Medios

Los directivos de Prisa planean repartirse incentivos por valor de 28 M. hasta 2015

Las retribuciones variables se abonarán mediante la entrega de acciones, además de cantidades en metálico que en el caso de los ejecutivos de mayor rango serán de hasta un 70%. Tendrá que ser sometido a la aprobación de la próxima Junta General.

Los directivos de Prisa planean repartirse incentivos por valor de 28 M. hasta 2015
Los directivos de Prisa planean repartirse incentivos por valor de 28 M. hasta 2015 EFE

Grupo Prisa someterá a votación en su próxima junta general (22 de junio) un suculento programa de gratificaciones para sus directivos que consistirá en la entrega de efectivo y de acciones. De dicho plan se beneficiarán la totalidad de los equipos directivos de las sociedades dependientes de la compañía cotizada, además de uno de sus consejeros ejecutivos: Manuel de Polanco Moreno. El resto de la cúpula del holding de medios quedará excluida, según ha comunicado la propia firma a la Comisión Nacional del Mercado de Valores.

El plan de Incentivos a Largo Plazo (ILP) previsto por Prisa entre 2013 y 2015 contempla un importe máximo a repartir de 28 millones de euros en el mejor de los supuestos de cumplimiento de los objetivos económicos marcados por la compañía cotizada para los próximos años. Prisa estima que el número máximo total de acciones a entregar a los partícipes será equivalente al 1,60% del capital social. El texto que se votará apostilla, no obstante, que el consejo de administración que preside Juan Luis Cebrián podrá no ejecutar o dejar sin efecto total o parcialmente el ILP “cuando las circunstancias así lo aconsejen”. Si el consejo no hace uso de la autorización para poner en marcha el ILP 2013-2015 antes del 31 de diciembre del ejercicio en curso, el acuerdo quedaría sin efecto.

La retribución variable total de los beneficiados por el ILP 2013-2015 se abonará mediante la entrega de acciones y mediante entrega de cantidades en metálico, con arreglo a los siguientes porcentajes: los directores de unidades de negocio y director general financiero obtendrán un 70% en dinero y un 30% en acciones, los miembros del comité de dirección un 80% y un 20%, mientras que para el resto de directivos la proporción será de 90%-10%.

El cálculo de la liquidación del ILP y el pago en metálico y la entrega de acciones se realizará dentro del ejercicio 2016, en los términos y condiciones que establezca, a propuesta del comité de nombramientos y retribuciones, el consejo de administración, quien determinará la fecha concreta de entrega de las acciones y del pago del importe en metálico. En el momento de entrega de las acciones se podrá vender el número de éstas que resulte necesario para el pago de los impuestos que se deriven de la entrega de las mismas. El consejo, por otro lado, podrá suscribir cuantos contratos entidades financieras para la mejor liquidación del plan.

Coto a los bonus de Cebrián

Los dieciséis miembros del consejo de administración y los once altos directivos de Grupo Prisa ganaron más de 11 millones de euros en 2012, una cuantía que es prácticamente la mitad de lo que la cúpula se repartió un año antes. La política de ajustes paralela al desembarco de la banca y Telefónica en el accionariado, ha dejado al equipo comandado por Cebrián sin los suculentos bonos ni las gratificaciones variables que engordaban sus nóminas. De hecho, la tijera se ha notado de manera significativa en los emolumentos de su presidente ejecutivo. Cebrián sumó unas ganancias en 2012 de poco más de 2 millones de euros entre su retribución fija (más de 1,1 millones de euros), la parte correspondiente de su compromiso de permanencia de tres años (850.000 euros) y el abono de beneficios sociales (más de 48.000 euros).

El grupo dispara sus números rojos

Hace dos semanas, Prisa volvió a comunicar a sus accionistas unos resultados muy alejados de la rentabilidad. Registró unas pérdidas por valor de 12,03 millones de euros en el primer trimestre, cuantía que representa un aumento del 49,7 por ciento en relación a los 8,04 millones reconocidos en el mismo periodo de 2012. En estos tres primeros meses del año, Prisa aumentó un 4,2% sus ingresos de explotación, hasta alcanzar los 678,75 millones de euros, mientras que el resultado bruto de explotación (Ebitda) se situó en los 78,41 millones de euros, un 25,4% menos que el año anterior. No obstante, la compañía ha matizado que excluyendo los efectos extraordinarios, el Ebitda ajustado se sitúa en los 82,88 millones de euros (un 23,1% menor). Estos resultados se "ven afectados por efectos extraordinarios en gastos que se corresponden con las indemnizaciones efectuadas en el marco del plan de eficiencia llevado a cabo desde diciembre de 2010", según explicó el grupo a la CNMV.

Prisa perdió 255 millones de euros el pasado año, un 43% menos que los 451 registrados en 2011. La deuda bancaria del grupo supera los 3.000 millones de euros.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba