Medios

Las TVs privadas se hartan y urgen al Gobierno a resolver ya el reparto de la TDT

La junta directiva de Uteca, patronal de las televisiones, presenta su dimisión en bloque como medida de presión. Denuncian la "inacción" gubernamental. Además de lanzar este órdago, señalan a Soria como responsable del problema. El presidente de Atresmedia, José Manuel Lara, mantiene excelentes relaciones con Moncloa y preside la asociación. 

Las televisiones privadas se han hartado de esperar al Gobierno, que tiene pendiente solucionar el reparto de canales de la Televisión Digital Terrestre (TDT). Los principales grupos mediáticos esperan desde diciembre la decisión gubernamental sobre la ejecución de una sentencia del Tribunal Supremo que puede suponer la eliminación definitiva de nueve canales. Como no hay solución a la vista, pasan al ataque. En un comunicado enviado este jueves a última hora, la Unión de Televisiones Comerciales en Abierto (Uteca) denuncia la "inacción" del Gabinete y anuncia que la junta directiva ha presentado su dimisión en bloque. Además, las compañías señalan como responsable de este bloqueo al titular de Industria, José Manuel Soria. El presidente de la patronal de las televisiones es ahora José Manuel Lara, que mantiene unas excelentes relaciones con el Ejecutivo y, en especial, con Soraya Sáenz de Santamaría

El comunicado de la patronal de las televisiones es demoledor. Uteca, que agrupa a los cuatro operadores de TDT en abierto de cobertura nacional (Atresmedia, Mediaset, Unidad Editorial y Vocento/Net), explica que han celebrado "una reunión extraordinaria para analizar la delicada situación en la que el fallo del Tribunal Supremo pone todo el sector, respecto a la asignación de canales adicionales efectuada por el gobierno en el 2010". Para las televisiones dicha sentencia es "consecuencia en realidad de un mero vicio formal imputable a la Administración". Y, recuerdan, esta decisión judicial "lesiona gravemente los intereses de los operadores, pese a que estos habían cumplido con todas y cada una de sus obligaciones, y pone en grave riesgo la continuidad de la emisión de varios canales, con la consiguiente pérdida de opciones para los espectadores y daños irreparables para la industria audiovisual española".

Las televisiones privadas acusan a Industria de no haber presentado una propuesta dos meses y medio después de la sentencia del Supremo

El siguiente párrafo del texto señala, sin nombrarlo, a José Manuel Soria como culpable de esta situación de bloqueo. "La voluntad del Gobierno, manifestada a los operadores, de encontrar una solución aún no se ha formalizado en una propuesta del Ministerio de Industria, Energía y Turismo competente en la materia, a pesar de las propuestas de solución ofrecidas por el sector y de la disposición y lealtad de los operadores, basadas en el acuerdo sobre el dividendo digital alcanzado en agosto del 2012". El rejonazo al titular de Industria es evidente. Ante esto, "la Junta Directiva de Uteca considera inaceptable la inacción y ha presentado en bloque su dimisión como forma de expresar su malestar por esta ya larga incertidumbre". 

Siguen unidas

En los próximos días se celebrará otra junta de la patronal de este sector para decidir quiénes pasan a ocupar los cargos que ahora, por sorpresa, han quedado vacantes. Para finalizar el comunicado, las televisiones privadas remarcan que siguen unidas frente al inmovilismo del Ejecutivo del PP. "Uteca y los grupos que la componen reafirman su unidad para defender con mayor eficacia no solo sus legítimos intereses, sino también el pluralismo informativo, la certeza del derecho y de las reglas de mercado y el mantenimiento de la posibilidad de que millones de españoles puedan continuar recibiendo una amplia oferta televisiva que han demostrado apreciar".

Todas las televisiones presentaron recursos de súplica como última baza judicial y cosecharon otra derrota

Han pasado ya dos meses y medio desde que el Supremo mostró que su decisión era firme. En ese tiempo, las televisiones presentaron, como última baza judicial, recursos de súplica ante el mismo Supremo, pero todos ellos fueron rechazados. En este tiempo, se ha especulado en difentes ocasiones con que finalmente el Gobierno llevaría al Consejo de Ministros alguna solución. Pero nada de nada. La incertidumbre se ha hecho insoportable. Y las televisiones han lanzado este órdago en forma de comunicado demoledor y dimisión simbólica. Ahora le toca mover ficha al Ejecutivo. Vozpópuli ya adelantó que la intención es contentar en alguna medida a los grupos mediáticos con otros cuatro o cinco canales. Pero de las intenciones a los hechos hay, de momento, demasiada distancia. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba