Medios

Cebrián volverá a aprovechar una Junta de Accionistas de Prisa para incrementar su poder

La compañía editora de 'El País' celebra este lunes una reunión en la que su Consejo de Administración, controlado totalmente por Cebrián, asumirá nuevas funciones. La asamblea aprobará las preocupantes cuentas de 2014, que reflejan pérdidas de más de 2.000 millones de euros.

El presidente ejecutivo del Grupo Prisa, Juan Luis Cebrián
El presidente ejecutivo del Grupo Prisa, Juan Luis Cebrián EFE

La figura de Juan Luis Cebrián ha crecido sin límite en el Grupo Prisa desde el fallecimiento de Jesús de Polanco. De ahí que la situación informativa y económica de las empresas que componen esta compañía se explique, en buena parte, en las decisiones que ha tomado este ejecutivo, algunas de las cuales -como la OPA a Sogecable- han hecho perder decenas de millones de euros a la editora de El País. Este lunes, la empresa celebra su Junta General de Accionistas y, en ella, Cebrián expandirá su poder a algunas nuevas parcelas.

Los asistentes a la reunión deberán dar su visto bueno al informe de cuentas que les presentarán los responsables del grupo, que recoge unas pérdidas de más de 2.200 millones de euros. El dato más positivo es que la deuda de Prisa se redujo en más de 700 millones durante el pasado ejercicio -hasta los 2.500 millones actuales- aunque, eso sí, a costa de deshacerse de negocios en sectores estratégicos como el editorial o el de la televisión.

Durante el encuentro, se confirmará como consejero delegado de la compañía a José Luis Sainz, hombre de su absoluta confianza que sustituyó en el cargo hace unos meses a Fernando Abril-Martorell, quien dimitió después de que su relación con Cebrián se convirtiese en insostenible. Eso sí, no se fue de vacío, pues unas semanas después de su salida fue nombrado presidente de Indra, con la inestimable ayuda del Gobierno.

El Consejo de Administración asumirá más poder

La asamblea que tendrá lugar en el Teatro Real de la capital madrileña dotará de más competencias al Consejo de Administración de la compañía, cuyo conductor, brazo ejecutor y voz predominante es Cebrián. Entre los puntos del orden del día que se someterán a votación -y que se aprobarán con toda seguridad- se encuentra el de modificar un artículo de los estatutos de la compañía para que la Junta General de Accionistas no pueda impartir instrucciones al Consejo, “ni someter a su autorización la adopción de decisiones sobre asuntos de gestión”, tal y como se recoge en la nueva Ley de Sociedades de Capital.

En la Junta General de Accionistas, el Consejo asumirá nuevas funciones, que controlará Cebrián

Los socios de Prisa también deberán votar sobre la posibilidad de delegar en este órgano la facultad de incrementar el capital social de la compañía en una o varias veces. Asimismo, se les pedirá el visto bueno para que el Consejo pueda nombrar consejeros “por cooptación” sin necesidad de que sean accionistas de la empresa.

La cúpula de esta empresa -y, por ende, Cebrián- obtendrá durante esta reunión la total potestad para emitir valores de renta fija de diferentes formas, así como warrants (opciones), participaciones preferentes y pagarés; lo que le otorgará un mayor margen de maniobra sobre el presente y el futuro financiero del grupo.

Un 2014 en la cuerda floja

En su discurso ante los accionistas del grupo, el presidente ejecutivo de Prisa tendrá que argumentar el motivo de las fuertes pérdidas que registró Prisa durante el pasado ejercicio, así como el declive de varias de sus divisiones o el estancamiento de sus productos en Latinoamérica, un continente estratégico que no da frutos de la forma en que se esperaba. O, al menos, que se anunciaba.

El ejemplo más claro de la pérdida de peso de esta compañía se encuentra en El País, cuyas ventas y facturación publicitaria se han reducido drásticamente durante el último año; y cuyo nuevo modelo informativo -más orientado a la derecha- no ha convencido a los lectores. Su otro buque insignia en el terreno de los medios de comunicación, la Cadena SER, es líder de la radio española, pero sus ingresos han disminuido de forma preocupante desde que comenzó la crisis económica, tal y como ha argumentado Prisa.

El negocio con el que hasta hace poco dominaba el sector de la televisión de pago en España, Digital Plus, pasará esta semana a manos de Telefónica. Su división editorial tiene fuerza, pero menos que hace un año, cuando Prisa aún mantenía Ediciones Generales. Y Prisa Revistas no ha parado de menguar desde el inicio de la crisis económica, en un declive que continuará por los planes de Cebrián de reducirla a la mínima expresión.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba