Medios

Podemos pierde la virginidad: el escándalo Errejón provoca la espantada de Iglesias de Telecinco

Podemos decide esconder a Pablo Iglesias ante el primer gran escándalo que ha salpicado a la formación: el de Íñigo Errejón. Ambos tenían comprometida su presencia en el programa 'Un tiempo nuevo', de Telecinco, pero han cancelado su presencia por temor a las preguntas de los periodistas. Pablo Iglesias propuso como alternativa aparecer en un televisor de plasma.

Pablo Iglesias (i) e Íñigo Errejón (d)
Pablo Iglesias (i) e Íñigo Errejón (d) EFE

Podemos ha ofrecido la callada por respuesta ante su primer gran escándalo interno. La polvareda que se ha levantado a raíz de que se destapara que Íñigo Errejón, responsable de su Secretaría Política, percibe un sueldo de 1.825 euros de la Universidad de Málaga por un proyecto que supuestamente es incompatible con su trabajo en el partido, ha provocado un movimiento de tierras en la formación, que ha decidido apartar a Pablo Iglesias de los escenarios en los que germinó su popularidad: los platós de televisión. Por eso, esta noche no comparecerá en el programa de Telecinco "Un tiempo nuevo", en el que tenía comprometida una entrevista desde hace tres semanas.

La noticia de que Iglesias no acudirá a este espacio televisivo se recibió el jueves por la noche con estupor en los estudios de Telecinco. El secretario general Podemos afirmó que, por su parte, no tenía ningún problema en enfrentarse a las cuestiones que le quisieran trasladar, pero justificó su retirada en una decisión consensuada en las altas esferas de su partido.

Esta negativa no fue en rotundo, pues desde la emergente formación política ofrecieron como alternativa que Pablo Iglesias respondiera a la periodista Sandra Barneda una pregunta pactada, sobre una iniciativa que el partido hará pública en los próximos días. Eso sí, para evitar los ataques de los tertulianos habituales, pusieron como condición el que apareciera a través de un televisor de plasma, en conexión con la sede central de su partido. Es decir, propuso dar la cara a medias. Comparecer de la misma forma por la que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha sido criticado en tantas ocasiones.

Desde Mediaset, se han negado a aceptar las condiciones propuestas por Podemos

El pasado septiembre, cuando se especuló que el equipo que gestiona la cuenta de Twitter de Mariano Rajoy había comprado miles de seguidores para su cuenta, el mesiánico líder de Podemos aseguró en "Las mañanas de Cuatro" que su deseo es el de conseguir que España tenga un jefe de Gobierno que se atreva a "debatir y contestar a los periodistas"; y ofrezca ruedas de prensa por medios diferentes a una "pantalla de plasma". Queda claro que la hemeroteca ha traicionado a Iglesias, pues esta vez ha adoptado la misma actitud que la cabeza más visible de la "casta política".

Mediaset rechazó las nuevas condiciones impuestas por Podemos

Desde Mediaset, se han negado a aceptar las condiciones propuestas desde Podemos y han descartado la aparición de Iglesias en "Un tiempo nuevo". Sus productores tendrán que redefinir una buena parte de la escaleta del programa pues, según ha podido saber este medio, Íñigo Errejón también ha cancelado su participación en un "uno contra uno" en el que iba a debatir junto a un tertuliano de un asunto de actualidad.

Desde Telecinco, han incidido en que el formato de la entrevista que se había pactado con Pablo Iglesias era el mismo que el de las precedentes con el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, y al secretario general del PSOE, Pedro Sánchez. Por tanto, el líder de Podemos conocía la dinámica y podía haberse preparado para repeler las acometidas de los periodistas más incisivos. Pero en la llamada que en los estudios de Fuencarral se recibió el jueves por la noche no se dejó ninguna concesión a la negociación, en este sentido.

Este medio ha tratado de comunicarse con Pablo Iglesias, pero desde Podemos han ratificado que no harán declaraciones al respecto de esta decisión. Fuentes cercanas han destacado que esta actitud se debe a la resonancia que ha tenido el 'caso Errejón' en el seno de un partido que ofrece la transparencia como uno de sus argumentos más sólidos ante la sociedad. De hecho, en las filas de Podemos llevan tres jornadas de intenso debate para tratar de determinar una estrategia con la que salir al paso de este severo contratiempo.

Errejón: una figura cuestionada

En las últimas semanas, las apariciones del secretario general de Podemos en los programas de televisión habían disminuido, a la par que se habían incrementado las de Íñigo Errejón, investigador en Ciencia Política y uno de los más influyentes ideólogos de la formación. Por eso, el que haya trascendido que cobraba un sueldo público por formar parte en un proyecto al que no le puede dedicar apenas tiempo ha supuesto un duro mazazo.

Iglesias ha adoptado la misma actitud que la cabeza más visible de la "casta política"

El contrato de este político de 31 años se justificaba en un proyecto de investigación entre la Universidad de Málaga y la Consejería de Fomento de la Junta de Andalucía y estaba remunerado con 1.825 euros. Según publicó ayer el periódico El Mundo, este trabajo es supuestamente incompatible con el sueldo que Errejón percibe de su partido, en virtud de la Ley 53/1984 de Incompatibilidades del Personal al Servicio de las Administraciones Públicas. Además, exigía una dedicación de 40 horas semanales que no pudo prestar por falta de tiempo. Cabe añadir que el responsable de este proyecto es Alberto Montero, también dirigente de Podemos.

Una vez se conoció que el contrato incluía este último término, el político renunció a él, aunque apuntó que, hasta el momento, lo había podido compatibilizar con sus ocupaciones en el partido. Sabedores de que el número 3 de Podemos ha cometido una más que posible negligencia desde que en febrero se le adjudicó este contrato, los responsables de la Universidad de Málaga han anunciado en las últimas horas la apertura de un expediente para denunciar los hechos.

Mientras se diluye la polvareda y se aclaran las serias dudas que han surgido sobre la verdadera transparencia de alguno de los miembros de la "casta de la Universidad" -como se ha definido a la cúpula de Podemos-, desde este partido se ha optado por silenciar a sus portavoces. O sea, como en tantas ocasiones han denunciado de la otra casta, la política.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba