Medios

Cintora fue amonestado varias veces por su trato "despótico" con su equipo e invitados

El periodista mantuvo frecuentes desencuentros con su plantilla, con los máximos responsables de Informativos y con Paolo Vasile. Su forma “parcial” de entrevistar a los invitados de 'Las mañanas de Cuatro' hizo que algunos cargos políticos rehusaran volver al programa por el temor al "fuego indiscriminado" de Cintora.

El periodista Jesús Cintora
El periodista Jesús Cintora Mediaset

La decisión de Mediaset de destituir a Jesús Cintora como presentador de Las mañanas de Cuatro no fue flor de un día. Se fraguó durante meses, en los que el periodista mantuvo serios desencuentros con su equipo, con los responsables de Informativos de la compañía y con el propio Paolo Vasile por su estilo “despótico”, “desmedido” y “parcial” de conducir su programa. Fue advertido en varias ocasiones de que el camino que había enfilado no era el correcto, ante lo que hizo caso omiso. Esa actitud minó poco a poco la paciencia de la cúpula de este grupo de medios de comunicación hasta que el pasado jueves decidió cortar por lo sano y apartarle de su cargo.

La noticia corrió como la pólvora en las redes sociales desde el momento en que trascendió. Fueron muchos los usuarios que atribuyeron este cese a las presiones políticas que han recibido durante los últimos meses las televisiones privadas, a las que se culpa de haber dado alas a Podemos y un excesivo protagonismo a sus cabecillas.

Es cierto que las llamadas a los programas de debate desde Génova y Ferraz son habituales. También lo es que las opiniones de Cintora coincidían casi siempre con las del partido de Pablo Iglesias. Pero su destitución no tuvo que ver con ninguna coacción del Gobierno. Todo lo contrario, pues se explica en su forma de dirigir las tertulias y en su actitud “autoritaria” dentro y fuera de las cámaras, explican fuentes conocedoras de la dinámica de su programa.

Varios cargos políticos han rehusado volver a ser entrevistados por Cintora por el trato incorrecto que les dispensó

Quienes preparaban Las mañanas de Cuatro junto a este periodista soriano reconocen que es un trabajador incansable al que le gusta cuidar cada detalle. Pero tanto afán tiene de que todo salga perfecto que, cuando algo se torcía, “enfurecía” y ocasionaba algún conflicto, sin importarle con quien fuera, precisan fuentes de su equipo, que explican que el último encontronazo “sonado” que mantuvo fue hace unos días con los directores de informativos, “a voz en grito” y ante la mirada de varios miembros de su redacción.

Políticos que se negaban a volver al programa

Fuentes cercanas a Paolo Vasile afirman que el estilo incisivo con el que Cintora entrevistaba a sus invitados no suponía molestia alguna para el consejero delegado de Mediaset, sino que lo que realmente le incomodaba era la forma en que se involucraba en los temas que se trataban en las tertulias. “Más de una vez le pidió que fuera más objetivo y no mostrara de una forma tan descarada su opinión. Pero nunca le hizo caso", aseveran.

Desde que asumió su cargo en mayo de 2013, el presentador discutió en directo con políticos de toda índole y color, desde Rafael Hernando, del PP, hasta Gaspar Llamazares, de Izquierda Unida. La excesiva presión que ejercía sobre estos cargos públicos llevó a que varios de ellos rehusaran acudir al programa o, incluso, ofrecerse para realizar una conexión en directo, ante el temor de sufrir alguna cornada por parte de Cintora, reconocen desde su equipo.

El sustituto de Jesús Cintora al frente de 'Las mañanas de Cuatro' es Javier Ruiz

Su fórmula funcionaba, pues en los casi dos años que ha estado al frente de Las mañanas de Cuatro ha conseguido subir en casi ocho puntos la audiencia del programa. Pero la intención de Mediaset no era incomodar de una forma tan arbitraria a los partidos políticos, y menos en un 2015 en el que se van a celebrar elecciones locales, autonómicas y generales.

Ahora bien, fuentes cercanas a la Dirección de Mediaset descartan por completo que se vaya a imprimir un giro ideológico al programa en su nueva etapa, con Javier Ruiz al frente. El periodista ha rehusado hacer declaraciones a Vozpópuli sobre el estilo que elegirá para este nuevo proyecto, pero informantes de Cuatro vaticinan que, al igual que Cintora, no recibirá ninguna orden de la cúpula de la cadena para que en sus tertulias se beneficie a alguna opción política en concreto. "Se le pedirá que no trate de condicionar a la audiencia sobre los temas que trata". Es decir, al contrario que su predecesor, auguran.

Lo que se descarta desde Mediaset es que la destitución de Cintora suponga la rescisión de su contrato, que finaliza dentro de un año. Desde el grupo certifican que le buscarán nuevos proyectos aunque, de momento, no hay ninguno disponible. Este periódico ha contactado con el periodista para tratar de obtener su versión de los hechos, pero ha preferido no pronunciarse al respecto.

Este programa de debate continuará el lunes y, como hasta ahora, se enfrentará a las frecuentes presiones políticas que reciben estos espacios televisivos de debate y reproducirá la crispación existente en una buena parte de la sociedad española. Pero lo hará sin Jesús Cintora, un periodista "franco, pero muy conflictivo" que ha sido víctima de los múltiples fuegos que avivó, concluyen fuentes de Las mañanas de Cuatro.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba