Medios

La web de la verdad de Carmena: 200 € de gasto, pero un alto coste político

Madrid Versión Original ha recibido un rotundo rechazo por parte de la oposición de Ahora Madrid y de una buena parte de los medios de comunicación españoles, pero Manuela Carmena se ha negado a sepultar esta idea.

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena
La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena EFE

El coste político que ha pagado Manuela Carmena por su 'web de la verdad' excede, con creces, los 200 euros que invirtió el Ayuntamiento de Madrid en este proyecto. La iniciativa del equipo de gobierno de Ahora Madrid ha merecido el rechazo unánime de los partidos de la oposición y furibundas críticas de diversos medios de comunicación, que han sentido cómo su derecho a la libertad de expresión quedaba en entredicho por la intención del Consistorio capitalino de matizar o corregir las informaciones que sus asesores de comunicación consideren erróneas.

Resulta difícil comprender la estrategia que ha seguido Ahora Madrid en este asunto, pues el servicio que ofrece esta web ni mucho menos es de primera necesidad, pero ha servido para crearle enemigos en un sector con el que Podemos no ha tenido precisamente una relación fácil: el de la prensa. También le ha valido a la oposición de perfecta excusa para torpedear a la alcaldesa que, lejos de rectificar y acallar las críticas, ha decidido mantenerse en sus trece.

La iniciativa ha recibido el rechazo unánime de la oposición y muy severas críticas de la prensa

Los gabinetes de comunicación de las Administraciones públicas lanzan frecuentemente desmentidos sobre las informaciones que aparecen en los medios de comunicación, envían notas a los componentes del gremio con sus alegatos e incluso las adjutan en el apartado de su web destinado a la prensa. Ante una noticia errónea o inexacta, los asesores que trabajan para este departamento negocian con el autor o con alguno de sus superiores para que la enmiende. En el caso de no hacerlo, existen cauces muy claros para que puedan ejercer su derecho a la rectificación. Y, como último recurso, está la justicia.

El equipo de Carmena ha considerado que la página Madrid Versión Original complementa a estas rutinas, como lo hace la Comisión Europea con un blog del Reino Unido dedicado a desmentir bulos o como realizó Obama, en 2012, con un portal en internet que le sirvió para defenderse de las noticias falsas sobre su labor y la de su equipo. El problema es que este tipo de iniciativas son peligrosas y son muchos los que han visto esta web como un instrumento de control indirecto de los medios de comunicación, así como un intento de imponer la verdad que transmite el poder frente a la que publica su contrapeso.

Críticas desde todos los sectores

Las asociaciones profesionales fueron de las primeras en dar la voz de alarma sobre Madrid Versión Original. La presidenta de la Federación de Asociaciones de la Prensa de España (FAPE), Elsa González, aseguró que este tipo de ideas no tienen cabida en una sociedad democrática y lamentó el “halo de censura” que poseen. Por su parte, la Asociación de la Prensa de Madrid (APM) se mostró en contra de la creación de medios “que desmientan a otros medios” y emplazó a Carmena a cesar en su empeño de que su verdad prevalezca sobre las que transmite la prensa.

Han sido varias las voces que han comparado esta web con el proyecto que anunció Nicolás Maduro en 2013 de crear un Noticiero de la verdad con el que el gobierno chavista pudiera desmentir ante el pueblo las informaciones de la oposición, por supuesto, a través de medios públicos con mucha más difusión que los originales. También la han equiparado con la que puso en marcha Evo Morales en 2011, dentro del portal en internet de su Ministerio de Comunicación, en la que varios funcionarios se dedicaban a echar por tierra las noticias perjudiciales para sus intereses, mediante verdades oficiales.

Esperanza Aguirre ha comparado Madrid Versión Original con el Pravda soviético

Los partidos de la oposición han expresado su rechazo unánime a Madrid VO. Como cabía esperar, la más visceral en su discurso ha sido Esperanza Aguirre, quien ha visto similitudes entre esta página y el Pravda soviético y la ha calificado como “propia de dictaduras”. Es un intento de “señalar a los periodistas y a los medios que no están de acuerdo con la versión oficial”, ha afirmado la política, cuyo partido ha presentado una moción de urgencia en el Ayuntamiento para que este asunto se discuta en el Pleno del próximo septiembre.

Rumores que permanecen en una web

El portavoz del PSOE en el Consistorio madrileño, Antonio Miguel Carmona, ha lamentado que la aprobación de esta iniciativa haya primado sobre otras actuaciones más necesarias en empleo, vivienda o limpieza. Por su parte, desde Ciudadanos se ha sugerido que los contenidos que pretende mostrar esta web en el futuro serán “mera propaganda”. “La propaganda la hacen los partidos, no los ayuntamientos”, ha expuesto Begoña Villacís en la Junta de Portavoces.

Rita Maestre, la representante de Ahora Madrid en este órgano, ha expresado con rotundidad que el Ayuntamiento no dará marcha atrás en este tema. Sus partidarios lo ven como un medio de defensa contra un sector que está acostumbrado a lanzar mentiras. Sus detractores, lo consideran un instrumento que vulnera de forma flagrante la libertad de expresión. Entre medias, se encuentran los que opinan que este servicio no es necesario, pues las informaciones falsas y los rumores tienen tan poca consistencia que se descomponen ante la primera ráfaga de viento que les azota. De ahí que vean esta idea como una mera ocurrencia sin mucho sentido.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba