Luis Enríquez, consejero delegado de Vocento

Luis Enríquez (Vocento): "Podemos es una criatura que trasciende a Atresmedia y Mediaset"

El consejero delegado del Grupo Vocento, Luis Enríquez habla, en una entrevista a 'Vozpópuli', del proceso de fusión con Unidad Editorial, de las disputas que han existido en el Consejo de Administración de Vocento, de la crisis de la prensa escrita, de la caótica gestión de la televisión en España, de la 'tasa Google', de Podemos o de su tan comentada mala relación con el director de ABC, Bieito Rubido.

El consejero delegado de Vocento, Luis Enríquez
El consejero delegado de Vocento, Luis Enríquez Patricia Morales

Desde que Luis Enríquez fue contratado como consejero delegado de Vocento hace casi un lustro, han sido cuatro los presidentes que han encabezado esta compañía de medios de comunicación. Este dato refleja la inestabilidad que se ha vivido en su Consejo de Admistración, compuesto por familias con intereses empresariales muy dispares y rivalidades que vienen de largo. Desde hace tres semanas, este órgano está liderado por Santiago Bergareche, miembro del grupo rebelde que promovió un cisma entre los consejeros en 2012 y partidario de impulsar una fusión con Unidad Editorial.

En esta compleja empresa, es Enríquez quien encarna el poder ejecutivo. En esta entrevista, concedida a Vozpópuli, el antiguo director general de Unidad Editorial expone su plan para relanzar el diario ABC y opina sobre el papel de los medios de comunicación en el surgimiento de Podemos y sobre la pérdida de confianza de la sociedad en el periodismo que practican las grandes cabeceras. Este economista, presidente del lobby de las televisiones privadas, también habla del estado crítico en el que se encuentra la TDT en España o de los perjuicios que Google causa a la prensa digital.

¿En qué situación queda el grupo tras la salida de Rodrigo Echenique de la Presidencia y la llegada de Santiago Bergareche?

En la misma. Bergareche será el cuarto presidente en cuatro años, aunque esa frecuencia de cambios tiene una explicación. En el momento de mi incorporación, Diego del Alcázar ocupaba esa posición, aunque tenía decidida su salida, pues había perdido la confianza del Consejo de Administración y se produjo el requerimiento que todo el mundo conoce (N.del R: de Jaime Castellanos, para destituir al Consejo de Administración en pleno por otro más independiente). En ese momento, Enrique Ybarra dio un paso al frente y dijo que su mandato duraría dos años. Así fue. En ese tiempo, los nervios se apaciguaron en el Consejo.

Poco después, Rodrigo Echenique heredó ese puesto. Es el ejecutivo más completo con el que he trabajado en mi vida y su salida es una pena. Pero claro, uno nunca sabe cuándo se va a morir Emilio Botín y cuándo van a recurrir a ti para tareas ejecutivas dentro de Santander. Ante esa situación, salió, a su pesar. Lo ha relevado Santiago Bergareche, que representa el continuismo absoluto.

¿Entonces, no se han repetido las luchas internas en el proceso de elección del presidente?

En absoluto. Las luchas internas terminaron dentro del periodo de presidencia de Ybarra. Desde ese momento, ha habido tranquilidad.

Uno de los temas que divide a los consejeros es la fusión con Unidad Editorial, de la que existen partidarios (Echenique y Bergareche, entre ellos) y detractores...

No es todo así de frívolo. Supongo que la gente estaría a favor o en contra según en qué condiciones se produjera. De momento, no existen las condiciones necesarias porque, básicamente, éstas se dan cuando una compañía y la otra están de acuerdo en que el proceso de fusión mejora los planes estratégicos de cada una por separado. No ha sido el caso. Es verdad que hemos visto mucha presión porque se produjera y se ha publicado mucha información y muchas cosas se han dado por sentadas. Pero todo eso no ha existido.

Fernández-Galiano alguna vez ha dicho que el futuro pasa por la consolidación. Habría que ver por qué consolidación

¿Niega que hayan existido acercamientos?

Yo como habitualmente con el presidente ejecutivo de Unidad Editorial (Antonio Fernández-Galiano), un buen amigo con el que tengo una fantástica relación. Alguna vez ha dicho que el futuro pasa por la consolidación. Habría que ver por qué consolidación. ¿Acercamientos? Siempre los hubo, con Antonio una vez al mes. Pero también con otros editores de prensa españoles, como Francisco Javier Moll o Juan Luis Cebrián. Formalmente, si todo lo que se ha publicado hubiera sido mínimamente cierto, ya habríamos visto muchas cosas.

¿Entonces, confirma que a corto y a medio plazo no hay prevista una negociación con Unidad Editorial?

A corto y medio plazo vamos a seguir haciendo lo que hemos hecho hasta ahora, como es valorar, dentro de nuestro entorno, oportunidades que mejoren nuestro plan estratégico en vigor, que pasa porque el futuro lo afrontamos nosotros solos. Si encontramos un plan que es mejor, bendito sea Dios. De lo contrario, seguiremos con nuestro plan.

En los últimos meses, en Vocento se ha hablado mucho del “nuevoABC”. ¿Se había quedado caduco?

No lo creo. ABC tenía a lo mejor un problema de foco y lo que hemos intentado es poner ese foco en el lugar adecuado. En ABC.es hemos dado pasos muy significativos y hoy competimos con los dos grandes -El País y El Mundo-. Hemos apostado por el desarrollo online, así como también integrado la redacción y rejuvenecido a nuestros columnistas. Seguramente, falte algo de foco en la información propia. Nos gustaría tener más.

Los lectores dieron un toque de atención a la prensa porque, durante un tiempo, dejamos de hacer nuestro trabajo

¿Hay una mala sintonía con el director deABC, Bieito Rubido?

Bieito es un tipo muy inteligente. Tiene el despacho en la redacción y trabaja constantemente ahí. Vive con la gente de la redacción, es periodista y se le nota desde que se levanta hasta que se acuesta. Compartimos inquietudes y, para mí, actúa como un cierto seguro. Yo presiono porque me gustaría un ABC más moderno, más comprometido, más incisivo. Pero sé que mientras él sea director, no permitirá que yo lleve a ABC a ningún sitio al que ABC no quiera ir.

Intuyo que han tenido discrepancias por esa distinta concepción del negocio...

No demasiadas para los años que hemos trabajado juntos y los cambios que hemos hecho.

¿No ha barajado cesarle por los problemas existentes entre ambos, como se ha publicado?

Es que eso lo negué en 2011 y ya van cuatro años haciéndolo. No tiene sentido que siga repitiéndolo. La mejor prueba de que no es cierto es que acabamos de entrar en un proceso de modificación de la redacción, a propuesta de Bieito, para construir un proyecto que comparto completamente. Todo surgió en febrero del año pasado, cuando comenzó a extenderse en España una cierta sensación de postración al poder de los medios tradicionales tras la salida de Pedro J de El Mundo. Eso a mí me preocupaba y así lo transmití a ABC. Otros medios hacían información atrevida y, entendiendo ese mensaje, comenzamos a trabajar y a pensar en qué hacemos de bueno y de malo. Entonces, les dije que tenían el apoyo del editor y que se comprometieran con el lector. Que firmaran un contrato con él, no con una empresa o un Gobierno.

¿Le había dado el lector la espalda a la prensa por haber dejado de cumplir esa función?

La reducción de la compra de ejemplares tiene varias perspectivas, pero una de ellas es ésa. Hemos vivido una crisis económica sin referente y eso afecta al consumo. También ha influido la reducción de puntos de venta. Ha habido también un cambio de hábitos de los lectores y una mayor tendencia hacia los medios online gratuitos, que no ofrecen lo mismo que nosotros, pero que han cubierto las necesidades informativas de mucha gente. Todo eso ha influido. Ahora bien, no se puede negar que también lo ha hecho el toque de atención que nos ha dado el lector porque, durante un tiempo, nosotros hemos dejado de hacer parte de nuestro trabajo.

¿Considera queEl Mundoes menos valiente queABCa la hora de dar informaciones?

Yo creo que sí.

¿Se equivoca Casimiro García-Abadillo con ese acercamiento al poder de la línea editorial deEl Mundo?

Eso pregúntaselo a Fernández Galiano.

De vez en cuando, se abre el fuego cruzado entreABCyEl Mundo...

Eso es normal. Es competencia y de la exigencia mutua se beneficia el lector.

La última gran guerra se produjo con la muerte de Botín, cuando atribuyeron a Santander un control de Vocento que usted negó en un duro artículo.

Eso fue una metedura de pata por parte de alguien de la redacción de El Mundo. Yo me enfadé porque me cogió en medio de aquella zona de pensamiento en la que estábamos preocupados por devolverle al lector la confianza que había perdido. Por eso, afirmar que Santander sostenía a El País y a Vocento no podía quedar sin respuesta. De ahí que ofreciéramos al lector las cifras. Demostramos que Santander aporta menos del 2 % de nuestro ingreso total.

¿Cree usted que al lector se le transmite esa imagen cuando se dedica la portada entera a publicidad de Santander?

Eso puede confundir si se provoca la confusión. Nosotros hemos hecho más falsas portadas desde que estoy en ABC. Una de Mercedes, otra de Golf, otra de la Lotería Nacional y ésta de Santander. Lo que no podemos consentir es que ahora las grandes corporaciones sean puestas de esta forma bajo sospecha. ¿Por qué puede Mercedes y no Santander?

Google podría convertirse en un 'supramedio' y eso afectaría a la pluralidad. Nos parece peligroso.

¿Se equivocaron los editores a la hora de establecer elcanon AEDE?

Nosotros no tenemos nada en contra de Google cuando actúa como buscador o proveedor de tecnología. Lo que nos asusta es cuando vemos que Google configura un medio con una forma de editar y un criterio que no conocemos. Y eso lo hace a partir de las informaciones que elaboramos. Cuando se trata del Huffington Post no importa porque es un player pequeño. Pero si lo hace la empresa que canaliza el 98 % del tráfico online sí. Ahora se ha demostrado que el cierre de Google News no ha afectado significativamente al tráfico. Pero con el tiempo sí que podría hacerlo y Google podría convertirse en un 'supramedio' y eso afectaría a la pluralidad. Nos parece peligroso.

¿Cómo definiría la gestión del anterior y actual Gobierno con respecto a la TDT?

La televisión es un medio que en España es un caos desde hace tres años. Está en una incertidumbre permanente y así se puede gestionar mal. El Gobierno anterior concedió unas cuantas licencias a empresarios que, de buena fe, cuando las obtuvieron, invirtieron recursos, marca y desarrollo para crear un sector de la televisión en España. Se cometieron errores y el Tribunal Supremo cerró 9 canales. Ahora, hay 8 en tela de juicio otra vez. El Gobierno debería tomar cartas en este asunto y estabilizar este sector. Tiene herramientas para hacerlo.

En el próximo concurso de licencias, ¿apostaría porque Atresmedia y Mediaset recuperaran el poder perdido o apostaría por acabar con el duopolio?

Lo que tiene que hacer el Gobierno es garantizar la estabilidad de las empresas que ahora están emitiendo, antes de dar nuevas licencias a los anteriores o a futuros agentes en este sector.

La televisión es un medio que en España es un caos desde hace tres años

¿Cree, como Bieito Rubido ha comentado en alguna ocasión, que Atresmedia y Mediaset son las responsables del auge de Podemos?

Bieito está enfadado con eso y mucha gente como él. Yo opino que Podemos es una criatura que trasciende a Atresmedia y Mediaset. También creo en la libertad de los editores y en su capacidad para decidir la línea editorial de sus medios. A partir de ahí, pueden hacer lo que quieran. Yo no soy quién para decirle a Antena 3 lo que tiene que hacer.

¿Está de acuerdo con Bieito Rubido en que, dentro de dos años, sólo quedarán dos periódicos en Madrid?

Bieito tiene la confianza de queABC continuará existiendo e irá más allá de sus 110 años de vida. De eso no tengo ninguna duda. Pero creo que nos vamos a tener que adaptar a los cambios que surjan. Y creo que eso pasa por confirmar y reforzar la confianza que el lector tenga en nosotros.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba