Medios

Intereconomía insiste en que tiene futuro pese a las denuncias de impagos de sus ex empleados

Antiguos trabajadores del grupo forman una plataforma para reclamar los salarios que se les adeudan. Desde la compañía hablan de "campaña orquestada sobre la base de infundios". Melchor Miralles se incorpora en los próximos días como Director General de Contenidos.

Guerra abierta entre el grupo Intereconomía y un grupo de ex trabajadores que reclaman impagos. Los empleados se han organizado para exigir al grupo presidido por Julio Ariza que les abone el dinero que les adeuda. Han publicado sus denuncias en las redes sociales y aseguran que no van a cejar en su empeño. Sin embargo, las fuentes de Intereconomía consultadas por Vozpópuli aseguran que lo que se ha dicho en los últimos días sobre la empresa se enmarca "en una campaña orquestada sobre la base de una serie de infundios que han publicado algunas personas y algunos medios". Además, estas fuentes afirman que el grupo tiene futuro y que está trabajando en nuevos proyectos para salir adelante.

Esta semana estos antiguos empleados de Intereconomía enviaron un comunicado a los medios para anunciar que se habían unido en una plataforma. Su propósito es "cobrar la deuda salarial que la empresa mantiene con nosotros desde hace casi un año y que tememos acabará derivándose al FOGASA" (fondo de garantía salarial). Este grupo, formado por decenas de ex trabajadores, algunos despedidos y otros que se han marchado voluntariamente, considera inadmisible "no haber cobrado nuestros sueldos impagados mientras la empresa contrata a nuevo personal". Entre las acciones de presión que desarrollan está, según explican, el movimiento en redes sociales. En Twitter están utilizando el hastahg #IntereconomiaNOpaga desde la cuenta @internopaga. También han creado en Facebook el grupo "Afectados Intereconomía". Incluso, ya vuelcan todas sus acciones y denuncias, que incluyen entrevistas en varios medios, en el blog http://afectadosintereconomia.wordpress.com/.

"Millonaria deuda"

En el centro de las críticas de los ex empleados están el propio Ariza y Luis Sans, CEO de la compañía. "Mientras tanto el grupo de comunicación continúa operando y lleva a cabo una segregación empresarial de la mano de Luis Sans, condenado por estafa, y Alvaro Pérez, El Bigotes, imputado en la trama Gurtel", denunciaron en su primer comunicado. Aseguraron también que "Intereconomia ha puesto en marcha en las últimas semanas un proceso de selección de personal tanto en las áreas técnica como de redacción para cubrir los puestos de trabajo vacantes". Según explicaron en su nota, "los nuevos contratos están cobrando sus sueldos con cierta regularidad mientras decenas de despedidos (bajo distintas fórmulas) han salido de la empresa con una millonaria deuda de salarios, finiquitos e indemnizaciones".

"Entre los nuevos y más sonados fichajes está el del periodista Melchor Miralles y parte de su equipo en la extinta VEOTV", argumentaron. Igualmente, aseguraron que a tenor de la difícil situación económica que atraviesa el grupo, el propio Miralles había pedido un aval "para garantizar que al menos cobra durante los tres primeros meses". Fuentes del entorno de Miralles consultadas por este diario confirman que se incorporará en los próximos días como Director General de Contenidos de Intereconomía. Y niegan categóricamente que haya pedido y recibido aval alguno para comprometerse en el proyecto de Julio Ariza

Petición y embargo

La plataforma de afectados también ha puesto en marcha una petición al Ministerio de Empleo para que investigue las maniobras del grupo. Además de todo lo que ha denunciado este grupo de ex trabajadores, diversos diarios han publicado varias informaciones en los últimos días que parecen agravar la situación del grupo de comunicación. El diario El Mundo aseguró que los anunciantes quieren insertar su publicidad durante el exitoso programa Punto Pelota pero no en el resto de espacios de la cadena. El rotativo on line eldiario.es fue el primero en hacerse eco de las denuncias de los ex empleados. Además, el portal PRnoticias ha publicado que el diario La Gaceta está a punto de ser embargado y que la madre del citado Luis Sans es la propietaria de la empresa que está contratando al nuevo personal. Por último, Fede de Juan, cabeza visible del equipo del programa de humor Los Clones, anunció en Twitter su marcha de la cadena.  

Entre los trabajadores que quedan en Intereconomía TV, La Gaceta y Radio Intereconomía las sensaciones son contrapuestas. A la mayoría de ellos el grupo les debe entre cinco y seis nóminas. Algunos creen que la compañía saldrá adelante. Y otros consideran que no hay solución. Solo el tiempo lo dirá.   


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba