Medios

Industria confirma que algunos usuarios tendrán que pagar al resintonizar los canales de TDT

El Ministerio dirigido por José Manuel Soria informa sobre su plan acerca del 'dividendo digital' y la TDT, revelado por 'Vozpópuli'. "En algunas zonas los ciudadanos tendrán que actuar sobre las instalaciones de recepción de televisión en los edificios de mayor tamaño para continuar recibiendo toda la oferta existente".

Muchos usuarios de la Televisión Digital Terrestre (TDT) tendrán que pagar por la resintonización de los aparatos receptores que tienen en sus domicilios. Así lo acaba de reconocer, aunque taimadamente, el propio Ministerio de Industria. En un comunicado emitido para presentar su plan sobre el 'dividendo digital' y el futuro de la TDT queda claro que, como adelantó este diario en su momento, los ciudadanos se verán obligados a contratar a antenistas que visiten su domicilio. Además de lo que supone para el bolsillo de los televidentes, la hoja de ruta de José Manuel Soria en el sector audiovisual incluye un concurso de canales en alta definición, en línea con lo publicado este martes por Vozpópuli

Se llama 'dividendo digital' al proceso de liberalización del espacio radioeléctrico para que pueda utilizarse la tecnología 4G de telefonía móvil. Es decir, los canales de TDT deben dejar hueco para que las telecos puedan explotar y los usuarios puedan disfrutar una tecnología que permite una velocidad de navegación muchísimo más rápida. Y, básicamente, el plan que ahora ultima Industria, de gran complejidad técnica, consiste en articular la implantación del 'dividendo' de forma que haya espacio para cinco nuevos canales de televisión, cuatro de ellos en alta definición. Según reconoce el propio Ministerio, se sacará a concurso el 30% de los canales y "se dará prioridad a la oferta de contenidos de alta definición". Ahora, el proceso está a la espera de que lleguen a un acuerdo los miembros del Consejo Asesor de las Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información (Catsi), donde tienen asiento miembros de la administración central, las administraciones autonómicas y, sobre todo, de las principales empresas del sector de las televisiones y las telecomunicaciones. 

"Aunque el Plan garantiza la oferta básica de televisión para todos los ciudadanos, en algunas zonas los ciudadanos tendrán que actuar sobre las instalaciones de recepción de televisión en los edificios de mayor tamaño para continuar recibiendo toda la oferta existente"

En ese contexto, el departamento que dirige Soria emitió un largo, larguísimo comunicado para explicar sus intenciones. Y en él incluía esto: "Aunque el Plan garantiza la oferta básica de televisión para todos los ciudadanos, en algunas zonas los ciudadanos tendrán que actuar sobre las instalaciones de recepción de televisión en los edificios de mayor tamaño para continuar recibiendo toda la oferta existente". Y añadía que "las viviendas unifamiliares y edificios de pequeño tamaño no se verán afectados". Al leer estas afirmaciones del Ministerio queda claro que algunos tendrán que pagar, como ya se ha dicho, pero surgen varias incógnitas: ¿En qué zonas habrá que "actuar"? ¿Qué son exactamente los "edificios de mayor tamaño"? ¿Y los "edificios de pequeño tamaño"? ¿Hay algún tipo de cálculo por parte de Industria?

Al menos 1,3 millones de edificios en España tendrán que contratar a antenistas para resintonizar los canales; se estima que los usuarios gastarán la friolera de 500 millones de euros

Como el Ejecutivo sigue sin aclarar del todo cómo piensa implantar la nueva tecnología, no queda claro a quiénes afectará y en qué medida este cambio. Pero es seguro, según repiten una y otra vez varias fuentes del sector, que al menos 1,3 millones de edificios tendrán que pasar por ello. El cálculo más aproximado que ahora mismo existe según los expertos es que en cada hogar afectado se deberá pagar entre 20 y 23 euros a los antenistas que visiten su domicilio. Un coste que se estima tomando como caso paradigmático un bloque de viviendas de unos veinte vecinos. La cifra total que costaría a los usuarios se situaría en más de 500 millones de euros. 

¿Información? En septiembre

En medio de tanta incógnita, Industria ha dejado claro que va a informar a los ciudadanos a partir de septiembre. "A partir de septiembre y hasta final de año, se ha previsto una campaña informativa sobre la reordenación de la TDT y la liberación del dividendo digital, que se complementará con las campañas de las propias televisiones, para que junto a las administraciones locales y regionales, los instaladores, los presidentes de cada comunidad de propietarios y los administradores de fincas se adapten las instalaciones de recepción de televisión antes del 1 de enero de 2015", asegura el Ministerio. "La campaña se centrará en informar a los ciudadanos de los cambios que afectan a su zona geográfica así como a las actuaciones necesarias para adaptar sus sistemas de antena colectiva", apostilla. O sea, siguen las incertidumbres. 

PARTE DEL comunicado del ministerio de industria

El Ministerio de Industria, Energía y Turismo ha remitido hoy al consejo asesor del Sector de las Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información (CATSI), varios proyectos normativos, continuando así la estrecha colaboración con el sector.

Destaca el Proyecto de Real Decreto por el que se aprueba el Plan Técnico Nacional de la televisión digital terrestre y se regulan determinados aspectos para la liberación del dividendo digital. Asimismo se ha solicitado informe del Consejo Asesor en relación con medidas de mejora de los derechos de los usuarios de los SMS Premium, y las primeras normas de desarrollo de la nueva Ley General de Telecomunicaciones.

Proyecto de RD por el que se aprueba el Plan Técnico Nacional de la televisión digital terrestre y se regulan determinados aspectos para la liberación del dividendo digital.

El Gobierno establece los próximos pasos a seguir en el proceso de reordenación de la TDT tras meses de trabajo con todos los agentes del sector y con el principal objetivo de facilitar la evolución tecnológica de la TDT a través de la Alta Definición y extender los beneficios de la tecnología móvil 4G a todos los ciudadanos lo antes posible.

Antecedentes

En toda la Unión Europea, un 20% de las frecuencias radioeléctricas actualmente utilizadas por el servicio de televisión pasarán a ser utilizadas por los servicios de telefonía móvil de cuarta generación 4G, lo que permitirá desarrollar los servicios de acceso a Internet móvil de muy alta velocidad.

La liberación de esta banda de frecuencias actualmente ocupada por televisiones nacionales, autonómicas y locales, es un mandato de la UE

La Comisión Europea ha reservado el uso de la banda de 790-862 MHz, llamada Dividendo Digital, para la tecnología LTE/4G en toda Europa. En el Dividendo Digital están ubicados en la actualidad algunos canales de televisión, tanto privados como públicos, nacionales, autonómicos y locales.

Por tanto, estos canales se han de mover a otras frecuencias por debajo de la banda de 800MHz en determinadas zonas geográficas. Aunque el Plan garantiza la oferta básica de televisión para todos los ciudadanos, en algunas zonas los ciudadanos tendrán que actuar sobre las instalaciones de recepción de televisión en los edificios de mayor tamaño para continuar recibiendo toda la oferta existente. Las viviendas unifamiliares y edificios de pequeño tamaño no se verán afectados.

Esta reordenación de la TDT viene motivada por mandato europeo y por los efectos de la sentencia del Tribunal Supremo que ordenó el apagado de 9 canales que se materializó el 6 de mayo de 2014.

Plan Técnico Nacional de la TDT

El Plan Técnico Nacional de la TDT aborda en primer lugar la reordenación de las frecuencias dónde se explotará la TDT.

En el Plan se ha previsto que la TDT se explotará mediante 8 canales múltiples digitales de cobertura nacional y autonómica, además de mantener la oferta de televisión local, y garantiza con ello la continuidad de toda la oferta actual de canales nacionales, autonómicos y locales.

En el ámbito de cobertura nacional se reservará la capacidad de 5,4 múltiples digitales para las emisiones de RTVE y de las actuales televisiones privadas. En esta capacidad se mantiene la actual oferta de canales nacionales y permitirá la progresiva evolución hacia la alta definición.

El Plan permitirá también mantener todos los canales autonómicos que se están emitiendo en la actualidad y su evolución tecnológica hacia la alta definición, todo ello en las mismas condiciones establecidas para los canales nacionales.

Además el Plan establece que un 30% de las frecuencias disponibles para la televisión privada nacional se destine a incrementar la oferta actual de canales mediante la convocatoria de un concurso. En la configuración de este concurso se dará prioridad a la oferta de contenidos de alta definición.

En segundo lugar el Plan establece medidas para completar el proceso de reordenación de las frecuencias de televisión para la liberación del dividendo digital. El objetivo principal será evitar molestias a los ciudadanos, facilitar la adaptación de las instalaciones y garantizar en todo momento la posibilidad de seguir recibiendo toda la oferta de canales. La liberación completa de la banda del dividendo digital se producirá al finalizar el presente año 2014.

Procede resaltar que el Plan se ha diseñado para mantener la oferta básica de los principales canales de televisión dentro de los múltiples digitales ya antenizados. Por tanto los cambios de frecuencia afectan a algunos canales en determinadas zonas geográficas y solo a las instalaciones de los edificios de mayor tamaño.

El ciudadano no dejará de ver la oferta completa en ningún momento puesto que se habilitarán emisiones simultáneas o simulcast (en el que las televisiones emitirán por el canal antiguo y por el nuevo) durante todo el proceso de adaptación de las instalaciones de recepción de televisión. El Plan ha previsto medidas concretas para garantizar estas emisiones en simulcast.

Campaña Informativa a partir de otoño

A partir de septiembre y hasta final de año, se ha previsto una campaña informativa sobre la reordenación de la TDT y la liberación del dividendo digital, que se complementará con las campañas de las propias televisiones, para que junto a las administraciones locales y regionales, los instaladores, los presidentes de cada comunidad de propietarios y los administradores de fincas se adapten las instalaciones de recepción de televisión antes del 1 de enero de 2015.

La campaña se centrará en informar a los ciudadanos de los cambios que afectan a su zona geográfica así como a las actuaciones necesarias para adaptar sus sistemas de antena colectiva.

FUENTE: WEB DEL MINISTERIO


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba