Medios

Los bancos dan dos meses al Grupo Zeta para resolver la entrada de los herederos de Lara

El empresario pretendía comprar el 23 % de las acciones de ‘El Periódico de Catalunya’ a cambio de una quita de deuda. Eso permitió que el Grupo Zeta obtuviera una moratoria de pago con los bancos que finalizará en abril. Si ‘los Lara’ dieran un paso atrás, la editora de medios de los Asensio se enfrentaría a una “alerta roja” financiera.

José Manuel Lara impulsó la compra del 23 % de las acciones de 'El Periódico'
José Manuel Lara impulsó la compra del 23 % de las acciones de 'El Periódico' EFE

Semanas antes de morir, José Manuel Lara Bosch inició una operación empresarial con la que no estuvo de acuerdo casi nadie de su círculo de asesores. Es la compra del 23 % de las acciones de El Periódico de Catalunya, el diario de su ciudad, de cuyo Consejo de Administración quería formar parte junto a su hija Marta. Para consumar la adquisición, pidió que los bancos condonaran un porcentaje de deuda equivalente al 50 % del dinero que inyectara en el maltrecho Grupo Zeta. Mientras se negociaba este punto, la compañía de los Asensio obtuvo una moratoria de pagos que tiene fecha de caducidad: finales de marzo.

Si en ese momento no se ha resuelto la sucesión de ‘los Lara’ y no se ha efectuado la compra de este paquete accionarial, se agravarían los problemas financieros de la empresa editora de El Periódico, Ediciones Primera Plana, que mantiene un crédito sindicado con varias entidades bancarias (entre ellas, Banco Popular, La Caixa y BBVA) que asciende a casi 120 millones de euros y que compromete su futuro.

La deuda de la empresa editorial de 'El Periódico de Catalunya' asciende a 120 millones de euros

Fuentes del Grupo Zeta han explicado a Vozpópuli que esta tregua otorgada por los bancos permitió a la empresa aplazar, el pasado diciembre, el pago de 8 millones de euros correspondientes a vencimientos del crédito, un hecho que ha dado oxígeno a una compañía con una preocupante situación financiera. Durante este tiempo, las entidades bancarias han trabajado en una auditoría de cuentas a Ediciones Primera Plana que les servirá para dirimir si aceptan la quita de deuda exigida por Lara Bosch. Ahora que ha fallecido, la gran pregunta es: ¿aunque den el visto bueno a esta petición, sus herederos seguirán interesados en entrar en el negocio?

Una compra al margen del Planeta y Atresmedia

Uno de los aspectos que cabe tener en cuenta para explicar la naturaleza de esta operación es que José Manuel Lara Bosch la emprendió “a título particular”. Es decir, no la vinculó ni a Atresmedia, ni a Planeta, sino a su fortuna familiar, gestionada en una parte por su hija Marta. ¿Por qué estaba interesado el empresario por consumarla? Mucho se ha escrito en las últimas semanas sobre esto y, mientras para unos obedecía a un mero deseo de poseer una parte del periódico más vendido en los quioscos de su ciudad, para otros se debe a que sus asesores no aceptaron un movimiento que no consideraban rentable.

Desde la redacción, se temió que esta venta pusiera coto a la línea editorial catalanista seguida por este diario, pero no parece que fuera la intención de un empresario con uno de los imperios mediáticos de ideología más esquizofrénica que hoy abarca desde el diario La Razón hasta La Sexta.

Los bancos trabajan actualmente en una auditoría de cuentas a Ediciones Primera plana que dirimirá si aceptan una quita de su deuda

Próximamente, se desvelarán las condiciones de la herencia y se conocerá quién encabezará las empresas que hasta ahora lideraba Lara Bosch. Desde Planeta, se asegura que la transición será tranquila, pero en ella confluirán los intereses de varios familiares de forma directa o a través del abogado y representante José Creuheras, por lo que no es descartable que surjan disputas internas. Marta Lara García no pugnará por el sillón presidencial, aunque queda la duda de si impulsará la operación de compra de títulos de El Periódico una vez los bancos den su beneplácito a la quita de deuda.

En el caso de que siguiera adelante, está por ver quién acompañaría a Marta en el Consejo de Administración, que continuaría presidido por Antonio Asensio Mosbah. También queda en el aire de qué forma aliviaría la entrada de ‘los Lara’ la situación económica de un grupo que tiempo atrás ya se vio obligado a refinanciar su deuda y al que sus problemas de liquidez le han condicionado su día a día desde hace varios años. Lo que está claro es que hay una fecha marcada en rojo en el calendario de los responsables del Grupo Zeta: el 1 de abril. Ese día, deberá estar resuelta esta adquisición de acciones. De lo contrario, se agravarían sus problemas con los bancos.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba