mundo el pasado fin de semana y que finalmente no apareció en las páginas del diario. Esta misiva era la respuesta del periodista a un comunicado hecho público por la compañía a finales de la pasada semana. En dicho texto, los representantes de Unidad Editorial acusaban a Pedro J. de competencia desleal y negaban cualquier tipo de censura a sus artículos.

Entretanto, García-Abadillo de El Mundo ha participado este jueves por la mañana en un desayuno informativo, organizado por el Foro de la Nueva Comunicación, en el que ha evitado pronunciarse sobre la disputa que mantiene Unidad Editorial con Ramírez, al alegar que se encuentra en manos de los tribunales. No obstante, ha aprovechado la ocasión para definir al antiguo ocupante de su despacho como "un gran periodista", a la vez que ha afirmado (en pretérito) que "ha sido un gran director".

Cabe recordar que, hace unas semanas, García-Abadillo llegó a presentar su dimisión ante los propietarios del periódico por considerar insostenible la pelea que mantenía con el antiguo director, mientras aún publicaba sus Cartas de un arponero ingenuo en esta cabecera. Lógicamente, se salió con la suya, pues Unidad Editorial suprimió esta sección y decidió poner fin a la relación que mantenía con Ramírez.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba