Medios

Bronca monumental entre Telecinco y TVE por emitir los partidos de 'Champions'

Mediaset lleva a los tribunales a la cadena pública y la acusa de "fraude de ley" en la pelea por ofrecer la Liga de Campeones. La Audiencia Nacional da la razón a la corporación en primera instancia. Además, RTVE presenta una oferta de 55 millones de euros por los derechos de la Eurocopa de 2016 y el Mundial de 2018. 

La bronca es monumental. Y no se atisba solución cercana ni pacífica. Los contendientes son poderosos: Mediaset y Radiotelevisión Española (RTVE). Y el motivo no es baladí: la guerra por emitir los partidos de Champions League. La empresa de capital italiano ha llevado el asunto a los tribunales. En primera instancia, la Audiencia Nacional ha otorgado la razón a la cadena pública. Sin embargo, la compañía dirigida por Paolo Vasile ha anunciado el correspondiente recurso e insiste en que la corporación ha incurrido en "fraude de ley" al "sobrepujar" frente al resto de competidores privados. Mientras, en RTVE no se arredran y van también a por los derechos de los partidos de la selección española de fútbol

La batalla para hacerse con los derechos de emisión de la Liga de Campeones es lógica si se tiene en cuenta las altísimas audiencias que se consiguen y, por ende, los ingresos por publicidad. En primer lugar, Mediaset solicitó a la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información que retirase una oferta de RTVE por los partidos de Champions del período 2012-2015. Sin embargo, el organismo dependiente del Ministerio de Industria resolvió a favor del ente público. En la empresa propietaria de Telecinco y Cuatro decidieron llevar el asunto a la Audiencia Nacional. Y este tribunal volvió a desestimar su denuncia la pasada semana

RTVE destaca que, según la Audiencia Nacional, puede "concurrir a la subasta de los derechos del fútbol y que, aunque esta tenga un alto valor comercial, no resulta incompatible con la misión de servicio público"

La propia corporación pública destacó en una nota que tiene permitido "el acceso a contenidos de alto valor comercial, siempre que los mismos no sean incompatibles con su misión de servicio público". Asimismo, la sentencia de la Audiencia Nacional expone, según remarcó RTVE, que "tampoco se prohíbe 'pujar' sino solo sobrecotizar o sobrepujar, en el sentido que viene dando la Comisión Europea a este concepto". Así, "RTVE puede concurrir a la subasta de los derechos del fútbol y que, aunque esta tenga un alto valor comercial, no resulta incompatible con la misión de servicio público, coincidiendo con su alto interés deportivo y su evidente interés para la sociedad". 

Vasile, a la carga

Sin embargo, en la empresa dirigida por Vasile no se dan por vencidos. Al contrario. Y por ello acaban de anunciar que presentarán el correspondiente recurso de casación ante el mismo tribunal. Y, según las fuentes consultadas, si perdieran de nuevo acudirían a instancias judiciales superiores. "La compañía considera arbitraria la interpretación de los hechos por parte de la Justicia en esta resolución, que pese a reconocer la existencia de una sobrecotización de RTVE en una segunda puja habiendo operadores privados interesados en la adquisición de dichos derechos (que por otro lado ni siquiera pertenecen al ámbito de los eventos deportivos de interés general) finalmente esgrime una serie de argumentos contradictorios para fallar a su favor, archivando la justa denuncia de Mediaset España". 

Mediaset considera que "RTVE ha incumplido la prohibición de sobrepujar frente a competidores privados por derechos sobre contenidos"

Para esta empresa, "RTVE ha incumplido la prohibición de sobrepujar frente a competidores privados por derechos sobre contenidos, al presentar una segunda oferta por una cifra superior a la de los licitadores iniciales, entre ellos Telecinco". Además, la corporación, arguye Mediaset, "se ha saltado el marco legal a pesar de que los partidos clasificatorios de la Champions no están considerados de interés y a sabiendas incluso de que existían operadores privados de ámbito estatal como Telecinco interesados en adquirir estos derechos". El enfado es mayúsculo entre los directivos de la empresa de capital italiano. Y es que, además del caso de la Liga de Campeones, se acaba de abrir otro frente entre las privadas y TVE por los derechos del fútbol. 

Otro frente: 'La Roja'

A principios de este mes la Unión de Televisiones Comerciales en Abierto (Uteca), patronal que agrupa a Mediaset, Atresmedia, Vocento y Unidad Editorial, denunció las prácticas de RTVE para hacerse con los derechos de emisión de la Eurocopa de 2016 y el Mundial de 2018. En un duro comunicado, la organización que representa a las empresas denunciaba "la política de compras que Televisión Española practica recurrentemente y cuya nueva muestra es la reciente oferta realizada a la empresa CAA Eleven para adquirir los derechos de retransmisión de los partidos de la selección española de fútbol durante la fase clasificatoria de la Eurocopa de 2016 y el Mundial de 2018". Una oferta que, según fuentes consultadas por este diario, podría rondar los 55 millones de euros

La patronal de las TVs acusa a la cadena pública de "pujar con cifras inasumibles para cualquier otro operador"

Para la patronal, con su actitud RTVE "abre una guerra de precios en la que las televisiones privadas no quieren ni pueden participar, y cuyos máximos perjudicados serán los ciudadanos, que financian con sus impuestos buena parte de la actividad de la televisión pública estatal". "Sin las limitaciones ni la prudencia que deberían caracterizar una gestión presupuestaria diligente y rigurosa -continúa-, Televisión Española está pujando con cifras inasumibles para cualquier otro operador, aprovechando de manera ilegítima su sistema de financiación".

Y, para colmo acusa a TVE de incumplir la ley "al participar en este proceso de adjudicación con una oferta que rompe totalmente el mercado y que desvirtúa la ley de la oferta y la demanda". "Contra toda lógica, la televisión pública está encareciendo para España el precio de los derechos de retransmisión del futbol, incumpliendo flagrantemente la Ley General Audiovisual". El artículo 47.3 de dicha norma dice que "los prestadores de servicios públicos de comunicación audiovisual no podrán subcotizar los precios de su oferta comercial y de servicios ni utilizar la compensación pública para sobrepujar frente a competidores privados por derechos de emisión".


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba