Medios

El socio mexicano de Prisa inyectó una quinta parte de lo que esperaba Cebrián

Hace unos días el grupo mediático anunció la llegada como socio de referencia de Roberto Alcántara Rojas. Invirtió 100 millones de euros aunque se necesitaban 500. Mientras, los bancos ya controlan más del 20% del accionariado del 'holding'... 

No es oro todo lo que reluce. Hace unos días el grupo Prisa anunció la llegada del inversor Roberto Alcántara Rojas. Este empresario dedicado al transporte en México inyectó 100 millones de euros y se hizo con el 9,3% de las acciones. Se convertía así en socio de referencia del holding de medios. Sin embargo, fuentes del propio conglomerado mediático exponen a Vozpópuli que su llegada no ha sido tan generosa como se esperaba. En un principio, el presidente ejecutivo, Juan Luis Cebrián, y otros directivos esperaban que el nuevo socio invirtiera unos 500 millones de euros. Algo que, de haberse concretado, habría supuesto prácticamente entregarle el control del grupo. Pero no fue así. Y ahora el accionariado es un auténtico batiburrillo, con multitud de accionistas con voz y voto en las juntas de accionistas. De hecho, los bancos ya tienen más del 20% del accionariado del grupo

El grupo presidido por Cebrián está en pleno proceso de desinversiones, con continuas ventas de activos, y arrastra una deuda de 3.300 millones de euros

La llegada del socio mexicano a Prisa se cocinó a principios de este año. Allá por febrero ya se supo que Alcántara Rojas llegaría al grupo. Una llegada que se concretó semanas después, cuando se reestructuró el consejo de administración de la compañía. Estaba cantado que el empresario llegaba para convertirse en un socio de referencia. Quedaba la duda de cuánto invertiría en la compañía. La cifra que se manejó cuando se llegó al pacto para que llegase, aseguran las citadas fuentes, rondaba los 700 millones de dólares. Es decir, más de 500 millones de euros. De haber inyectado tal cantidad, prácticamente Alcántara Rojas tendría Prisa en sus manos. Y, lo que es más importante, el holding presentaría unas posibilidades más fuertes para ser solvente. No puede olvidarse que el grupo está en pleno proceso de desinversiones, con continuas ventas de activos, y arrastra una deuda de 3.300 millones de euros.  

Finalmente, el nuevo socio invirtió una quinta parte de lo que muchos ansiaban. Las fuentes mencionadas aseguran que la decisión de Alcántara Rojas de invertir solo 100 millones ha caído como un jarro de agua fría entre algunos directivos. Habrá que ver, por tanto, qué supone en el futuro el aterrizaje de este accionista de referencia que, por cierto, no tuvo mucho éxito en una entidad con graves problemas que llegó a presidir. A priori, el mexicano, muy cercano al presidente mexicano Enrique Peña Nieto, llega de la mano de Cebrián y por tanto ambos se alinearán juntos cuando sea menester. Por supuesto, la llegada de Alcántara Rojas mediante una ampliación de capital ha provocado que la familia Polanco baje su poder ostensiblemente. A principios de año los Polanco controlaban el 31% de la compañía y ahora solo el 12%

Más accionistas

Entretanto, las entidades bancarias cada vez tienen en su poder más acciones del grupo editor de El País. Como ya adelantó este diario semanas atrás, Caixabank, Santander y HSBC aterrizaron en julio como accionistas de Prisa. Al igual que Telefónica. Las tres entidades y la multinacional de telefonía han llegado como consecuencia de un acuerdo de hace dos años. En junio de 2012, el holding anunció que cerraba una operación con La Caixa, Santander, HSBC y Telefónica para convertir su deuda en bonos. Una operación cifrada en 443 millones de euros. La emisión de bonos se realizaría en dos tramos: uno de 334 millones de euros destinados a bancos acreedores, que se comprometieron a suscribir en su totalidad los tres bancos, a cambio de la modificación de los préstamos a Prisa; y otro de 100 millones de euros, que desembolsaría en efectivo Telefónica. Han pasado los dos años y los bonos se han convertido en acciones. 

La entidad Morgan Stanley comunicó días atrás la toma de un 4,7% del capital fruto de la conversión de acciones Clase B por ordinarias

Según consta en los registros oficiales de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Telefónica declara ahora una participación del 5,29% en el grupo mediático, el Santander posee otro 5,38% y Caixabank se ha hecho con un 5,34%. Además, está previsto que en los próximos días HSBC, según reveló EP. Y a ello hay que sumar que días antes la entidad Morgan Stanley comunicó la toma de un 4,7% del capital fruto de la conversión de acciones Clase B por ordinarias. Sin olvidarse, claro está, el peso en el accionariado de los diferentes fondos buitre que han ido inyectando dinero en los últimos años. Sin ir más lejos, dieciséis de ellos participaron en la última refinanciación de la deuda, cerrada el pasado diciembre. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba