Medios

Canal Sur: el aliado más dócil de Susana Díaz para eludir el debate con Moreno Bonilla

El control que el PSOE ha ejercido sobre Canal Sur desde el día de su fundación ha quedado retratado como nunca en los últimos días, cuando Susana Díaz ha utilizado este medio público para tratar de zafarse de un cara a cara televisado con Moreno Bonilla.

La presidenta de Andalucía, Susana Díaz
La presidenta de Andalucía, Susana Díaz EFE

“Es una lección de primer curso de Ciencias Políticas: cuando un candidato mantiene una ventaja tan amplia como la de Susana Díaz sobre Juan Manuel Moreno Bonilla, debe negarse a debatir en televisión, pues tiene mucho que perder y poco que ganar”. De esta forma justifica un analista político los notorios intentos de la presidenta de la Junta de Andalucía de eludir un cara a cara con el líder de la oposición. Estas evasivas no las ha reconocido públicamente para no ofrecer la imagen de timorata, pero proceden de su entorno y cuentan con su aprobación. En el PSOE, son conscientes de que este juego a la defensiva resulta peligroso ante un electorado al que se ha vendido a Díaz como una política decidida y con desparpajo. Por eso, para evitar riesgos, han pedido un nuevo favor a Canal Sur, su influyente y fiel aliado, el cual les ha ayudado a esconder a su candidata sin formular demasiadas preguntas.

El debate previo a las elecciones de Andalucía ha generado históricamente sismos que se han sentido mucho más allá de los estudios de televisión. El más reciente es el que se desató en marzo de 2012 en el encuentro pactado entre José Antonio Griñán (PSOE), Diego Valderas (IU) y Javier Arenas (PP) al que este último político no acudió –tras varios días de titubeos-, dando lugar al famoso episodio de la “silla vacía”. La charla se celebró, sí, pero sin la presencia del líder de la oposición.

Los comicios del próximo 22 de marzo no serán una excepción, pues este asunto también ha desatado una tormenta, aunque en esta ocasión han tenido mucho que ver los movimientos sottovoce de Génova, afirman fuentes conocedoras de las negociaciones.

La estrategia del PP: sacar del anonimato a Moreno Bonilla

Uno de los pilares de la estrategia del PP para esta campaña electoral es el de impulsar la popularidad de Moreno Bonilla, un desconocido para una buena parte del electorado andaluz con un discurso que, hasta el momento, no ha incluido muchas estridencias ni ha dado lugar a grandes titulares. Por eso, desde Génova han apostado de forma decidida por la celebración de un cara a cara con Susana Díaz que sirviera para atenuar esta carencia.

El problema es que se han dado de bruces con la actitud premeditadamente vacilante de un PSOE que nunca ha querido debatir, pero que tampoco ha querido transmitir que no desea hacerlo. “Reconocer eso, iría en contra del mensaje que ha lanzado en otras ocasiones el partido y perjudicaría a la imagen de Susana Díaz, a la que han tratado de vender como una líder sin miedo a nada”, relatan desde la oposición.

Como previsible y dócil aliado para ejecutar esta estrategia, el PSOE ha contado con Canal Sur, una televisión que controla desde su nacimiento y que rechazó inicialmente la posibilidad de acoger un debate entre los candidatos, tal y como se reflejó en su propuesta de cobertura de la campaña electoral.

Génova utilizó TVE para promover el debate

Una vez conocieron este “capotazo” a Susana Díaz, en Génova reaccionaron y contactaron con José Antonio Sánchez, el presidente de Televisión Española, quien dio la orden al centro territorial de Andalucía de incluir dos debates entre su programación para la campaña: uno entre Díaz y Moreno el 9 de marzo; y otro el día 16, con la presencia adicional de Antonio Maíllo, candidato de IU, explican fuentes conocedoras de las conversaciones.

Temeroso de que este plan lastrara sus intenciones de “apartar” a Susana Díaz de cualquier debate, el PSOE recurrió ante la Junta Electoral el plan de cobertura de TVE-Andalucía. A la vez, propuso a Canal Sur modificar el proyecto que recogía su programación especial para la campaña electoral, de modo que incluyera el debate a tres entre los socialistas, los populares e IU el 9 de marzo. Es decir, el mismo día en que TVE había propuesto el cara a cara.

Los responsables de la cadena de televisión siguieron estas instrucciones al dedillo y aprobaron la iniciativa, lo que sirvió para contrarrestar el ataque del PP a través de TVE. La gran pregunta que surge ahora es: ¿dónde y cuántas veces debatirán los candidatos?

En contra de los deseos iniciales del PSOE, parece que al final serán dos citas las que se celebrarán, aunque el partido tratará de que sean en Canal Sur y con la presencia de Maíllo. En el PP, prefieren la confrontación directa con Bonilla, aunque temen que no esté a la altura de las circunstancias y acerque a Díaz a su ideal: la mayoría absoluta.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba