Medios

Cebrián censura noticias sobre Catar mientras negocia la entrada de petrodólares en Prisa

El Comité de Redacción de ‘El País’ ha denunciado la censura de informaciones negativas sobre el emirato, en un momento en el que Prisa ultima la entrada en su accionariado del sultán Ghanim Alhodaifi Al-Kuwari, que está dispuesto a invertir 75 millones de euros en la empresa.

El presidente ejecutivo del Grupo Prisa, Juan Luis Cebrián
El presidente ejecutivo del Grupo Prisa, Juan Luis Cebrián EFE

El Grupo Prisa aprobó a finales de febrero una ampliación de capital de 75 millones de euros con motivo de la inminente entrada en su accionariado de la empresa catarí International Media Group, presidida por el sultán Ghanim Alhodaifi Al-Kuwari. Desde que se inició esta negociación, aún abierta, los periodistas de El País han observado que la línea editorial de este diario ha sido demasiado complaciente con los gobernantes de este emirato, salpicados por asuntos tan turbios como el posible soborno a la FIFA para que les adjudicara la organización del Mundial de fútbol de 2022. Sin ir más lejos, el Comité de Redacción del periódico ha criticado recientemente la censura de informaciones que denunciaban las condiciones de semi-esclavitud a las que se somete a los trabajadores extranjeros que han sido contratados para construir los estadios donde se disputará este campeonato.

En concreto, este órgano ha expresado su malestar por la repentina desaparición de una noticia publicada hace unos días en la web de El País, en la que se informaba sobre la detención de dos periodistas de la BBC que habían viajado a Catar para realizar un reportaje sobre el maltrato a los empleados de las obras del Mundial. También ha reconocido su incredulidad por la retirada de la planilla de su edición impresa, sin previo aviso, de una información sobre una denuncia de Amnistía Internacional a la FIFA por el mismo tema. A la vista de estos sucesos, el Comité pidió explicaciones al director del periódico, Antonio Caño, y a su mano derecha, David Alandete. Sin embargo, no les aclararon los motivos que les llevaron a tomar esta decisión.

Las informaciones que se censuraron en 'El País' denunciaban las condiciones de semi-esclavitud de los trabajadores de Catar

No es la primera vez que Catar recibe un trato especialmente favorable en los medios impresos de Prisa desde que se anunció la futura entrada de petrodólares en el grupo. Fuentes internas recuerdan a Vozpópuli que el pasado 9 de abril la sección de Deportes de El País abrió con una "intrascendente" entrevista con el ministro del ramo de Catar, Salah Bin Ghanem Bin Nasser Al Ali, en la que no se le preguntaba por temas fundamentales como la adjudicación fraudulenta de la Copa del Mundo.

De hecho, el cuestionario daba pie a que el entrevistado se explayara sobre los puntos fuertes de su país en materia deportiva ("¿Qué significa para un país como Qatar organizar un Campeonato del Mundo de Fútbol?", "¿Cómo quiere que se vea a Qatar en el extranjero?" o "Su equipo de balonmano fue medalla de plata en el Campeonato del Mundo, ¿en qué otros deportes esperan tener éxitos similares?"), pero no recogía ninguna pregunta que pudiera incomodarle lo más mínimo, apuntan fuentes del diario, que inciden en que, tan sólo un día después, el periódico Cinco Días incluyó un "generoso reportaje" a doble página en el que se exponían las virtudes de Doha.

La búsqueda de inversores para salvar Prisa de la quiebra

El tono suave de esta entrevista al ministro de Deportes catarí no es ninguna casualidad, si se tiene en cuenta que el futuro accionista de Prisa es un hombre de gran influencia política en el emirato desde hace más de dos décadas. Situado en la órbita de los Al Zani, está al frente de International Media Group, un holding empresarial fundado en la década de 1970 que cuenta con negocios en sectores como el energético, el de transporte, el inmobiliario o el de las tecnologías de la información, tal y como se puede observar en la web de la empresa. Según publicó hace unas semanas el medio CTXT, este sultán también dirige el canal de televisión Fadaat Media Limited; y juega un papel importante en la estrategia de comunicación adoptada por este país.

Su inversión en Prisa servirá para reducir una pequeña parte de la multimillonaria deuda que arrastra esta compañía que, a 31 de marzo de 2015, era de 2.406 millones de euros. Eso sí, a costa de dar entrada en su accionariado a un empresario sobre el que pende la sospecha de que pueda condicionar la línea editorial de la compañía. A este respecto, fuentes del periódico observan una relación directa entre la defensa que realiza El País de las políticas del presidente de México, Enrique Peña Nieto, y la entrada en la compañía en 2014 de Roberto Alcántara Rojas, empresario "sospechosamente" cercano a este mandatario que inyectó 100 millones de euros en la compañía hace unos meses.

Estos informantes también recuerdan que este diario sufrió un "gran cambio" tras la refinanciación de Prisa, pues desde entonces se ha mostrado más suave en sus críticas hacia los bancos -que accedieron a capitalizar su deuda- y hacia el Gobierno. En este último caso, por el importante papel que se atribuye a Soraya Sáenz de Santamaría en la culminación de esta maniobra para salvar al grupo de la quiebra.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba