Medios

Cebrián pide más de 1.100 millones a Telefónica por Digital Plus y hace temblar a los bancos

El presidente de Prisa, henchido por el preacuerdo de deuda con Santander, Caixa y HSBC, ha querido sacar tajada y ahora pide más de 1.100 millones a Telefónica por el 56% de Digital Plus, frente a los entre 800 y 1.000 millones previstos. Consecuencia: Alierta se espanta, los bancos tiemblan y aparece el fantasma de la bancarrota.

Juan Luis Cebrián, presidente de Prisa.
Juan Luis Cebrián, presidente de Prisa. EFE

El presidente del grupo Prisa, Juan Luis Cebrián, henchido por el principio de acuerdo alcanzado para la refinanciación de la deuda de 3.100 millones de euros que asfixia al grupo, ha movido ficha para tratar de pescar algo más por la venta del 56% de Digital Plus a Telefónica.

Y su movimiento no sólo ha incomodado a la operadora que preside César Alierta, sino que además ha desestabilizado el principio de acuerdo con los bancos y algunos fondos y ha sembrado tantas dudas en el mercado que el Wall Street Journal se desayunaba el jueves pasado con la posibilidad de que la compañía se declare en bancarrota en EEUU.

El inesperado quiebro del periodista encumbrado a alto ejecutivo empresarial no ha podido llegar en peor momento. Santander, Caixabank, y HSBC, los tres grandes bancos acreedores del macropréstamo, así como Cerberus, el principal fondo buitre también acreedor de Prisa, se disponían a dar el sí definitivo a la firma del acuerdo de refinanciación.

Los cuatro consideraban que el acuerdo se podía sacar adelante dado que cuentan con el plácet del 72,9% de los acreedores de toda la deuda, pero Cebrián ha aprovechado el balón de oxígeno dado por sus refinanciadores para exigir a Telefónica algo más de lo que había pedido hasta ahora.

En la fase de negociación del préstamo, el precio que los bancos y la dirección de Prisa, con la atenta supervisión de Telefónica, habían manejado como razonable se situaba entre los 800 y 1.000 millones de euros por el 56% de Digital Plus, lo que confería en el tramo alto de la horquilla un valor total de la plataforma de pago de 1.800 millones de euros.

El ex director de El País ha desempolvado los precios de 2010 y dice ahora que el 100% de Digital Plus podría valer más de 2.000 millones

Pero el ex director de El País, aprovechando la buena entente conseguida con los bancos para salvar de la quiebra al grupo, ha desempolvado precios de 2010. En concreto, según confirman fuentes financieras, Cebrián ha trasladado el mensaje a Telefónica de que el valor de Digital Plus podría estar en el entorno de los 2.000 millones de euros, en línea con lo pagado por la teleco y por Mediaset hace tres años, cuando adquirieron a Prisa sendos paquetes del 22% a razón de 470 millones cada uno.

Según estas valoraciones, el 56% de la plataforma valdría unos 1.120 millones, algo que tanto Telefónica como los bancos acreedores consideran desorbitado y fuera de lugar en estos momentos. De hecho, las fuentes financieras señalan el estupor de los bancos, que no se fían de Cebrián, del que ya pidieron su cabeza en el proceso negociador, y temen que su estrategia dé al traste con el preacuerdo alcanzado.

El preacuerdo de refinanciación vuelve a estar en el aire, dado que va ligado a la venta del 56% de la plataforma de pago y Telefónica no está dispuesta a pagar más por este paquete

Las fuentes recuerdan que no hay acuerdo de refinanciación si no se procede a la venta de un activo de peso, y ése es Digital Plus. "Lo uno va ligado a lo otro y si ahora Cebrián tensa la cuerda con Telefónica podría dar al traste con todo el proceso".

El sorprendente intento del presidente de Prisa de colársela a los bancos tratando de que Telefónica transija ha desestabilizado también la imagen del grupo a nivel internacional. Muchos fondos de inversión (algunos de ellos son acreedores y forman parte de este 27,1% que aún no ha dado el sí al acuerdo de refinanciación) creen que Prisa podría declararse en bancarrota en EEUU, pues no podrá hacer frente a sus vencimientos a corto plazo y sólo dispone de oxígeno para afrontar julio y agosto. En esta línea se pronunciaba The Wall Street Journal el pasado jueves.

Y si Cebrián tensa la cuerda en exceso con Telefónica, la quiebra del grupo sería inminente.

A mediados de junio, el grupo de la familia Polanco dio un mensaje esperanzador al mercado que ahora puede derrumbarse: "Como resultado de las conversaciones mantenidas con sus principales bancos acreedores durante las últimas semanas, Prisa ha presentado en el día de hoy [14 de junio] a la totalidad de sus acreedores financieros una propuesta de reestructuración de la deuda financiera. (…) Esta propuesta cuenta con el apoyo de un grupo de acreedores representativos de un 72,9% del total de la deuda financiera. La compañía espera obtener el apoyo unánime a la misma y que se pueda materializar en las próximas semanas", decía el hecho relevante enviado a la CNMV.

Un mes después, el acuerdo vuelve a estar en entredicho y las acciones del grupo han vuelto a tocar mínimos históricos tras varios días de fuertes caídas.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba